Menú

Alemania alcanza su tercera semifinal seguida tras destrozar a Argentina

Alemania ha pasado por encima (0-4) de la selección argentina, que se marcha de Sudáfrica por la puerta de atrás. Klose, por partida doble, Müller y Friedrich marcaron los goles de la Mannschaft, que se clasifica para semifinales de un Mundial por tercera vez consecutiva.

0

	Alemania ha pasado por encima (0-4) de la selección argentina, que se marcha de Sudáfrica por la puerta de atrás. Klose, por partida doble, Müller y Friedrich marcaron los goles de la Mannschaft, que se clasifica para semifinales de un Mundial por tercera vez consecutiva.
Thomas Müller (c) celebra su gol a Argentina. | EFE

El panzer alemán ha pasado por encima de una empequeñecida selección argentina. Es el de Joachim Löw un equipo remozado, con varias caras nuevas con respecto al que hace dos años disputó la Eurocopa de Austria y Suiza, donde llegó a ser finalista frente a España. Así, por ejemplo, futbolistas talentosos como Mesut Ozil, Thomas Müller Sami Khedira o Toni Kroos le han dado bríos renovados a un equipo que ahora es verdaderamente temible y que, después de lo visto esta tarde en Ciudad del Cabo, ha vuelto a presentar su candidatura al Mundial.

Lo cierto es que Alemania no dio opción en ningún momento a la Argentina de Diego Maradona, que se despide del campeonato con el rabo entre las piernas. Si decepcionante ha sido el papel de la albiceleste en Sudáfrica, no menos lo ha sido el de Leo Messi, el mejor futbolista del mundo con permiso de Cristiano Ronaldo. Al igual que el portugués, se marcha del Campeonato del Mundo con un papel bastante pobre. Al menos al portugués le queda el consuelo de no irse de vacío: su único gol lo consiguió en el último partido de la fase de grupos frente a Corea del Norte (7-0).

El partido en el Green Point Stadium no pudo comenzar mejor para la Mannschaft: a los dos minutos, un balón botado por Bastian Schweinsteiger en un lanzamiento de falta lo aprovechó a la perfección Thomas Mülller. El jugador del Bayern de Múnich, completamente libre de marca, batió de cabeza a Sergio Romero para poner el 0-1 en el macador. Todo un varapalo para Argentina, que aunque intentó adelantar líneas en los minutos siguientes, se veía impotente ante la buena colocación sobre el césped del equipo germano, que esperaba su oportunidad al contragolpe, como el buen cazador que espera paciente a su presa.

Argentina era un quiero y no puedo frente a una Alemania que pudo haber ampliado su renta antes del descanso con sendas ocasiones de Miroslav Klose –disputaba su partido número 100 con la camiseta de la selección alemana-, Lukas Podolski o Müller. La primera parte acabó con mínima ventaja para el combinado europeo.

Parecía haber tomado nota Alemania de lo que ocurrió en el primer partido de cuartos de final entre Holanda y Brasil, donde el conjunto de Bert van Marwijk supo remar contracorriente y remontar frente a una selección canarinha que también se despide del Mundial. Los teutones, tres veces campeones del mundo (1954, 1974 y 1990), estaban sobre aviso. Se barruntaba un cambio en la Argentina de Maradona, que se encomendó a la calidad de Messi y Di María para tratar de conseguir el empate. Pero Alemania es hoy un muro muy difícil de derribar. Sólo varios tímidos disparos de Di María, nuevo fichaje del Real Madrid, y de Tévez inquietaban ligeramente la portería de Neuer.

La selección alemana volvería a utilizar su principal arma, el contragolpe, para matar al rival. En el ecuador de la segunda mitad, una buena combinación entre Müller y Podolski la aprovechó a la perfección Klose para marcar el 0-2 (m.67) y dejar el partido prácticamente finiquitado. El Pelusa intentó reaccionar dando entrada en el campo a Javier Pastore y el Kun Agüero, pero ya era demasiado tarde. La superioridad teutona era patente y acabó por llegar el tercer gol, el que dio la puntilla a una Argentina que se desinfló en su primer partido importante. Schweinsteiger, que hizo un partidazo, se fue como quiso por la izquierda y regaló el tanto a Friedrich (m.73).

Y a dos minutos del final del tiempo reglamentario llegó el 0-4 definitivo: un gran pase de Mesut Ozil desde la izquierda fue remachado a la red por Klose. El ariete germano, que sólo ha marcado tres goles en el Bayern esta campaña, lleva ya cuatro en Sudáfrica 2010 y está a sólo uno de igualar con Ronaldo (15) como máximo realizador en la historia de los Mundiales. 0-4, fin de la historia.

Argentina se marcha del Mundial entre lágrimas, como las que soltaban Maradona o Maxi Rodríguez a borbotones en esta fatídica tarde del 3-J para la albiceleste. El Pelusa ha jugado con fuego y se ha terminado quemando.

Ficha técnica

Argentina, 0: Romero; Otamendi (Pastore, m.69), Demichelis, Burdisso, Heinze; Mascherano, Maxi Rodríguez; Messi, Di María (Aguero, m.75); Tévez e Higuaín
Alemania, 4: Neuer; Lahm, Mertesacker, Friedrich, Boateng (Jansen, m.72); Khedira (Kroos, m.77), Schweinsteiger; Müller (Trochowski, m.83), Ozil, Podolski; y Klose

Goles: 0-1, m.2: Muller; 0-2, m.67: Klose; 0-3, m.73: Friedrich; 0-4, m.88: Klose
Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Mostró tarjeta amarilla a los argentinos Otamendi (m.10), Mascherano (m.79) y al alemán Müller (m.35)
Incidencias: Tercer partido de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 disputado en el Green Point Stadium de Ciudad del Cabo ante unos 70.000 espectadores

 

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 37 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation