Menú

España luce fondo de armario ante la talentosa Croacia (73-79)

Trabajadísima victoria de los de Scariolo, con un papel determinante de sus suplentes. 

0
España luce fondo de armario ante la talentosa Croacia (73-79)
España tiene banquillo | EFE

Hay fondo de armario, incluso para los partidos importantes. La gran duda de Sergio Scariolo en la previa del Eurobasket pudo quedar definitivamente resulta en el importante y sufrido triunfo de España ante Croacia. En efecto, si en buena medida se produjo el victorioso resultado, fue por la aportación de un banquillo español que puso el sello a su mayoría de edad competitiva. Las buenas sensaciones dejadas en los duelos ante Montenegro, República Checa, y Rumanía, fueron completamente rubricadas. España tiene plantilla, no sólo cuando el viento sopla a favor. Sus suplentes son incluso muy capaces de corregir un mal día de los teóricamente llamados a tirar del carro. Más allá del triunfo, importante para el corto plazo, el avance para el medio plazo del baloncesto español puede ser trascendental.

Y es que, quizá sorprendida por la apuesta de Aleksander Petrovic en su quinteto, jugando sin base puro seguramente harto del eternamente sobrevalorado Roko Leni Ukic, España empezó encallada el partido. Con escaso acierto, y sufriendo en los posteos de la pareja de pívots abiertos formada por los jóvenes NBA Dario Saric y Dragan Bender, que buscaban alejar lo más posible a los Gasol del aro español. Tras cinco minutos con España totalmente obtusa en ataque, y apenas un tiro libre anotado, el 10-1 hizo saltar alguna alarma. Ni los Gasol, por dentro, ni el juego exterior, respondían suficientemente. Así que el primero de los secundarios en reclamar su cuota de protagonismo fue San Emeterio. Dos triples del cántabro, que se sabe más importante que nunca para el combinado nacional, y uno de un Ricky Rubio que ve el aro con la mayor confianza que se le recuerda en al menos un lustro, dieron oxígeno hasta el 15-12.

A partir de ahí, mientras Saric seguía haciendo mucho daño en sus acciones individuales, comenzó Scariolo a mover su banquillo. Era la gran prueba de fuego que el de Brescia esperaba para sus noveles. Y le respondieron de lujo. Pierre Oriola demostró que su meteórica progresión desde la Liga LEB hasta su fichaje por el Barcelona no es casualidad: el ilerdense no es un dechado de técnica, pero coraje y trabajo le sobran, convirtiéndole en el primer gran dolor de cabeza de Saric durante el partido. A su lado, el ya muy loado en el torneo Juancho Hernangómez también reivindicó sus minutos: rebotes ofensivos, intimidación, y actividad en defensa. Actitud a prueba de bombas, lo primero que pide un entrenador. Entre ellos dos y San Emeterio, que acabó el primer cuarto con 9 puntos, pusieron el paraguas al buen inicio Croata. Era la primera muestra de que, con apenas 2 puntos de los Gasol Sáez, España también puede competir a toda una Croacia.

Confiado en sus lugartenientes, Scariolo exploró aún más el fondo de armario, de nuevo con éxito. La irrupción de Joan Sastre en el partido trajo a un excelente defensor y un tipo que, con cara de no haber roto nunca un plato, cada vez se muestra más convencido de que en ataque también es útil. En su primera acción, un triple desde la esquina no hizo sino acrecentar la confianza general en que Scariolo no iba a necesitar forzar demasiado la máquina con sus titulares. Con un quinteto de teóricos secundarios, entre los que sólo Sergio Rodríguez lucía galones internacionales, España mantuvo el tipo a Croacia, hasta el regreso de los titulares con empate a 28. Ya con las pilas puestas por la competencia de sus reservas, y los mejores minutos de Pau Gasol en el partido, España se gustó: 28-38. Para ese estirón, el trabajo de los menos llamados a lucir había sido determinante, allanando el escarpado camino de inicio.

Y es que los buenos siempre aparecen. También los croatas, claro. Bogdanovic, frenado por España en la primera parte, se fue sin anotar el descanso. Sin embargo, con la reanudación empezó a mostrar toda su valía. Cuando metió el primer triple hizo eso que hacen los tiradores, enchufándose al partido y no descolgarse hasta el final, yéndose a 15 puntos en la segunda parte. Nuevamente el tercer cuarto no fue bueno para España, en el primer día en que no era insultantemente superior bajo los aros. Entre cierta zozobra, la ajedrezada volvió a tomar ventaja: 54-50, aunque de nuevo Juancho Hernangómez tiró de su amplísimo repertorio para anotar un triple de tirador puro, saliendo de bloqueo, que le vino de lujo a los de Scariolo, para cerrar el tercer cuarto. El jugador formado en el Ramiro exhibe tanto carácter como capacidad para hacer muchas cosas en la pista. Una bendición para cualquier entrenador.

A esas alturas, ya se preveía que el partido sería un drama hasta el final. Bogdanovic y el rejuvenecido Marko Tomas apuraron las opciones de los de Petrovic, pero España volvió a mostrar saber vivir más allá de que los Gasol lo copen todo. Ricky Rubio y Sergio Rodríguez compartieron muchos minutos en pista en los momentos decisivos, algo que es sospechoso de hacerse frecuente cuando avance el torneo. El catalán volvió a ser el gran líder atrás, con esas manos rapidísimas que roban balones al más pintado, mientras el canario desplegó uno de esos días en los que su lucidez ofensiva alegra la vista a cualquiera. Y nuevamente, España lució agallas hasta las profundidades de la rotación. Un triple frontal de Oriola sin cortarse un pelo, un taponazo decisivo de Juancho Hernangómez ante un Bogdanovic cuyas penetraciones estaban haciendo mucho daño, y la sangre fría de Joan Sastre en los tiros libres finales fueron la mejor prueba de que esta España es capaz de perdonar un día en que los Gasol no dominen a su antojo. La mejor de todas las noticias, más allá de ganar un partido o no.

Ficha técnica:

Croacia: 73, (20+12+22+19): Simon (9), Tomas (10), Bogdanovic (15), Bender (4), y Saric (18)–cinco inicial- Kruslin (0), Popovic (11), Zoric (6), Buva (0),y Ramljak (0).

España: 79, (21+17+15+26): Rubio (13),Navarro (0), San Emeterio (12), Pau Gasol (11) y Marc Gasol (9).–cinco inicial- Rodríguez (12),Willy Hernangómez (2), Sastre (6), Oriola (5),y Juancho Hernangómez (9).

Árbitros: Sahin (Italia), Anastopoulos (Grecia), y Maestre (Italia). Sin eliminados.

Incidencias: partido disputado en el Polyvalent Hall, de Cluj Napoca, correspondiente a la cuarta jornada del grupo C del Eurobasket 2017.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios