Menú

El Valencia roza la proeza en Turquía tras ir perdiendo por 28 puntos

Al equipo taronja le falló el acierto en el tramo final, pero sobre todo le penalizó su falta de control en el rebote defensivo.

El Valencia Basket cayó en la pista del Galatasaray en un encuentro en el que llegó a perder por 28 puntos pero en el que, pese a su desacierto, nunca se rindió, se mantuvo fiel a su filosofía de juego y consiguió llegar al último minuto con una pequeña opción que no supo explotar.

El equipo español saltó al Abdi Ipecki Arena alegre, pero lo hizo tanto en ataque como en defensa. Castigó al Galatasaray con un par de triples y algunas penetraciones pero, al verse tan acertado, no tuvo la necesidad de frenar al conjunto turco, que tardó unos minutos pero se acabó por meter en el partido.

Con Carlos Arroyo a los mandos y Vladimir Micov y Aldemir rematando las ventajas que generaba con el bloqueo directo, los locales construyeron un parcial de 28-4 que les permitió abrir brecha en el marcador (38-14, m.16).

Sin encontrar otra manera de abrir la defensa otomana que lanzar, y fallar, un triple tras otro, el Valencia se desesperó. Y Arroyo, con un par de acciones individuales, siguió hurgando en la herida visitante. Con el puertorriqueño en el banquillo, el equipo turco frenó un poco su ritmo pero los puntos de Pietro Aradori permitieron al Galatasary seguir alimentando su marcador y llevar la ventaja hasta cerca de los treinta puntos.

Un par de acciones de Dwight Buycks antes del descanso permitieron al Valencia rebajar mínimamente esa renta y abrieron una rendija de luz en su futuro (47-24, m.20).

El paso por el vestuario no trajo nuevas ideas al Valencia pero sí algo más de acierto. Los de Velimir Perasovic siguieron fiando su suerte a su efectividad en los triples y un par de canastas desde el 6'75 de Van Rossom y Buycks les dieron aire (50-34, m.25). El estadounidense aprovechó los espacios que por fin concedió la defensa local y el Valencia, aunque a trompicones, logró entrar al último cuarto con una desventaja de doce puntos, inesperadamente asumible (62-50, m.30).

Al Galatasaray le entraron las dudas, sus porcentajes de acierto se despeñaron y dos nuevos triples, de Van Rossom y del sólido Harangody, redujeron la ventaja local hasta los ocho puntos a falta de cinco minutos. Un triple desde ocho metros de Arroyo pareció despertar a los locales pero el Valencia no soltó la presa y siguió recortando hasta llegar al último minuto con la posesión y una mínima opción de triunfo (69-64, m.39)

Pero, como le ocurrió en la derrota ante el Olympiacos, al Valencia le falló el acierto en el tramo final y, sobre todo, le penalizó su falta de control en el rebote defensivo, que permitió al Galtasaray dejar discurrir el tiempo para, sin tener que anotar, llevarse el partido.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad