Menú

Accambray hace añicos el sueño español en el último segundo

La selección española se despide del torneo olímpico de balonmano al perder ante Francia de la forma más cruel.

0
La selección española se despide del torneo olímpico de balonmano al perder ante Francia de la forma más cruel.

Varapalo para la selección española, que ha perdido ante Francia (22-23) y se queda fuera de la lucha por las medallas en el torneo olímpico de balonmano.

Los pupilos de Valero Rivera no han podido seguir los pasos de las guerreras de Jorge Dueñas, que el martes se clasificaron para semifinales tras derrotar a Croacia (25-22) y dicen adiós a la competición al sucumbir ante un equipo, campeón olímpico y mundial, en el que brillaron Accambray, con siete goles, y el veterano Thierry Omeyer, decisivo con sus paradas, especialmente en la segunda parte.

Un comienzo para soñar

Y eso que el inicio de partido fue muy prometedor. España se defendía con mucha intensidad en defensa (6-0) y lograba anular en todo momento el ataque francés, que además se topaba una y otra vez con un Arpad Sterbik espectacular. El portero de origen serbio le comió la moral una y otra vez a los Karabatic, Sorhaindo y Narcisse. No encontraba la fórmula el equipo de Claude Honesta mientras Julen Aguinagalde y Raúl Entrerríos se encargaban de perforar la meta defendida por Omeyer.

Ver para creer. Mediado el primer tiempo (m.16), España iba ganando a los campeones del mundo por cinco goles de diferencia (6-1). Apareció entonces Sorhaindo, el poderoso pivote del FC Barcelona Intersport, para acortar distancias con dos goles prácticamente consecutivos.

Fue entonces cuando volvió a aparecer Sterbik. El guardameta del Atlético de Madrid seguía parándolo absolutamente todo, mientras el ataque español se mostraba muy efectivo. Los franceses también habían logrado acortar distancias, especialmente por medio de Sorhaindo, Karabatic y Guigou, pero España se marchaba al descanso con tres goles arriba (12-9, m.30).

Diez minutos sin anotar

Salió mejor el equipo galo tras el descanso y rápidamente se puso uno abajo con los tantos de Luc Abalo y Guigou (12-11, m.31). Sin embargo, el equipo español, que se colgó la medalla de bronce en Pekín 2008, volvió a poner tierra de por medio (15-12, m.35) gracias al buen hacer de Cañellas, Aguinagalde, Víctor Tomás y, cómo no, Sterbik, el héroe de la primera parte.

Pero Claude Onesta tenía un as guardado en la manga: William Accambray. El lateral izquierdo del Montpellier, que la próxima temporada jugará en el Atlético de Madrid, empezaba a hacer muchísimo daño a la defensa española y convertía en gol prácticamente todo lo que lanzaba a puerta. Además, Bertrand Gille ejercía de jefe de la defensa francesa, rebasando la legalidad en más de una ocasión, y supo maniatar a una selección española que se tiró más de diez minutos sin anotar.

A diez minutos para el final, el marcador reflejaba un inquietante 17-19 a favor de los bleus, que habían sabido dar la vuelta a la tortilla. Se llegaba así a una recta final de partido que acabaría siendo de auténtico infarto. Porque Ugalde, Entrerríos y, sobre todo, Víctor Tomás se encargaron de mantener con vida al conjunto de Valero Rivera, quien hasta ahora le tenía muy tomada la medida al poderoso equipo francés.

España no sabía lo que es perder contra su vecino con Rivera en el banquillo, pero la historia iba a cambiar. De la forma más cruel. Al último minuto se llegó con empate a 22 y posesión de balón para el conjunto español. Joan Cañellas, forzado por la advertencia de pasivo de los colegiados, falló su último lanzamiento.

El turno le llegó a los bleus: Sterbik detuvo el lanzamiento de Karabatic pero Accambray, el mejor de la tarde, se encontró el balón y marcó el gol que daba a Francia la clasificación para semifinales, borrando de un plumazo el sueño español.


Ficha técnica

España, 22: Sterbik; Víctor Tomás (6, 1p), Maqueda (4), Cañellas (3), Morros (1), Raúl Entrerríos (2) y Ugalde (2)
equipo inicial–; Hombrados (ps), Gurbindo (-), Rocas (-), Aguirrezabalaga (-), Sarmiento (-), Aginagalde (4) y Guardiola (-)
Francia, 23: Omeyer; Abalo (2), Fernández (3, 1p), Karabatic (1), Narcisse (1), Honrubia (-) y Sorhaindo (4)
equipo inicial–, Karaboue (ps), Dinart (-), Barachet (3), Guillaume Gille (-), Bertrand Gille (-), Accambray (7) y Guigou (2, 1p)

Marcador cada cinco minutos: 3-0, 4-1, 5-1, 7-3, 9-6 y 12-9 (Descanso) 14-12, 17-15, 17-17, 17-19, 21-22 y 22-23 (Final)
Árbitros: Nikolic y Stojkovic (Serbia). Excluyeron a los españoles Rocas y Raúl Entrerríos, y a los franceses Barachet y Bertrand Gille
Incidencias: Segundo partido de cuartos de final del torneo masculino de balonmano
de los Juegos Olímpicos de Londres disputado en el Copper Box ante unos 12.000 espectadores, la gran mayoría seguidores franceses

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios