Menú

Los penaltis hacen justicia con una Italia superior

La azzurra, casi siempre mejor que una Inglaterra que fue de más a menos, se medirá a Alemania en semifinales.

0
La azzurra, casi siempre mejor que una Inglaterra que fue de más a menos, se medirá a Alemania en semifinales.
Andrea Pirlo (d) cae ante Scott Parker (i) y Danny Welbeck. | EFE

Italia se ha convertido en la última semifinalista de la Eurocopa 2012 tras superar a Inglaterra en la tanda de penaltis, después de que los 90 minutos reglamentarios y la prórroga finalizaran sin goles (0-0). El equipo de Cesare Prandelli fue superior durante la mayor parte del encuentro y al final se ha terminado haciendo justicia en el Olímpico de Kiev. Gianluigi Buffon detuvo el lanzamiento de Ashley Cole, mientras que Alessandro Diamanti convertía el penalti que terminaba por meter a los transalpinos en la ronda de los cuatro mejores.

La azzurra se medirá el próximo jueves a Alemania en Varsovia, con lo que se repetirá la semifinal del Mundial 2006 celebrado en territorio germano. El triunfo fue para el equipo entonces dirigido por Marcello Lippi, que a la postre se proclamó campeón. Ganó por 2-0 con goles de Fabio Grosso y Del Piero en la prórroga.

En un duelo con más nombre que juego entre dos de las mayores potencias del concierto futbolístico mundial, Italia fue superior a Inglaterra durante la mayor parte del encuentro. Cesare Prandelli, con las bajas de Chiellini y Thiago Motta, realizó varios cambios con respecto al once que jugó frente a Irlanda, mientras que Roy Hodgson mantuvo el mismo equipo que ganó injustamente a Ucrania.

La primera ocasión fue para los azzurri, con un espectacular remate de volea desde fuera del área a cargo de De Rossi que se estrelló en el poste. La réplica llegó pocos segundos después con un tiro a bocajarro de Glen Johnson dentro del área ante el que se lució Buffon haciendo gala de sus reflejos felinos. Despertó Inglaterra con esa oportunidad. Los británicos, movidos al ritmo que imponía el incombustible Gerrard, dieron otra velocidad al juego y empezaban a asediar a un equipo que poco a poco iba retrasando líneas y encerrándose en su parcela. Wayne Rooney, recuperado para la causa tras perderse los dos primeros de esta Eurocopa por sanción, protagonizó las jugadas de ataque y puso en serios aprietos a la defensa, primero con un peligroso centro que desvió Bonucci y luego con un remate de cabeza dentro del área que se marchó ligeramente por encima del larguero.

El partido estaba llamado a ser un tostón por el catenaccio que practican ambos equipos. Pero nada más lejos de la realidad, pues ha terminado siendo de largo el más entretenido y emocionante de estos cuartos de final. Se había convertido en un duelo de ida y vuelta, con llegadas a una y otra área y ocasiones tanto para los italianos como para los ingleses, cuyos aficionados fueron mayoría en las gradas.

Despertó la azzurra con las rápidas transiciones que protagonizaba Andrea Pirlo, que a sus 33 años es sin duda el futbolista más talentoso del país de la bota. Mario Balotelli, un jugador tan bueno como polémico, avisó a Joe Hart, su compañero en el Manchester City, especialmente con un remate de volea que atajó el meta inglés. También lo intentó Antonio Cassano con un disparo de larga distancia, mientras que la réplica inglesa la puso Welbeck con un tiro muy desviado.

Italia era mejor y rondaba el gol, que a punto estuvo de llegar poco antes del descanso tras una gran jugada colectiva: Pirlo puso un buen balón en largo a Cassano, que peinó de cabeza en el segundo palo, aunque el remate final de Balotelli, casi en la misma raya de gol, acabó marchándose a las nubes. El marcador del Olímpico de Kiev seguía sin moverse pese a los méritos que estaban haciendo unos y otros, sobre todo los latinos.

Inglaterra se queda sin gasolina

Perdonaban los pupilos de Prandelli, que siguieron llegando con facilidad al área inglesa. Como demostró De Rossi nada más comenzar la segunda parte, aunque perdonó al enviar fuera la pelota en boca de gol. Más clara aún fue la oportunidad que tuvo Balotelli cuatro minutos después. Super Mario falló solo en el mano ante Hart y el rechace lo cazó en el área Montolivo, una de las novedades en el once ante la ausencia de Motta, pero su volea se marchó muy alta.

Inglaterra estaba a merced de los tetracampeones del mundo, por lo que Roy Hodgson trató de reaccionar dando entrada a Andy Carroll, un armario que caza la mayoría de balones por alto, y a Theo Walcott, el rapidísimo extremo del Arsenal que puede decidir él solo un partido, como demostró en la primera fase contra Suecia. Danny Welbeck y James Milner, que no aportaron prácticamente nada, fueron los sacrificados. Ashley Young, otro de los ingleses que apenas había aparecido, tuvo una buena ocasión superada la hora de partido, mientras que Rooney, que fue de más a menos, volvió a aparecer en la recta final con un cabezazo, tras un medido centro de Gerrard, que atajó Buffon sin problemas.

Prandelli se decidió al fin a mover el banquillo metiendo en el campo a Nocerino y Diamanti. La entrada de estos dos últimos futbolistas fue un balón de oxígeno para la azzurra. Lo intentó primero el habilidoso centrocampista del Bolonia con un disparo lejano que atrapó Hart, mientras que el milanista tuvo una oportunidad inmejorable en el último minuto del tiempo reglamentario con un remate a bocajarro que Glen Johnson salvó en boca de gol.

Dominio azzurro en la prórroga

El partido olía a prórroga y, efectivamente, ésta acabó llegando. Inexorablemente se llegaba al período extra, en el que Italia fue superior a un Inglaterra la que ya se le había acabado la gasolina hace unos cuantos minutos. De nuevo fue Diamanti quien tuvo la oportunidad de haber adelantado a los transalpinos con un centro-chut que se estrelló en el palo, mientras que a Nocerino se le anuló un gol por un claro fuera de juego. De Inglaterra, muy poco que destacar en esta prórroga. Sólo Rooney, su mejor jugador, intentaba alguna cosa por su cuenta, pero rápidamente perdía el balón ante el poblado centro del campo azzurro.

Siguió sin moverse el marcador y el duelo se dirigía a la tanda de penaltis, en la que Inglaterra empezó mandando después de que Montolivo fallase su lanzamiento. Pero Young envió después la pelota al travesaño, mientras que Buffon adivinó las intenciones de Ashley Cole. Diamanti, en el golpeo decisivo, no falló ante Hart y terminaba dando a Italia un merecido pase a semifinales (2-4). A buen seguro que Alemania, un equipo con más oficio que el inglés, se lo pondrá más difícil.


Ficha técnica

Inglaterra, 0: Hart; Glen Johnson, Terry, Lescott, Ashley Cole; Gerrard, Parker (Henderson, m. 94), Milner (Walcott, m.60), Ashley Young; Rooney y Welbeck (Andy Carroll, m. 60)
Italia, 0: Buffon;
Abate (Maggio, m. 90), Barzagli, Bonucci, Balzaretti; Pirlo, Marchisio, De Rossi (Nocerino, m. 80), Montolivo; Cassano (Diamanti, m. 78) y Balotelli

Secuencia de los penaltis (2-4): 0-1: Balotelli, gol; 1-1: Gerrard, gol; 1-1: Montolivo, fuera; 2-1: Rooney, gol; 2-2: Pirlo, gol; 2-2: Ashley Young, al larguero; 2-3: Nocerino, gol; 2-3: Ashley Cole, para Buffon; 2-4: Diamanti, gol
Árbitro: Pedro Proença (Portugal). Mostró tarjeta amarilla a los italianos Barzagli (m.81) y Maggio (m.93)
Incidencias: Último partido de cuartos de final de la Eurocopa 2012 disputado en el estadio Olímpico de Kiev ante unos 55.000 espectadores
, con mayoría de seguidores ingleses en las gradas

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation