Menú

El Real Madrid se encomienda a Campazzo para vencer al Maccabi de Tel Aviv en la Euroliga (79-63)

Los blancos logran su novena victoria consecutiva, cuarta en la Euroliga, y se ponen por primera vez con balance positivo en la tabla (5-4).

0
Los blancos logran su novena victoria consecutiva, cuarta en la Euroliga, y se ponen por primera vez con balance positivo en la tabla (5-4).
Facu Campazzo, en acción durante el Real Madrid-Maccabi de Tel Aviv. | EFE

El Real Madrid ha vencido al Maccabi de Tel Aviv en el Wizink Center por 79-63, en partido de la novena jornada de la Euroliga, con un Facu Campazzo una vez más diferencial para permitir a los suyos ponerse por primera vez con balance positivo en la clasificación (5-4), en el que apunta como penúltimo partido del argentino con la camiseta blanca antes de irse a la NBA.

Los de Pablo Laso dieron continuidad a su buena línea gracias al ritmo y la visión de juego del Facu (9 puntos y 12 asistencias), junto al acierto inicial en el triple. Así abrió brecha el cuadro local, que guardó hasta el final. El argentino fue una vez más el mejor, a tres días de que el mercado libre de la liga norteamericana pueda terminar de hacerse con él como tanto se rumorea.

El Madrid de momento le exprime, y él se luce. El base repartió seis asistencias en el primer cuarto y los locales anotaron seis triples por ninguno de los visitantes (29-18). Además, Walter Tavares, otra pieza sin comparación en Europa, intimidó y marcó territorio en la buena defensa local. Con esa dupla que no suele fallar, el Madrid puso los cimientos de una victoria trabajada.

El Maccabi no tiró la toalla. Wilbekin, Bryant y Zizic fueron el sustento visitante en esa batalla a remolque. El susto con la posible lesión de Rudy Fernández, que luego volvería en la segunda parte, enfrió el juego del Madrid, en un amago de despiste que cortó Laso devolviendo a Campazzo a pista. El argentino dejó asistencia, recuperación y canasta en tres jugadas (39-28) para recuperar el colchón.

El partido parecía controlado pero tras el descanso quiso recortar esa renta Maccabi. Lo tenía que hacer a base de triples pensaron, después de anotar solo uno en 20 minutos, y con su mejor hombre. Wilbekin volvió enchufado, pero el Madrid no bajó la guardia. Deck enseñó la mejor versión que va recuperando, como ya parece haber hecho Randolph, como ayuda al binomio Facu-Tavares.

El Maccabi no se rindió pero no llegó a estar a menos de dos canastas. No se fió Laso y mantuvo a Campazzo en pista, junto a Llull, el próximo que confía el vasco en recuperar para la causa, Tavares y Rudy, un quinteto seguro, hasta el 77-58 a dos minutos del final. El Madrid se asienta así en el Top 8, con cuatro victorias seguidas —nueve con las de liga—, y el viernes recibe a Fenerbahce, el que podría ser el último partido del Facu, con la agencia libre de la NBA que abre pocas horas después.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia