Menú

Rudy Fernández y Víctor Claver, pilares defensivos de Real Madrid y Barcelona Lassa en la final de la Copa del Rey

Con su confianza in crescendo, Rudy Fernández y Víctor Claver llegan a la final copera convertidos en pilares defensivos de sus equipos.

0

Si en los albores de la temporada el lector se hubiera cuestionado quiénes podrían ser los jugadores claves de Real Madrid y Barcelona Lassa en una hipotética final de la Copa del Rey, seguramente los focos habrían apuntado a Luka Doncic, Anthony Randolph o Gustavo Ayón en los blancos, y a Ante Tomic o Adam Hanga en los azulgranas. Con Ayón disponible, pero sin haber disputado ni un minuto desde que se lesionara en noviembre, y con Randolph todavía buscando su sitio de vuelta en el esquema Laso tras varias semanas fuera por una lesión en el pie, pocas dudas existen de que Doncic volverá a devorar estadística con esa facilidad que asusta a cualquiera, exhibida por enésima vez en la semifinal ante Iberostar Tenerife, en la que el de Ljubljana coleccionó 17 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 robos de balón sin que aparentemente le fuera la vida en ello. En el bando azulgrana Tomic tiene un currículum lleno de enormes actuaciones ante su ex equipo, como también unas cuantas bastante más pobres, al tiempo que Hanga está mostrando una línea de regularidad pero parece lejos de ser un jugador tan dominante como para justificar el enorme esfuerzo realizado por el Barça este verano en su incorporación.

En este baloncesto cada día más coral, donde sólo uno pocos parecen llamados a grandes exhibiciones individuales, cuando este domingo a las 17:30 horas (18:30 peninsulares) salten al Gran Canaria Arena los dos equipos, habrá otras piezas determinantes en la idea de juego de Pablo Laso y Svetislav Pesic. Nombres por los que, por uno u otro motivo, habría sido difícil invertir como grandes protagonistas de la final hace unos meses, pero que con su rendimiento hasta el momento en esta Copa se han mostrado básicos para el éxito de sus equipos. <<Lleva meses jugando bien. Mete tiros, está recuperando su nivel defensivo y su actividad. Ha estado en muchas finales y entiende muy bien estos momentos>>, reflexionaba Jaycee Carroll sobre su compañero Rudy Fernández tras el pase a la final. <<Ha hecho dos partidazos. Está teniendo acierto, pero sobre todo sus recuperaciones y rebotes nos dan mucho. Tiene muchísima experiencia y sabe jugar estos partidos>>, apostillaba Fabien Causeur. En su último año de contrato en la Casa Blanca, y tras advertir a principios de temporada que quizá era su último ejercicio como merengue, consciente de su declive físico, el rendimiento del alero balear ha crecido sobremanera respecto al curso pasado.

Ante Iberostar Tenerife, Fernández, en la mejor temporada de su vida en el lanzamiento de tres (promedia un 53%, cuando su mejor registro hasta la fecha fue un 45% en la 2015/16), fue vital para que el 1 de 11 de los de Laso desde el 6´75 en el primer cuarto no evolucionara a agonía. Más tarde, una vez maniatada la ventaja inicial de los aurinegros (17-9), el internacional español evolucionó a ese pilar defensivo cuya intensidad y lectura del juego le hacen liderar a los blancos en pista propia. Sus tres recuperaciones, casi consecutivas, fueron trascendentales para ahogar al rival y cimentar el despegar blanco hacia una victoria que les coloca en su quinta final en cinco años. Tal vez Rudy ya no sea aquel jugador total, y su espalda quizá no le permita volver a serlo más, pero, tras descansar este verano -<<ha sido bueno no ir con la selección, me ha hecho poder estar mejor físicamente>>, reconocía ayer-, el escolta ha sabido reubicarse en el esquema Laso. Más tirador, menos penetrador, pero igual de decisivo en defensa que su mejor versión. El Madrid, por cierto, deberá empezar a plantearse cuanto antes su renovación, seguramente a la baja, pues el mercado nacional es complicado y a esta versión de Rudy no le van a faltar pretendientes en verano.

Enfrente, estará un Barcelona Lassa renacido de las cenizas de sus dudas desde la llegada de Svetislav Pesic, que ha logrado dotar de fiabilidad a un equipo que carecía casi completamente de ella a través de tres premisas básicas: defender, rebotear, y simplificar el juego ofensivo. Patrones que parecen de cajón pero en los que, hasta el momento, los culés no habían dado la talla. Y a través de ese camino, ha convertido a un grupo deshilachado en un proyecto reseteado mentalmente y amenazante a medio plazo para sus rivales, con casi la totalidad del plantel creciendo en confianza. El veterano entrenador serbio no ocultó la receta esta misma semana, cuando afirmó haber <<preguntado a los jugadores cómo quieren jugar en ataque>>, con el objetivo de que <<puedan mejorar su responsabilidad>>. Nombres como Heurtel (14 asistencias en la semifinal ante Herbalife Gran Canaria) o Pierre Oriola, a un altísimo nivel de confianza y exuberancia física en los dos partidos celebrados hasta el momento, han agradecido sin duda el nuevo discurso. Un hecho similar al de un Víctor Claver acostumbrado a vivir permanentemente bajo sospecha por el famoso qué pudo ser y no fue, y que sin embargo, con ese cuerpo evolucionado que muestra hoy día tras su paso por la NBA, se vislumbra como uno de los cimientos del equipo de Pesic, con el que ya coincidió en Valencia en la temporada 2010-11.

clave-tomic-baez-barcelona-herbalifegran
Claver, a la derecha, intimida a Eulis Báez (centro) en una acción de la semifinal. | ACB Photo

De la confianza del serbio en el valenciano da buena muestra la última jugada del tercer cuarto de la semifinal, cuando tras un tiempo muerto con apenas 8 segundos por jugarse, la pizarra de Pesic acabó en un triple del valenciano sobre la bocina, que dibujó lo que empezó a parecer un abismo en el marcador (56-68). Claver, nada acostumbrado a recibir tiros decisivos, devolvió con su acierto al veterano entrenador de Novi Sad la creencia en sus posibilidades. Para él, uno de esos jugadores, en buena medida como Rudy Fernández, a los que su confianza les crece desde la defensa, y les mejora las opciones ofensivas, ser un contrafuerte defensivo del sistema Pesic le hará mejor en ataque. Frente al `Granca´, Claver formó parte de la columna vertebral del Barça, liderando el minutaje junto a Heurtel, Ribas y Oriola. Minutos después, el alero aclaraba a Libertad Digital su química con el entrenador, nada aleatoria. <<Su forma de entender el juego es que todos tengamos opciones y que los jugadores seamos los que tengamos que tomar las decisiones. Puedes equivocarte, pero la decisión la tomas tú. Tengo la suerte de conocerle, sé lo que pide y quizá eso me ha ayudado en estos días para dar un paso adelante en confianza y sensaciones de juego>>, señaló Claver.

Se hace difícil pensar que cuando acabe la final Rudy Fernández o Víctor Claver puedan recibir el galardón de MVP del torneo, algo casi inviable en el caso del segundo. Pero no hay duda de que el éxito del vencedor final se habrá basado en buena medida en la energía defensiva que los dos internacionales españoles sean capaces de imprimir desde la pista trasera a sus dos equipos.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation