Menú

España cae ante Francia y tendrá que luchar por el bronce en el Eurobasket

El base de los Spurs, con 32 puntos, ha sido el gran verdugo de una selección española que llegó a ir ganando por 14 al descanso.

0

Tony Parker, cómo no. Otro no podía ser. No le costó entrar en calor al base de los San Antonio Spurs, uno de los mejores del mundo, y, pese a que acusó un pequeño bajón en el segundo cuarto, sacó una y otra vez la metralleta para destrozar el aro español. Sus 32 puntos, unidos a la mala gestión de los bicampeones de Europa en los momentos clave del partido, terminaron por hundir a Juan Antonio Orenga y los suyos.

España se las prometía felices al descanso, cuando iba ganando por 14 puntos (34-20), pero no supo defender su renta. Dejó que los bleus se acercaran en el marcador y terminaran por forzar la prórroga, en la que el conjunto de Vincent Collet acabó llevándose el gato al agua (72-75) gracias a su mayor temple.

Los franceses, que se vengan así ante la que ha sido su gran bestia negra en la última década, lucharán el domingo por el oro contra Lituania, verdugo horas antes de Croacia en la primera semifinal (77-62), mientras que España tendrá que conformarse con luchar por el bronce después de haber disputado las tres últimas finales (España 2007, Polonia 2009 y Lituania 2011), habiendo ganado las dos más recientes.

El caso es que el partido empezó con buena pinta para España, que se había puesto con un parcial de 4-0 en apenas treinta segundos. Pero Parker dijo 'basta' y asumió la responsabilidad de Francia en ataque. A los cinco minutos, el marcador marchaba igualado (8-8, m.5). El primer cuarto finalizó con el primero de los tres alley-oops entre Sergio Rodríguez y Rudy Fernández y, sobre todo, con buenas sensaciones en el equipo de Juan Antonio Orenga (18-14, m.10).

Parker se sentó al inicio del segundo cuarto y España aprovechó la ausencia del genial base nacido en Brujas para hacer mucho daño. Así, los de Orenga lograron un parcial de 13-0 para marcharse en el marcador (29-16, m.17). A los galos seguía sin entrarles prácticamente nada y sólo sumaron seis puntos en un segundo cuarto para olvidar, que se cerró con una antideportiva de Boris Diaw a Llull y un elocuente 34-20 en el marcador. De los veinte puntos de los bleus, 14 fueron de Parker.

No podían los pupilos de Collet ante una España seria, eficaz en ataque y, sobre todo, bastante sólida en defensa. Aunque Marc Gasol llevaba la voz cantante en la ofensiva, casi todos los jugadores lograban anotar. Y eso era una gran noticia.

El partido se reanudó con susto para Marc al sufrir un golpe en el hombro en la lucha por un balón con Ajinça. El pívot de los Grizzlies tuvo que irse al banquillo, pero afortunadamente pudo volver a pista dos minutos después. Pero Francia lograba acercarse en el marcador. La ventaja española se había reducido a sólo seis puntos tras dos triples seguidos de Diot (35-29, m.25). Parker y el exmadridista Gelabale se sumaron a la fiesta anotando desde más allá de la línea de 6,75, pero España puso la réplica por medio de Rudy y Llull, también acertados en el triple.

Al final del tercer cuarto, la ventaja de los de Orenga sequía siendo de seis tantos (49-43, m.30), pero las sensaciones eran que Francia podía volver a meterse en la pomada en cualquier momento. Y, efectivamente, así fue.

No tardarían en igualarse las fuerzas al comienzo del cuarto período tras un triple de De Colo y una canasta de Gelabale (49-48, m.32). España intentó reaccionar con otro alley-oop entre Sergio Rodríguez y Rudy, quien machacó el aro ante las mismas narices de Gelabale. Los de Orenga habían vuelto a poner tierra de por medio mediado este parcial (58-51, m.34). Pero entonces volvió a aparecer Parker para hacer subir el empate a 61 a 3:20 para el final. Al último minuto se llegó con máxima igualdad (65-65) y una última posesión para España. Calderón tuvo en sus manos el balón que pudo haber dado la victoria a los nuestros, pero decidió jugársela de tres y falló. La prórroga llegaba inexorablemente.

Y Francia fue mejor en ese período extra. Amparándose en el acierto de Diot y Parker desde el tiro libre, los galos gestionaron mejor esos cinco minutos que una España a la que se le apagó la luz. Los de Orenga no supieron manejar los nervios a la hora de la verdad y acabaron por encajar su cuarta derrota en el campeonato tras las sufridas ante Eslovenia, Grecia e Italia. Pero ésta es sin duda la más dolorosa porque les aparta de la lucha por el oro. El bronce acabaría siendo un consuelo menor, aunque antes hay que superar a una Croacia a la que ya se ganó, y con mucha holgura (68-40), en el estreno en el Eurobasket.


Ficha técnica

España, 72 (18+16+15+16+7): Ricky (2), Calderón (4), Rudy (17), Claver (3), Marc Gasol (19) -equipo inicial-, Sergio Rodríguez (11), Xavi Rey (2), San Emeterio (5), Llull (6), Aguilar (3) y Mumbrú (-)
Francia, 75 (14+6+23+22+10): Parker (32), Batum (3), Gelabale (7), Diaw (8), Ajinça (3) -equipo inicial-, Lauvergne (2), Diot (10), Petro (2), Kahudi (-), Pietrus (5) y De Colo (3)

Árbitros: Ilija Belosevic (Serbia), Olegs Latisevs (Letonia) y Damir Javor (Eslovenia). Eliminaron por cinco personales a Diaw (m.42).
Incidencias: Segunda semifinal del Eurobasket 2013 disputada en el Stozice Arena de Liubliana ante 8.200 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios