Menú

Batacazo de los equipos españoles en el comienzo de la Liga Europa

Mal comienzo de los equipos españoles en la Liga Europa. El Atlético de Madrid y el Villarreal han perdido en Salónica y Zagreb, respectivamente, aunque ha sido peor aún el traspié del Sevilla en casa frente al PSG. Sólo el Getafe ha podido mantener la honra ante el Odense.

Se las prometían muy felices los equipos españoles en su regreso a Europa, pero nada más lejos de la realidad. Atlético de Madrid y Villareal fueron los primeros en caer, ambos a domicilio; los colchoneros lo hicieron en el estadio del Aris de Salónica (1-0), mientras que los de Garrado lo hicieron en casa del Dinamo de Zagreb (2-0). Después llegó la terrible derrota del Sevilla en casa ante el Paris Saint Germain (0-1), que confirma la mala racha de los de Álvarez en Europa. Sólo el Getafe pudo lograr los tres puntos (2-1) en un encuentro en el que sufrió más de lo esperado y en el que tuvo que remontar el inicial gol del Odense.

Javito da tres puntos de oro al Aris

El último campeón se ponía en escena en un campo complicado, el Kleanthis Vikelides griego, en el que nunca (en más de veinte partidos) ha caído el Aris de Salónica en competición europea.

Y desde el comienzo se vio que iba a ser muy complicado lograr la gesta. Salieron los griegos con un ritmo altísimo, una presión asfixiante y una defensa dura y sin contemplaciones; resultado, la primera mitad acabó con empate a cero, sin ninguna ocasión para ninguno de los dos conjuntos.

La segunda mitad, pero, arrancó con mayor vivacidad y la verdad es que cualquiera de los dos pudo adelantarse. Lo hizo el Aris, gracias a un golazo del español Javito, formado en la cantera del Barcelona. A partir de ese momento el conjunto de Héctor Cúper dio un paso atrás, y el Atlético no fue capaz en ningún momento de superar su férreo juego defensivo. De hecho, pudo llegar el segundo en un disparo al palo del otro español del equipo, Koke, pero al final el marcador no se movió; el 1-0 era suficiente, los tres puntos se quedaban en Grecia.

Naufragio estrepitoso del Sevilla

El Sevilla planteó una alineación con novedades en todas sus líneas entre las que destacaban el debut de Alexis en el centro de la zaga y la alineación del italiano Luca Cigarini en el centro del campo. La noticia más esperada era la titularidad del brasileño Luis Fabiano, que estrenaba titularidad por primera vez.

En la primera parte sólo Navas y de vez en cuando Capel junto con José Carlos eran capaz de imprimir velocidad al juego sevillista, que tuvo pocas ocasiones. Al término de la primera parte emergió la figura de Luis Fabiano. El brasileño monopolizó las ocasiones locales que, si bien no eran claras, hacía presagiar un gol que no llegaba gracias a las buenas paradas del portero visitante y a la falta de precisión en el remate.

El PSG poco a poco se hacía dueño y señor del partido y se mostraba más agresivo y contundente que los sevillistas. Tras un despiste en bloque de los locales, Luyindula lanzó un contragolpe y habilitó a Nené para adelantar con un disparo cruzado a los parisinos (m.75). Los franceses tomaron las riendas del encuentro y supieron contener las embestidas de los sevillistas, abroncados por la afición e incapaces de perforar la meta rival.

El Villarreal se hunde en Zagreb

El otro español que jugaba esta tarde, el Villarreal de Juan Carlos Garrido, también ha comenzado con derrota en un campo, a priori, más asequible. El Dinamo de Zagreb, pero, fue capaz de dar la sorpresa y se encauzó el encuentro desde el primer minuto. Al cuarto de hora ya iba ganando por 1-0, gracias a un gol de Rukavina.

El Villarreal se mostró impotente ante el buen juego del conjunto croata, y acabó claudicando ante la gran estrella local, el brasileño Jorse Sammir, que en el ochenta logró la sentencia. Antes, para más inri, Marcos Senna fue expulsado por doble amarilla. Mucho tendrá que mejorar el submarino amarillo para su próximo encuentro, en casa ante el Brujas, si quiere seguir con opciones de superar la fase de grupos.

El Getafe salva el honor de los equipos españoles

El Getafe sirvió en bandeja a Míchel una dulce venganza tras ganar al Odense (2-1), equipo que hace dieciséis años eliminó al Real Madrid en la Copa de la UEFA y que estuvo a punto de dar un susto al equipo madrileño. El entrenador del Getafe tuvo que esperar hasta el minuto 75 para dar la vuelta a un marcador que tenía adverso desde el final del primer periodo. Gracias a un gran gol de falta de Pedro Ríos, Míchel pudo ver derrotado al Odense.

En los primeros 45 minutos sólo hubo tres noticias. La primera, la lesión de Jaime Gavilán; la segunda, un disparo de Adrián Colunga entre los tres palos (minuto 34); y la tercera, el gol del Odense, obra de Henrik Andreasen, justo antes del descanso. Javier Arizmendi marcó el empate (m.51) con un cabezazo y Pedro Ríos marcó un golazo de falta (m. 81) que él mismo provocó.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso