Menú

España derrota al fin a su bestia 'bleu'

Dos goles de Xabi Alonso han dado a España su primer triunfo contra Francia en partido oficial. Cristiano espera en semifinales.

0
Dos goles de Xabi Alonso han dado a España su primer triunfo contra Francia en partido oficial. Cristiano espera en semifinales.

España estará en semifinales de la Eurocopa. Los campeones del mundo han vencido a Francia (2-0) con dos tantos de Xabi Alonso, el primero al cabecear a la red un centro de Jordi Alba y el segundo al transformar un claro penalti de Réveillère a Pedro en el último minuto, y jugarán contra Portugal el próximo miércoles en el mismo escenario del Donbass Arena de Donetsk.

Le tenía muchas ganas España a su vecino, al que nunca había ganado ni en la Eurocopa ni en el Mundial hasta su triunfo de esta noche. Vencía en los amistosos pero no en los partidos oficiales. En la memoria española pesaban el gol de Platini a Arconada en 1984, el penalti fallado por Raúl en 2000 o la eliminación en el Mundial de Alemania 2006 ante Zidane y compañía. Sin olvidar las distintas afrentas galas al deporte español, con la polémica de los guiñoles como uno de los asuntos más recientes.

Vicente del Bosque sacó el mismo once que empató contra Italia en el debut en el torneo continental, con Cesc Fábregas como falso nueve y Fernando Torres en el banquillo, mientras que a Laurent Blanc se le disparó el cagómetro al poner en liza un trivote ultradefensivo que pudiera frenar el juego de toque de la selección española. M'Vila, Cabaye y Malouda eran sus apuestas en el medio campo, por detrás de los extremos Debuchy y Ribéry y de Karim Benzema, la referencia ofensiva. El técnico de Ales también sorprendió al dejar en el banquillo a Samir Nasri, uno de sus mejores jugadores pero que incendió el vestuario de la selección francesa tras la derrota contra Suecia.

Desde el pitido inicial se vio que se iba a cumplir el guión previsto. España toca y tocaba ante un rival que esperaba atrás. Los campeones se hicieron con la posesión de la pelota, pero seguían pecando de los mismos defectos al mover sin demasiada velocidad ni profundidad. El partido comenzó con polémica al no señalar el árbitro italiano Nicola Rizzoli un más que posible penalti de Gael Clichy a Cesc Fábregas.

Fue Xabi Alonso quien pidió la pelota en el centro del campo y el que movió al equipo. Después de un disparo lejano con el que intentó sorprender a Hugo Lloris, el mediocentro del Real Madrid firmó el 1-0 a los 18 minutos. Iniesta puso un buen pase en profundidad a Jordi Alba, quien se marchó de Réveillère con mucha clase y metió un medido centro al segundo palo, donde apareció Xabi para cabecear el balón a la red. España se adelantaba en el marcador y las semifinales se veían cada vez más de cerca.

Lejos de reaccionar, los galos siguieron a merced de un equipo que seguía tocando a placer en el centro del campo, llevando el encuentro a su terreno. Apareció entonces David Silva, que protagonizó una de las mejores jugadas de la noche al marear a Koscielny y poner un peligroso pase al corazón del área, aunque no hubo nadie para acompañar la acción. Eso era lo que le pasaba a España, que tenía la posesión y encerraba al rival en su área pero no había un rematador en el área que finalizase las jugadas.

Peor pintaban las cosas en el atorado equipo francés hasta que apareció Yohan Cabaye. El fino centrocampista del Newcastle, que no jugó ante Suecia por lesión, tuvo una buena ocasión en un lanzamiento de falta a la media hora, aunque Iker Casillas, sin adornarse, metió otra mano providencial para desviar a córner un balón que se dirigía a la escuadra. Fue de lo poco potable que ofrecieron los galos en una descafeinada primera mitad porque ni Ribéry ni Benzema, sus dos estiletes ofensivos, se dejaban ver.

Francia mejora tras el descanso

Blanc debió de darles una dura reprimenda a sus pupilos en el vestuario. Era imposible que Francia jugase peor que en la primera parte, así que los bleus salieron con bríos renovados tras el intermedio. Por inercia más que nada. Malouda pareció otro y Ribéry, esta vez sí, aparecía con peligro en el balcón del área. Pero enfrente tuvo a un Sergio Ramos excelso que pudo frenar sus embestidas en todo momento.

Poco a poco los galos llegaban con peligro a las inmediaciones de Casillas, como demostró Debuchy a la hora de partido con un cabezazo, tras centro de Ribéry, que salió desviado por poco. Blanc trató de dar más presencia al ataque con la entrada de Nasri, Ménez y Giroud, pero ninguno de los tres aportó nada. Del Bosque, que esperó a que fuera su homólogo francés quien moviera ficha primero, respondió metiendo a Fernando Torres y Pedro con la intención de dar velocidad al equipo y abrir el campo.

Lo consiguió a medias, pues Pedro, en su debut en la Eurocopa, empezó a llegar con peligro por el flanco izquierdo, aunque luego acabaría apagándose. De Torres mejor ni hablar. En nada contribuyó el madrileño, apagado durante los 25 minutos que jugó. Quien sí hizo de las suyas fue Ribéry, quien, tras una peligrosa cabalgada, obligó a Iker a intervenir para evitar el tanto del empate. El jugador del Bayern fue el único francés que llevaba sensación de peligro porque Benzema anduvo desaparecido casi toda la noche, deambulando por el campo como alma que se lleva el diablo. Se le esperó pero nunca estuvo.

España se veía cada vez más cerca de semifinales y el pase terminaría por rubricarse en el último minuto. Pedro se colaba dentro del área tras una gran jugada y fue claramente derribado por Réveillère. Rizzoli no dudó en decretar el penalti, que Xabi Alonso, el hombre de la noche en su partido número cien como internacional, transformaba con clase para poner el 2-0 en el marcador y acabar derribando a la bestia negra, o azul, que no ha sido tan bestia en esta ocasión.

Puede que Portugal, con el voraz Cristiano Ronaldo a la cabeza, se lo ponga más difícil a una España que va camino de hacer historia y convertirse en la primera selección que gana tres grandes torneos consecutivos, dos Eurocopas y un Mundial entre medias. El miércoles se verá en este mismo escenario del moderno Donbass Arena.


Ficha técnica

España, 2: Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi; Silva (Pedro, m.64), Iniesta (Cazorla, m.84) y Cesc (Torres, m.66)
Francia, 0: Lloris; Réveillère, Rami, Koscielny, Clichy; M'Vila (Giroud, m.79), Malouda (Nasri, m.64), Cabaye; Debuchy (Ménez, m.64), Ribéry; y Benzema

Goles: 1-0, m.18: Xabi Alonso; 2-0, m.90, Xabi Alonso, de penalti
Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Mostró tarjeta amarilla al español Sergio Ramos (m.30) y a los franceses Cabaye (m.41) y Ménez (m.75)
Incidencias: Tercer partido de cuartos de final de la Eurocopa 2012 disputado en el Donbass Arena de Donetsk (Ucrania) ante unos 45.000 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios