Menú
Mundial de Básket 2014

Orenga, el inexperto seleccionador que no supo pilotar la nave española

Con un pobre recorrido en los banquillos se hizo cargo de la selección tras la salida de Scariolo, pero nunca supo dirigir con acierto al equipo.

0
Con un pobre recorrido en los banquillos se hizo cargo de la selección tras la salida de Scariolo, pero nunca supo dirigir con acierto al equipo.
José Luis Sáez, junto con Juan Antonio Orenga. | Archivo

No se puede decir que la carrera como entrenador de Juan Antonio Orenga hasta la fecha haya sido ni mucho menos brillante, bastante lejos de lo que fue su etapa como jugador. Sobre la cancha, el pívot castellonense disputó durante 15 temporadas consecutivas la ACB, pasando por el Estudiantes (ocho campañas), Real Madrid (dos), Unicaja (dos), y cerrando su periplo en la máxima categoría española tras tres años en el Club Baloncesto Cáceres, a final de la temporada 2002/03, tras convertirse en histórico de la liga profesional española en el apartado de rebotes (superando los 2500) y minutos jugados (más de 12.000).

Además, Orenga militó hasta 128 veces en la selección absoluta, si bien era una época mucho más difícil para nuestro baloncesto, donde apenas cosechó una medalla de bronce en el Eurobasket de 1991 en Italia, y fue protagonista de un episodio muy doloroso para el equipo nacional, el Angolazo, la dura derrota ante Angola en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, que concluyó con la salida del banquillo del mítico Antonio Díaz Miguel, tras más de 27 años a los mandos del baloncesto español, siendo sustituido por Lolo Sáinz.

Bastante más pobre es su recorrido en los banquillos, algo que muchos criticaron cuando fue nombrado seleccionador como hombre de la federación. Desde su retirada como jugador, apenas tuvo experiencia en el baloncesto profesional antes de sentarse en el banquillo de España. Tan sólo el Estudiantes en la temporada 2005-06 confió en él, si bien la confianza le fue retirada tras la jornada quince, ya que cuando los del Ramiro contaban con un balance de 6 victorias y 9 derrotas, el ex jugador colegial fue destituido de su cargo y sustituido por el hoy entrenador de La Bruixa D`Or Manresa, Pedro Martínez.

Ayudante de Scariolo

Tras ello, en 2007 pasó a formar parte del Departamento Técnico de la Federación Española de Baloncesto, acompañando desde 2009 a Sergio Scariolo en la selección nacional, hasta la salida del transalpino en 2012. Durante ese periodo, además Orenga se hizo cargo de varias selecciones de categorías inferiores, como la sub 20 que en 2011 en Bilbao se proclamó campeona de Europa, con un estelar Nikola Mirotic que dominó el torneo a su antojo y llevó a España al oro en la final ante una Italia donde ya empezaban a destacar los hoy pujantes Alessandro Gentile o Nicolo Melli. Y es que el de Podgoriça siempre fue alguien muy cercano a Orenga, por lo que el desencuentro entre ambos a raíz del affaire Mirotic-Ibaka y la imposibilidad de que ambos coincidan en la selección absoluta resulta aún más llamativo.

De esa forma, tras la marcha de Scariolo, Orenga fue nombrado seleccionador nacional de cara al Eurobasket de 2013 en Eslovenia, donde se iniciaba una etapa de transición al ausentarse, ni más ni menos, que Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, y Serge Ibaka, además de un Niko Mirotic que no quiso ir al no garantizarse su presencia en la Copa del Mundo de 2014. En esa tesitura, España logró una agridulce medalla de bronce, positiva por conseguir obtener un trofeo pese a las bajas, pero negativa por la imagen dada por el equipo, incapaz de ganar ni un solo partido igualado, y descosiéndose en la semifinal ante Francia en la segunda parte y la prórroga, hecho que provocó que arrecieran las críticas sobre el seleccionador español.

Poco después del torneo esloveno, José Luis Sáez disipaba los rumores que apuntaban a que Scariolo podía haberse tomado un año sabático para volver en 2014, y confirmaba a Orenga como seleccionador para la gran cita de este verano en nuestro país. La división de opiniones entre los que opinaban que Orenga había cumplido un mínimo objetivo en 2013, y aquellos que criticaban su nula experiencia en el máximo nivel continental, volvió a recrudecerse.

Ahora, tras el enorme fiasco en la Copa del Mundo España 2014, ha quedado patente que Juan Antonio Orenga, sencillamente, no estaba preparado para el cargo que ostentaba. Un pobre diablo que es ya la primera víctima del mayor fracaso de la historia del baloncesto español, y que desde luego tendrá muy complicado volver a entrenar en nuestro país, pues su imagen ha quedado terriblemente deteriorada tras lo ocurrido en la Copa del Mundo.

En Deportes

    0
    comentarios