Menú

La rebelión de los modestos: la Liga Endesa arde por abajo a diez jornadas de la conclusión

Los cinco últimos clasificados suman siete triunfos en las dos últimas jornadas, comprimiendo la lucha por la permanencia.

0
La rebelión de los modestos: la Liga Endesa arde por abajo a diez jornadas de la conclusión
Earl Rowland (0), decisivo en el trascendental triuinfo del Montakit Fuenlabrada ante el Café Candelas Breogán | ACB Photo

Suele pasar que la llegada de la primavera activa especialmente a aquellos equipos que pelean por la permanencia en la Liga Endesa. Un fichaje por aquí, un cambio de entrenador por allá o simplemente la necesidad de saber que el futuro profesional del club y los propios jugadores estaría en entredicho de producirse un descenso, el caso es que las dos últimas semanas han confirmado algo que podía ser previsible: evitar el descenso va a ser una lucha durísima y casi hasta el final de la presente temporada.

Efectivamente, los resultados de estos dos jornadas han confirmado esa tendencia. Si nos remitimos a sólo ellas, y analizando los resultados de los cinco últimos clasificados de la competición, se observa cómo, a excepción del Café Candelas Breogán de Lugo, todos los demás se han puesto las pilas definitivamente, algo que deberán hacer los lucenses si no quieren tirar por la borda una temporada que en los dos primeros tercios de la misma fue más que aceptable. En total, los implicados en la pelea por la permanencia han sumado siete triunfos y sólo tres derrotas en las dos últimas fechas ligueras.

El regreso de Jota Cuspinera al Montakit Fuenlabrada está trayendo a los madrileños grandes resultados. Aunque la puesta en escena del de Getxo fuera cuestionable (74-106 ante un Divina Seguros Joventut lanzado), parece que el técnico ya ha conseguido dar con la tecla. Tras rozar el triunfo en la siempre difícil Andorra (89-88), el ‘Fuenla’ ha sumado dos victorias en sus dos últimos partidos, demostrando además carácter para sacar adelante situaciones complicadas. Los del sur de Madrid derrotaron la pasada semana a Valencia Basket (94-89) y en esa lo han hecho en un duelo crucial en Lugo (92-96), remontando además el basket average particular con los gallegos, que en su día vencieron por tres puntos en el Fernando Martín. En ambos partidos los de Cuspinera llegaron a los dos últimos minutos por detrás en el marcador. Una muestra de carácter indiscutible.

En el caso del Herbalife Gran Canaria, aunque parece obvio que el regreso a su banquillo de Pedro Martínez ha tenido un efecto positivo, los insulares no terminan de dejar atrás su irregularidad. Celebraron la vuelta del técnico catalán derrotando por 85-76 a un Unicaja tocado moralmente tras su eliminación en la Eurocup, y se dieron también un festín en la Euroliga ante el Olympiacos (90-67), una victoria que, si bien no ayuda a la permanencia en la máxima categoría nacional, sí debía reafirmar el buen momento de forma de los amarillos, que han acusado sin duda la doble competición en la que se han visto inmersos esta temporada y que les hace ahora mismo estar en la brega por la permanencia en la Liga Endesa. Sin embargo, este domingo volvieron a las andadas en Andorra, donde perdieron 99-85 en un partido visto para sentencia al descanso (55-35) y que sigue dejando al 'Granca' muy metido en la pelea por la salvación, aún con apenas 8 victorias.

Sin embargo, si hay un equipo con un lavado de cara intenso es el UCAM Murcia. Los universitarios, acostumbrados a jugar competición europea los tres últimos cursos, confiaron su banquillo esta temporada a un debutante en la máxima categoría, Javi Juárez. La apuesta no salió bien y a primeros de febrero la situación pimentonera era crítica, con el equipo penúltimo y en estado catatónico. Sin embargo, la llegada de un Sito Alonso con ganas de reivindicar su currículum tras sus últimas malas experiencias en Baskonia, Barcelona y Cedevita Zagreb ha cambiado al UCAM radicalmente. En los cuatro últimos partidos han ganado tres, incluyendo un 71-70 ante el Barcelona que empezó a cambiar la dinámica perdedora de los murcianos. Y sus dos recientes exhibiciones ofensivas (116 puntos ante Tecnyconta Zaragoza con un Askia Booker descomunal, 110 este domingo en la cancha del Movistar Estudiantes) demuestran la metamorfosis de un equipo que hace dos fines de semana era el segundo peor ataque de la categoría y que ahora ve el aro rival como una piscina. El UCAM suma ocho triunfos y ya no está en la zona de descenso, teniendo además el average ganado ante el Café Candelas Breogán, con un triunfo menos. Así, los de Sito Alonso tienen ya hasta margen de error, algo inimaginable hace un mes.

ucammurcia-celebra-24032019.jpg
UCAM Murcia, en plena racha, | ACB Photo

Pero quizá la mejor muestra de que nadie va a dar su brazo a torcer es el Delteco GBC de Sergio Valdeolmillos. Un equipo que, presupuesto obliga, confeccionó en verano la plantilla más modesta de la competición, con varios jugadores bajo sospecha en el plano físico, como Beqa Burjanadze, Alberto Corbacho o un Vitor Faverani con las rodillas destrozadas. Pero pese a haber sido colista durante prácticamente toda la temporada, sufriendo varias derrotas muy dolorosas, hasta tres de ellas en la prórroga y padeciendo remontadas en encuentros encarrilados, los vascos no se han desmoronado y a lomos del carácter de un Burjanadze que ahora sí parece pletórico físicamente, están dispuestos a dar guerra hasta el final. Los fichajes de Nick Zeisloft y Matic Rebec han situado su juego exterior en otra dimensión y así, si hace una semana vapuleaban al Breogán (100-65), el sábado colapsaban la zona baja tras su sorprendente triunfo en el Santiago Martín de Tenerife ante el irregular Iberostar (60-67), sumando dos triunfos que le dejan ya con seis en la clasificación y apretando a los que le preceden.

Ante la evidente mejoría de sus más directos rivales, donde más motivos tienen para la preocupación ahora mismo es en Lugo. El ‘Breo’, al que le costó doce años volver a la ACB, se encuentra ahora mismo en una situación complejísima, penúltimo, en puestos de descenso y con la mayoría de los averages perdidos con los rivales directos. Suma cuatro derrotas consecutivas, y sólo una victoria en los últimos nueve partidos. El vapuleo recibido en San Sebastián le costó el puesto a Natxo Lezkano, artífice del ascenso, pero la llegada de ‘Tito’ Díaz no ha tenido el efecto deseado y dejar escapar el partido ante el Montakit Fuenlabrada en el debut del veterano técnico gallego le echa medio metro de tierra encima a los lucenses, cuyo futuro se ha puesto en chino tras los resultados del último mes.

Por cierto, vista la dinámica del pelotón de cola, mal harían en relajarse equipos que a priori deberían estar relativamente tranquilos. No parece que vaya a haber demasiados problemas para Monbus Obradoiro ni San Pablo Burgos, y mucho menos para Tecnyconta Zaragoza y Morabanc Andorra, ya con doce victorias. Sin embargo, el Movistar Estudiantes, espantoso esta jornada ante UCAM Murcia (86-110), debería despertar si no quiere sustos. Con nueve victorias está sólo dos por encima de un Breogán que en algún momento espabilará, y a tres de un Delteco GBC en su mejor momento de la temporada. A diez jornadas del final, eso es un auténtico mundo.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation