Menú

Luka Doncic lidera la victoria del Real Madrid en Kaunas (66-87)

El esloveno firmó 28 puntos (24 de ellos en la segunda parte) y terminó con 35 de valoración.

Libertad Digital
0
Luka Doncic lidera la victoria del Real Madrid en Kaunas (66-87)
Luka Doncic vuelve a liderar al Real Madrid en la Euroliga. | EFE

El Real Madrid ha ganado con claridad en Kaunas al Zalgiris en un partido, correspondiente a la cuarta jornada de la Euroliga, que dominó de principio a fin y en el que destacó Luka Doncic, autor de 28 puntos y 35 de valoración.

El esloveno parece no tener techo. El pasado martes, ante el AX Milán (100-90), ya brilló con 27 puntos, ocho rebotes, cinco asistencias y 41 de valoración —récord personal—. Ahora, sólo dos días después, ha firmado otra brillante actuación, liderando en Kaunas a un Madrid que, pese a acudir a tierras lituanas con varias bajas —Trey Thompkins, Anthony Randolph y Ognjen Kuzmic, más el lesionado de larga duración Sergio Llull—, mantiene el pleno en la Euroliga (4/4).

Casi nunca peligró la victoria del Madrid, salvo en un segundo cuarto en el que el Zalgiris apretó con Ulanovas y Pangos muy acertados (26-25, a falta de cinco minutos para el descanso). Pero fue entonces cuando apareció Facundo Campazzo para anotar dos triples seguidos que dejaron helados al cuadro de Sarunas Jasikevicius. A su fiesta se unieron Rudy Fernández y Jeffery Taylor, que se hicieron los dueños del juego exterior y permitieron a su equipo irse al descanso con una cómoda ventaja (31-40).

A la vuelta de vestuarios, apareció Luka Doncic para echarse el equipo a la espaldas, liderar el ataque ofensivo y dejar destellos de su clase con su manejo del balón, su visión de juego y su acierto en los triples. Como éste que anotó mediado el tercer cuarto...

En los últimos diez minutos el Real Madrid siguió a lo suyo, aunque esta vez también quiso su cuota de protagonismo Jeffery Taylor, que anotó dos triples seguidos que acabaron por hundir al Zalgiris. El Real Madrid se gustó sobre la cancha mientras que su rival, más pendiente ya del cronómetro que del juego, contó cada segundo del partido para el pitido final.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios