Menú

Conclusiones al torneo de Málaga: Scariolo corta a Sastre y Aguilar avisa de la incompatibilidad de Gasol y Hernangómez

La concentración española se reduce a catorce jugadores y el seleccionador deja claro que no usará a sus dos 'cincos' a la vez.

0
La concentración española se reduce a catorce jugadores y el seleccionador deja claro que no usará a sus dos 'cincos' a la vez.
Willy Hernangómez machaca el aro de República Democrática del Congo | FEB

La doble victoria de la selección española en Málaga ante Costa de Marfil y República Democrática del Congo, más allá de la escasa importancia de los marcadores de ambos duelos, ha servido, como mayor consecuencia, para ver cómo Sergio Scariolo anunciaba al final del encuentro del sábado los dos primeros jugadores que abandonaban la lista nacional, que queda ahora reducida a catorce, a sólo dos de los doce que volarán a China para jugar la Copa del Mundo. Son Joan Sastre y Pablo Aguilar los que se apean del camino, tal y como el propio técnico de Brescia comunicó a los jugadores al final del duelo ante los congoleños.

La decisión sobre Aguilar es en buena medida la más sencilla para el seleccionador. El ala-pívot se fracturó el radio de su mano izquierda justo cuando su aventura italiana en el Reggio Emilia tocaba a su fin, viéndose obligado a pasar por el quirófano. El granadino ha hecho lo posible y lo imposible por recuperarse a tiempo, consciente de la oportunidad que le daba la ausencia de Nikola Mirotic unida a las de Pau Gasol e Ibaka, pero sigue teniendo dolor en casi cada acción del juego, lo que le mantiene lejos de su mejor nivel. El propio técnico italiano, que aseguró que Aguilar está a "dos semanas" de su 100%, tiempo muy justo para el inicio del mundial, afirmó que era mejor que se recupere totalmente y con garantías que exponerse a una posible recaída que sería fatal.

Sobre Sastre, el italiano argumentó el "gran número de escoltas" que aparecen este año en la convocatoria nacional. Y realmente, hay que admitir que el jugador del Valencia Basket, que participara en el bronce del Eurobasket de 2017 y cuyo rendimiento entonces elogió Scariolo al anunciar su corte, ha parecido lejos del nivel de Pau Ribas, Javi Beirán o Jaime Fernández. Incluso Xavi Rabaseda, que a priori podía partir en desventaja con él, le ha comido la tostada hasta el momento en la preparación.

En cuanto a los oponentes, resulta difícil imaginar qué buscaba España arrancando su gira con Lituania y bajando luego dos o tres escalones para afrontar un cuadrangular ante costamarfileños, filipinos y congoleños. El hecho de que la Copa del Mundo se juegue en China probablemente haya dificultado la organización de partidos con equipos de más nivel, pero, más allá del hecho de tener jugadores enfrente con un alto componente físico y atlético, pocas cosas más positivas pueden sacarse ante rivales muy lejos del nivel español.

Pese a todo, se vislumbran algunos detalles de lo que será España en China. Ricky Rubio parece con más confianza que nunca, lógico en la madurez de sus 28 años, e incluso con la muñeca afinada, aunque volverá a tener que afrontar su reválida en el perímetro cuando llegue la hora de la verdad y las defensas sean otra historia. Junto a Willy Hernangómez, parecen los dos jugadores a mejor ritmo de España. El pívot madrileño se está sintiendo comodísimo en ataque aunque Scariolo siga avisándole con mensajes públicos de que en defensa debe dar más si realmente quiere alcanzar su techo. Sin ir más lejos, el italiano ha dejado meridianamente claro que no hay posibilidades de verle compartiendo minutos junto a Marc Gasol y que el reto del mayor de los Hernangómez será mantener el nivel y que España no note demasiado los descansos del catalán, lo cual no es poco. Nadie le podrá negar sinceridad y contundencia al seleccionador en esas declaraciones que evitarán malos entendidos posteriores.

Por lo demás, si de lo visto en Málaga dependiera, nadie bajaría del carro de la selección a Pau Ribas y Beirán, acertados en el tiro y aportando mucha inteligencia en la cancha. A Colom, maestro en el bloqueo y continuación, directamente es casi imposible discutirle, al ser el único base puro junto a Rubio. Curiosamente, a Jaime Fernández se le vio casi más cómodo en los minutos que tuvo de base ante el Congo que cuando jugó de escolta, su puesto natural, en los dos partidos. Rabaseda salvó un primer match-ball merced a su intensidad y despliegue físico e Ilimane Diop lo sigue teniendo muy complicado y parece el más claro candidato de los catorce supervivientes a no llegar a China. España regresará a Madrid el domingo y el lunes a mediodía viajará hasta Anaheim, vía Los Ángeles, para medirse a Estados Unidos el día 16. Ahí debería estar ya Sergio Llull, en blanco en Málaga por "pequeños problemas físicos sin importancia", en palabras de Scariolo, así como una mejor versión de Rudy Fernández, Juancho Hernangómez y Marc Gasol. Entonces, por tanto, habría de verse a una mejor España, pues por muchas bajas que tenga Estados Unidos, el salto competitivo desde lo visto en Málaga hasta lo que pasará entonces es enorme.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios