Menú

UCAM Murcia sobrevive al infierno del Pinar Karsiyaka: agresiones, mecherazos, jugar sin marcador... ¡y hasta una bota de militar!

El partido de ida de cuartos de final de la FIBA Champions League se convirtió en una auténtica trampa para el equipo que entrena Ibon Navarro.

0
UCAM Murcia sobrevive al infierno del Pinar Karsiyaka: agresiones, mecherazos, jugar sin marcador... ¡y hasta una bota de militar!
Momentos de tensión en Karsiyaka | FIBA Champions League

Como si de un regreso a lo peor de los años 80 se tratase, el UCAM Murcia vivió ayer un auténtico infierno en su visita a la cancha del Pinar Karsiyaka para disputar el partido de ida de cuartos de final de la FIBA Champions League. Después de una extraordinaria primera mitad de los de Ibon Navarro, que dominaban en el intermedio por 30-49, comenzó la encerrona. Sorprendentemente, el marcador dejó de funcionar durante el paso por vestuarios, obligando a que el partido estuviera parado durante más de una hora antes de comenzar la segunda mitad.

Ante el empecinamiento del Comisario FIBA de que el partido debía de disputarse, el segundo periodo se jugó sin marcador electrónico. Tan sólo un pequeño marcador manual se situó en la mesa de anotadores, mientras el speaker cantaba por megafonía cuando quedaban 10 y 5 segundos de cada posesión. Para un jugador profesional, jugar sin las referencias habituales no es ni mucho menos sencillo, y lógicamente el UCAM bajó su nivel en la reanudación, llegando los turcos a ponerse a sólo 9 puntos, aunque finalmente la victoria cayó del lado del equipo español por 65-79, tras un triple sobre la bocina del navarro Álex Urtasun. El partido, que había comenzado a las 20h de España, terminó pasadas las 23h. Alucinante.

Además, en la recta final del partido el ambiente hostil contra los pimentoneros fue in crescendo, comenzando entonces la lluvia de objetos, como mecheros, a la cancha. Para colmo, cerca del final del partido el dominicano Sadiel Rojas fue agredido por un espectador, y ante la reacción del alero, varios jugadores saltaron a la cancha, lo que provocó la expulsión de Rojas y sus compañeros Clevin Hannah y Ovie Soko, dejando en cuadro a los de Ibon Navarro para el final del duelo. Durante esos instantes de parón, además, una bota de militar lanzada desde la grada estuvo a punto de impactar en el propio Sadiel Rojas.

Y lo peor de todo, es que lo ocurrido no es algo imprevisible en Karsiyaka, la que es sin duda la cancha más problemática de Turquía. De hecho, el pívot brasileño Augusto Lima, ex jugador del Besiktas turco, ya avisaba en el último `Tirando a Fallar´ de que Karsiyaka iba a ser "una olla a presión. Sus aficionados llenan el pabellón y no paran de gritar desde dos horas antes de empezar". Sin embargo, la realidad ha superado sin duda las expectativas, por más que en la cancha del Pinar ya haya habido alguna amenaza de desalojo de la cancha, como en el partido de liga otomana ante el Eskisehir Basket esta misma temporada. Lima, por cierto, fue el máximo anotador del UCAM, con 24 tantos. A la conclusión del partido, el UCAM Murcia firmó el acta del partido bajo protesta.

La duda ahora, es qué acciones tomará la FIBA, interesada en promocionar a toda costa su única competición europea, contra el equipo turco. El próximo miércoles, en Murcia, el partido de vuelta, con el premio de la clasificación a la Final 4 para el vencedor de la eliminatoria.

Temas

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation