Menú

Así ha sido la celebración de la selección española de baloncesto tras ganar el Mundial

La expedición española llegó con retraso a Barajas. Tras completar las visitas institucionales, la fiesta comenzó en Colón.

Libertad Digital
0
La expedición española llegó con retraso a Barajas. Tras completar las visitas institucionales, la fiesta comenzó en Colón.
La celebración del Mundial de baloncesto fue igual de grande que nuestros chicos | EFE

Los jugadores de la selección española de básket completaron la hoja de ruta prevista y tras cumplir con las visitas institucionales, se pegaron un baño de masas en la plaza de Colón en Madrid.

Visita al Palacio de la Zarzuela

Los reyes recibieron por la tarde en el Palacio de la Zarzuela a los jugadores, técnicos y directivos de la selección española de baloncesto que el domingo se proclamaron campeones del mundo en China.


Los integrantes de la selección se trasladaron a la Zarzuela tras aterrizar en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas el avión en el que viajaron. A su llegada, pasadas las 20:00 horas, fueron ovacionados por trabajadores del palacio que se encontraban a las puertas del edificio.

Ya en el Salón Magnolias, don Felipe y doña Letizia fueron recibiendo uno a uno a los integrantes de la comitiva, y el primero en saludarlos fue el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa.

A continuación lo hicieron el seleccionador, Sergio Scariolo, y el capitán del equipo, Rudy Fernández, y después, el resto de jugadores, con los que Felipe VI fue intercambiando algunos comentarios distendidos.

El Rey fue el primero en ir estrechando la mano de los jugadores, técnicos y directivos y después lo hizo la reina, vestida de rojo, el color de la selección española. Tras ese saludo individual, los reyes posaron junto a los componentes de la selección para los informadores gráficos, y Rudy Fernández entregó al rey la copa de campeones del mundo conquistada en China. Un trofeo que después sujetaron juntos el monarca y doña Letizia.

Además, Rudy Fernández colgó al cuello de Felipe VI una de las medallas de oro que lucían también todos los jugadores, ante lo que el monarca bromeó señalando que le daba algo de vergüenza portar esa distinción junto a todo el equipo.

Un equipo al que los reyes aplaudieron, mientras que los integrantes de la selección secundaron a su vez la ovación.

Ya sin la presencia de los representantes de los medios de comunicación, el Rey dirigió unas palabras a todos los componentes de la selección en las que tuvo oportunidad de felicitarlos por el campeonato.

Visita al Palacio de la Moncloa

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recibió este lunes a la selección española de baloncesto campeona mundial en China.


"Gracias por hacernos disfrutar de un extraordinario deporte que es el baloncesto, un deporte divertido, y gracias como presidente del Gobierno por llevar los colores de España a lo más alto, al campeonato del mundo", declaró Pedro Sánchez en una breve recepción a los campeones mundiales en el Palacio de la Moncloa.

En un breve encuentro, de apenas 20 minutos, el presidente salió a recibir al combinado español a la puerta del palacio, saludando uno a uno a los jugadores, con los que intercambió algunas palabras individualmente, así como al entrenador, el italiano Sergio Scariolo, y su cuerpo técnico, y al presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa.

Con cierto pudor –"me da mucho corte", dijo el presidente en funciones–, Pedro Sánchez sostuvo la Copa Naismith que reconoce a la selección campeona del mundo ganada este domingo en Pekín, durante la foto de familia en las escaleras de acceso a la Moncloa.

A continuación, en una sala decorada con un panel blanco con la inscripción '¡Campeones!' en letras rojas, el presidente se dirigió a los jugadores, prometiendo ser "brevísimo" porque, dijo, hay "muchísima gente esperándoos en Colón", la plaza madrileña donde se instaló un escenario para la celebración final del título.

"Han sido muchas las sensaciones que nos habéis dejado, las imágenes, el baloncesto que hemos disfrutado", señaló el presidente, que destacó los "testimonios conmovedores" que los jugadores dieron a los medios de comunicación una vez logrado el éxito. "De todas las entrevistas, me gustó mucho algo que dijo Ricky (Rubio), que vino a decir que esperaba que este título inspirara a la ciudadanía, que la vida no es solo deporte pero el deporte ayuda a sobrellevar situaciones complejas", señaló Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno explicó que en Orihuela (Alicante), una de las localidades que han sufrido las riadas producto de la gota fría, había muchos vecinos que el domingo durante los trabajos de limpieza hicieron "un alto en el camino" para ir a una cafetería a "disfrutar del baloncesto" viendo la final. "Yo creo que eso que dice Ricky llegó al corazón de muchísima gente, sobre todo a aquellos que vivieron este campeonato sufriendo las consecuencias de la gota fría en muchas partes de España", concluyó Pedro Sánchez.

El presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa –que al comenzar su intervención vio cómo sus jugadores le cantaban en tono de broma "a por el bote, oé"– agradeció a Pedro Sánchez su apoyo a la selección no solo en los triunfos, sino también antes de los torneos. "Recibirnos cuando ganamos lo agradecemos mucho, pero despedirnos para darnos suerte lo agradecemos más, y por eso estábamos muy interesados en venir a traer una copa, que es muy especial, en un campeonato del mundo en el que no partíamos como favoritos, que sabe mucho mejor", aseguró Garbajosa.

El máximo responsable del baloncesto español –que también fue campeón mundial como jugador, en Japón 2006–, destacó que este torneo es "muy importante" para la selección porque "asegura el relevo generacional" en el combinado nacional.

"Hemos recibido jugadores nuevos y el resultado es la excelencia, la Copa del Mundo", subrayó Jorge Garbajosa.

Baño de masas en Colón

España no solo tiene el mejor equipo del mundo. Nuestra afición, reunida en masa, esperó con muchas ganas a sus campeones.

Sobre las 22:15, llega el autobús descapotable que transporta a la selección a Colón. Antes habían recorrido las calles de Madrid con Marc como gran protagonista.

En el escenario montado para la ocasión, aparece uno de los grandes MVP's del torneo: el seleccionador nacional Sergio Scariolo, presentado como nuestro 'Da Vinci particular'. Y empiezan a desfilar los jugadores. Uno de los héroes de las Ventanas. El hombre que metió la canasta que dio el pase al Mundial: Quino Colom, fue de los más ovacionados. Como también lo fueron Sergio Llull, el gran capitán Rudy Fernández o Ricky Rubio.

Pero sin duda el rey de la fiesta fue un jugador histórico tras ganar la NBA y el Mundial el mismo año: Marc Gasol. El discurso de Marc, como siempre, interesante: "Volvemos a casa con un oro. Disfrutadlo mucho. Cuando no ganemos, el día que sea, también nos apoyáis".

Por su parte Scariolo se congratuló de lo que esta selección consigue para el mundo del baloncesto en general: "Ayer fue el partido más visto en la historia del baloncesto español. Partido en el cual España se proclamó campeona del mundo. Este equipo no se rindió nunca cuando las cosas estaban jodidas. Bajar los brazos nunca ha sido una opción. Se merecen ser campeones del mundo".

Tras el baño de masas en Colón, los campeones se retiraron a cenar a un famoso restaurante de la capital donde continuaron con las celebraciones en una noche que se supone que será larga.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation