Menú

El vestuario del Barcelona acoge con recelo el salario que traerá a Nikola Mirotic de vuelta a Europa

El entorno de algunos jugadores ya ha mostrado su preocupación por el efecto de la nueva brecha salarial azulgrana.

El entorno de algunos jugadores ya ha mostrado su preocupación por el efecto de la nueva brecha salarial azulgrana.
Nikola Mirotic, en un partido con los Milwaukee Bucks. | EFE

De cerrarse finalmente como todo parece indicar, el fichaje de Nikola Mirotic por el Fútbol Club Barcelona va a suponer una auténtica revolución en el baloncesto europeo. No sólo por el indudable impacto deportivo que tendrá el regreso del ala-pívot de Podgorica a jugar la Liga Endesa y la Euroliga a sus 28 años, rechazando relevantes ofertas de la NBA, como una de Utah Jazz por 45 millones de dólares brutos por tres cursos. Tampoco lo será únicamente por el gran revuelo que generará en buena parte de la afición del Real Madrid, dolida con la decisión de su canterano. La dimensión económica de la operación, algo hasta ahora prácticamente nunca visto en Europa, también va a tener un enorme calado.

Y es que las cifras que se manejan son absolutamente mareantes. Mirotic ingresará en el Barça una cifra alrededor de los 5 millones de euros netos, lo que le convertirá en el jugador mejor pagado de Europa, superando al ruso del Khimki Alexey Shved, el más remunerado esta temporada, con cuatro millones limpios. Esto hace, en primer lugar, que el futuro jugador culé no vaya a perder tanto dinero por su vuelta a Europa como se dijo inicialmente. Al pasar de bruto a neto y de dólar a euro la cosa se iguala bastante. Pero, por otra parte, la cuestión ha empezado ya a generar algunos celos en un universo tan competitivo como es el deporte profesional. Según ha podido saber Libertad Digital, la operación ya ha generado cierto resquemor entre algunos jugadores del vestuario azulgrana y los representantes de los mismos. Y es que estos no obvian la valía del fichaje de Mirotic pero entienden que la brecha salarial que se va a generar en el equipo azulgrana es desproporcionada y probablemente el punto de partida a futuros problemas internos en el caso de que las cosas no le salgan a los catalanes tan rodadas como desean. De hecho, ese es uno de los motivos por los que el Real Madrid no valoró el regreso del ala-pívot, tal y como informó ayer Marca: mantener un ecosistema lo más pacífico posible en el vestuario.

Los motivos son claros. Los salarios del resto de jugadores del Barça son muy inferiores. La mayoría se mueven en una horquilla entre 1.2 y 2 millones de euros, no superando en ningún caso los 2.5 millones. Por tanto, y dado que Mirotic va a cobrar bastante más del doble que cualquiera de sus compañeros, la situación puede convertirse en bastante incómoda a medio plazo. Por ejemplo, recientemente la web Eurohoops cifraba la próxima renovación del base francés Thomas Heurtel en 11 millones de euros brutos por tres temporadas. Mirotic estará, por tanto, a años luz del galo en la escala salarial del Barça, lo que supone una línea muy delicada a gestionar por parte de Svetislav Pesic en la próxima temporada si no quiere que un serio problema de egos y roles inunde su equipo.

Y es precisamente el técnico serbio la otra gran pieza de una situación incómoda en Can Barça. Según puede confirmar Libertad Digital, la continuidad del técnico es una apuesta casi exclusiva del presidente culé, Josep María Bartomeu. Pocos más en los despachos del Palau apoyaban su renovación, desde Nacho Rodríguez, director deportivo, a Juan Carlos Navarro, nuevo responsable de cantera y que no olvida aún su dolorosa retirada hace un año. Y en el vestuario, tampoco es Thomas Heurtel el único que no se iría de cena con el veterano entrenador. Conocidas son las discrepancias entre el francés y el serbio, pero hay otros jugadores que hubieran preferido un cambio en un banquillo en el que Pesic ha sido renovado por dos años más.

A todo esto, en la Ciudad Condal esperan cerrar próximamente no solo a Mirotic, sino también el regreso de Álex Abrines, ya muy encarrilado, y con el mismo agente del ex canterano blanco, Igor Crespo. Mientras, vigila de cerca la situación de Brad Wanamaker, sin equipo tras su experiencia en los Boston Celtics, aunque para ello el Barça tendría que dar salida a Kevin Pangos. Por tanto, el Barcelona va camino de, merced a una enorme inversión este verano, cerrar una plantilla espectacular con el gran objetivo de recuperar una Euroliga que no gana desde 2010 en París, y si ata todos sus frentes seguramente tendrá el mejor equipo nombre a nombre del Viejo Continente y será favorito número uno a todos los títulos. Pero tendrá que hilar muy fino para no evitar un cisma en un vestuario donde ya empieza a haber alguna mirada extraña a costa del salario de Nikola Mirotic.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador