Menú

El Barcelona supera al Joventut en el inicio de la Fase Final de la Liga Endesa (96-92)

Los azulgranas superan al Joventut en el derbi catalán que ha abierto la Fase Final de la Liga Endesa 2020.

0
Los azulgranas superan al Joventut en el derbi catalán que ha abierto la Fase Final de la Liga Endesa 2020.
Mirotic, en acción ante el Joventut. | Europa Press

El Barça ha superado al Club Joventut Badalona (96-92) en el derbi catalán que ha abierto la Fase Final de la Liga Endesa 2020, en una Fonteta asegurada y desinfectada a puerta cerrada, para retomar de la mejor manera posible, con un triunfo muy trabajado aunque apretado al final, una competición que aspira a ganar para no cerrar en blanco la temporada.

Ante Tomic, con un medio gancho, anotó el 2-0. Primera canasta de la 'excepcional' Fase Final. El Barça cogió esa ventaja inicial y ya no la soltó, aunque la Penya peleó con sus menos expertos canteranos hasta el final un partido que fue eléctrico. Ofensivo, con más errores que si no hubiera habido confinamiento, pero que seguro hizo las delicias de muchos, más allá de Barcelona y Badalona.

Entró el equipo blaugrana al último cuarto con una canasta de Àlex Abrines que ponía a los de Svetislav Pesic 19 puntos arriba. La máxima del partido. Pero lo que parecía un triunfo asequible, ya asegurado, se convirtió casi en una pesadilla. El Joventut tiene descaro, y calidad en su base, y sacó ambas cosas a relucir para ponerse a sólo 2 puntos. Partido abierto, de nuevo, a una sola canasta.

Restaba medio minuto y Àlex Abrines recogió un balón de Cory Higgins para machacar el balón y dar aire a un Barça que no esperaba un final tan apretado. Pero la 'Penya' ya había avisado de ello antes, cuando al inicio del segundo cuarto colocaba un parcial de 5-19 a su favor con el que enjuagaba el 16-2 inicial logrado por un vendaval blaugrana.

El capitán verdinegro Pep Ventura, insistente, situaba el 94-92 en el marcador. Con 9,5 segundos, Nikola Mirotic fue a la línea de tiros libres y no falló (96-92) para ser decisivo. El triple de la Penya, en manos de Dimitrijevic, no entró y el Barça se llevó un derbi espectacular. Peleó el Joventut, se defendió el Barça con todo tras mostrar, por momentos, un baloncesto imparable. No hubo sorpresa máxima, pero casi. El último parcial fue verdinegro (22-35).

Sin Pau Ribas, de baja por su reciente paternidad, y sin Thomas Heurtel, por decisión técnica, Adam Hanga volvió a ser base y empezó el partido con 3 asistencias, y lo terminó con canastas decisivas. Tiró de galones el húngaro, que sin Malcolm Delaney tuvo que vestirse de nuevo de '1', por mucho que Kevin Pangos volviera a jugar. De hecho, debutó esta temporada tras su larga lesión, y lo hizo con bastante acierto.

También debutaron y anotaron en la Liga Endesa los canteranos de la Penya Pep Busquets, que dejó una gran impresión, y Arnau Parrado. Fue sin duda un canto a la esperanza para los de Badalona, que no pudieron empezar con matrícula de honor pero sí con un excelente, poniendo contra las cuerdas a un Barça que acabó respirando tranquilo pero que sabe que, en esta Fase Final, todo puede ser excepcional.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios