Menú

Cristiano brilla en el momento de la verdad

Tras su discreta actuación en los dos primeros partidos, CR7 por fin ha brillado al marcar dos goles ante Holanda y liderar la remontada de Portugal.

0
Tras su discreta actuación en los dos primeros partidos, CR7 por fin ha brillado al marcar dos goles ante Holanda y liderar la remontada de Portugal.
Cristiano Ronaldo controla el balón ante Vlaar. | EFE

Cristiano Ronaldo es un futbolista fuera de serie y nadie puede ponerlo en duda. Después de su excelsa temporada con el Real Madrid, el delantero tiene la Eurocopa entre ceja y ceja. Por fin quiere hacer algo grande con Portugal. Estuvo discretísimo en los dos primeros partidos del torneo continental, ante Alemania y Dinamarca, pero por fin ha aparecido cuando más se le necesitaba, en el duelo decisivo clave contra Holanda.

Dos goles suyos han dado el triunfo (2-1) a la selección de las Quinas, que se mete en cuartos de final como segunda del grupo B tras la implacable Alemania, que pasa a la ronda de los ocho mejores con un pleno de victorias. Ahora los lusos se encontrarán con la República Checa, que se ganaba el billete el sábado tras imponerse a Polonia.

El partido entre holandeses y lusos en Járkov era a cara de perro. Más urgencias tenían los oranje, que necesitaban ganar por dos goles de diferencia y esperar a que Dinamarca perdiese ante los germanos. Bert van Marwijk retocó el equipo y sacrificó a Heitinga, Van Bommel y Affellay para dar entrada en el once a Vlaar, Van der Vaart y Huntelaar, respectivamente. La entrada de estos futbolistas en la segunda parte del duelo frente a la Mannschaft resultó clave en la mejoría de los neerlandeses. En el otro bando, Paulo Bento no hizo modificación alguna con respecto al equipo titular que salió en los encuentros anteriores.

Empezaron mejor los subcampeones del mundo en el césped del Metalist Stadium y pronto se pusieron por delante. Después de un primer aviso a cargo de Sneijder, con un remate de volea que salió ligeramente desviado, fue otro exmadridista, Rafael van der Vaart, quien estrenó el marcador con un golazo desde fuera del área. El futbolista del Tottenham recibió en la frontal y sorprendió a Rui Patricio con un gran disparo de rosca a media altura (m.11).

Lejos de venirse abajo, reaccionó el talentoso equipo portugués y enseguida dispuso de dos buenas ocasiones con Cristiano y Hélder Postiga como protagonistas, aunque el jugador del Madrid estrelló la pelota contra el palo y acto seguido el zaragocista la cruzó en exceso en su remate ante Stekelenburg. Del dominio holandés se pasó al vertiginoso juego luso, con rápidas transiciones gracias, entre otras cosas, a la clarividencia de sus mediocampistas, donde destacó especialmente Joao Moutinho, un futbolista que destila calidad por los cuatro costados.

Rápidamente pudo comprobarse que podía ser la noche de Cristiano. El crack de Madeira tuvo otra gran ocasión con un cabezazo a bocajarro que repelió Stekelenburg y se redimió minutos después con el tanto del empate, al filo de la media hora. Recibió Ronaldo un gran pase interior de Joao Pereira, flamante fichaje del Valencia, y se presentó ante el meta holandés para batirlo con calidad.

Cristiano, ese futbolista siempre voraz, quiso más y siguió haciendo las delicias de los cerca de 38.000 espectadores que abarrotaron las gradas del Metalist Stadium, como con un fortísimo chutazo desde fuera del área que Stekelenburg desvió como pudo, un remate de cabeza en plancha que salió ligeramente desviado o un control orientado que rompió la cintura de Van der Wiel.

Holanda había ido de más a menos y se veía a merced del rival mientras una de sus principales estrellas, Robin van Persie, no dio señales de vida. Mala señal que no rascara bola en toda una primera parte que acabó con empate a un gol.

Asedio portugués

Tras el intermedio, la naranja mecánica trató de hacerse con la pelota y de acercarse a los dominios de Rui Patricio, pero en todo momento se topó con un rival muy serio en defensa, donde Pepe y Bruno Alves se mostraron inexpugnables. Además, los centrales contaron con la ayuda de Raúl Meireles y Miguel Veloso, que no dudaron en echar a un cable a sus compañeros, renunciando al lucimiento personal y ayudando al equipo.

Y es que Portugal ya tiene a Cristiano para esos otros menesteres. El madridista siguió campando a sus anchas sobre el césped, convirtiéndose en una pesadilla para Van der Wiel y el central Vlaar.

La selección de las Quinas, subcampeona continental en 2004 tras perder la Eurocopa disputada en su país ante la sorprendente Grecia, pudo haber ampliado la cuenta alcanzado el ecuador del segundo período, aunque el árbitro Nicola Rizzoli invalidó el tanto de Hélder Postiga –el zaragocista dejó minutos después su puesto en el campo al rápido extremo Nélson Oliveira–. Poco después, Coentrao lo intentó con un disparo desde la frontal, tras recibir un pase de Ronaldo, pero Stekelenburg se lució en su estirada.

Los lusos asediaban cada vez más al guardameta de la Roma, quien de nuevo volvió a brillar al evitar el tanto de Nani, tras un centro de primeras de CR7 y culminando una gran jugada colectiva. El segundo tanto de Portugal estaba al caer y, efectivamente, acabó llegando en la siguiente acción, cuando Cristiano culminó un rápido y perfecto contragolpe. El madridista tuvo la pausa necesaria para controlar en el área, recortar a Wan der Wiels y batir a Stekelenburg con un remate raso y seco (m.73).

El 2-1 premió el mejor juego de Portugal, que buscó ampliar su renta con sendas oportunidades de Nélson y Joao Pereira, convertido a delantero centro para la ocasión.

En los últimos diez minutos, Holanda reaccionó y fue a por el empate, aunque sin demasiada fe. Al fin se pudo ver a Van Persie, desaparecido en combate durante toda la noche, aunque el delantero del Arsenal remató desviado sobre el marco defendido por Rui Patricio. Lo intentaron también Van der Vaart, con un disparo de larga distancia que se estrelló en el poste, y Huntelaar, con una volea en el pico del área que salió desviada. Sin embargo, la última oportunidad fue para Cristiano, que estrelló la pelota en el palo.

La estrella portuguesa no pudo marcar un tercer gol, pero al menos ha podido redimirse tras sus flojos partidos. Acalla así las críticas y aparece a la hora de la verdad, cuando su equipo más lo necesita. Como ya hizo en el clásico del pasado abril en el Camp Nou para dar media Liga al Real Madrid. Ahora quiere hacer algo grande con Portugal y, si muestra su mejor versión, puede conseguirlo.


Ficha técnica

Portugal, 2: Rui Patricio; Joao Pereira, Pepe, Bruno Alves, Coentrao; Miguel Veloso, Moutinho, Raúl Meireles (Custodio, m.71); Nani (Rolando, min.86), Cristiano Ronaldo; y Hélder Postiga (Nélson Oliveira, m.64)
Holanda, 1: Stekelenburg; Van der Wiel, Mathijsen, Vlaar, Willems (Affelay, m.67); De Jong, Van der Vaart; Sneijder, Robben; Huntelaar y Van Persie

Goles: 0-1, m.11: Van der Vaart; 1-1, m.27: Cristiano Ronaldo, 2-1, m.73: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Willems (m.51) y Van Persie (m.69), y al portugués Joao Pereira (m.92)
Incidencias: Partido de la tercera jornada del grupo B de la Eurocopa 2012 disputado en el Metalist Stadium de Járkov (Ucrania) ante unos 38.000 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios