Menú

Entrevista LD a Conner Frankamp: "Siempre he tenido que lidiar con las dudas sobre mi capacidad física"

El base estadounidense del UCAM Murcia, cuarto máximo anotador de la Liga Endesa, relata a LD su primera experiencia en España.

0
El base estadounidense del UCAM Murcia, cuarto máximo anotador de la Liga Endesa, relata a LD su primera experiencia en España.
Conner Frankamp posa para LD en el Palacio de los Deportes de Murcia | LD (JMP)

En su primera campaña en España, Conner Frankamp (Wichita, 16 de julio de 1995), ha confirmado que ser el máximo anotador de la liga griega no fue una casualidad. Sus 15’7 puntos en el UCAM Murcia le han convertido en el cuarto máximo anotador de la Liga Endesa, demostrando ser uno de los mejores jugadores exteriores de la competición, especialmente letal en los minutos decisivos. Todo, dentro de un curso repleto de anécdotas, en el que pasar el covid le dejó secuelas y acabó recuperándose de la lesión de rodilla que se produjo el día que debutaba con la selección nacional de un país del que apenas sabía unos meses antes. El recorrido de Frankamp es un tanto particular, como el hecho de que el máximo anotador de un Mundial u17 (año 2012, en Lituania), liderando a Estados Unidos, acabara comenzando su carrera deportiva en la liga búlgara.

Pregunta: Vayamos al grano. ¿Cómo un tipo que fue leyenda en Wichita, máximo anotador del Mundial u17 o de la liga griega el año pasado, estaba jugando en en el Beroe de Bulgaria hace dos temporadas?

Respuesta: Pienso que fui a la universidad equivocada. Si me hubiera quedado en Kansas durante cuatro años, creo que me hubiera ayudado más. Pero me fui a Wichita State y las cosas simplemente no fueron como había planeado. Fue el camino que tomé, y acabé yendo a Bulgaria. Sabía que tenía que trabajar para mejorar y seguir progresando temporada tras temporada.

P: Entiendo que en aquel momento, tendría muchas dudas sobre su futuro como profesional.

R: Sinceramente, fue una experiencia interesante. Hice buenos amigos en ese equipo. Estaba motivado porque quería ser mejor jugador cada día. Creo que entonces mi capacidad técnica aún no era la suficiente para jugar a un nivel como el ACB o el Euroliga si me llegaba esa oportunidad. Así que el gran objetivo aquella temporada era seguir mejorando.

P: ¿Cómo recuerda a aquel equipo u17 de USA, con nombres como Jabari Parker, Jahlil Okafor, Justise Winslow o Kendrick Nunn?

R: Fue guay. Sinceramente, creo que es la mejor experiencia baloncestística de mi vida. Ya estuve antes en la selección u16. Fue un grupo muy interesante, con grandes tíos y muy humildes. Desde luego ganar el oro para Estados Unidos fue magnífico. En general, es algo que me quedará para toda la vida y que nunca olvidaré.

P: Especialmente Parker, antes de que las lesiones le asolaran, era un jugador especial. ¿Cómo le recuerda?

R: Era un jugador espectacular. Creo que hubiera sido el siguiente Carmelo Anthony. Tenemos una buena amistad, hablo a veces con él y otros de esos chicos. Sí, era un jugador excelente desde luego en ‘High School’. Ha tenido muy mala suerte con las lesiones, pero estoy seguro que, de lo contrario, hubiera sido un ‘All Star’ durante muchos años.

Al contrario de lo que podía ser previsible, la carrera de Frankamp no salió precisamente espoleada de aquel título de máximo anotador del Mundial u17. Cambio de universidad mediante, volver a casa, a la zona de confort, no le salió bien. Llegó entonces un primer contrato profesional por apenas 50.000 euros en el Beroe para un jugador que a primera vista no genera precisamente la confianza de ser tan bueno físicamente como resulta. De allí le rescató, casi por puro azar, el presidente del Rethynmo griego, que descubrió al rubio americano buscando nombres de ligas recónditas en la base de datos de jugadores www.eurobasket.com, para que Frankamp acabara siendo el máximo anotador de la competición helena y el UCAM Murcia pusiera sus ojos en él.

P: Su evolución está siendo explosiva. De Bulgaria a España en dos años... y lo que esté por llegar.

R: Como digo, sabía que tenía que trabajar para crecer. Pero estaba convencido de lo que era capaz técnicamente, y que era suficientemente bueno para jugar a este nivel que tengo ahora. Insisto en que la elección de universidad no me ayudó y desde que dejé Kansas no mostré lo mejor de mí.

P: No cabe duda de que es usted un jugador sorprendente. ¿Ha tenido que lidiar con muchas dudas sobre su físico en su carrera?

R: Sí, desde luego. Siempre ha pasado eso conmigo, cada vez que se me analizaba en términos de tamaño, fuerza y esas cosas. Yo simplemente siempre he salido a la cancha a jugar. Obviamente, este año he pasado el covid, y luego me lesioné. Perdí algo de peso en la recta final de la temporada. Así que este verano, desde luego trabajaré para recuperar algo de peso y recuperar una forma física realmente óptima.

P: ¿Qué tal ha sido la primera experiencia en la Liga Endesa?

R: Lo he disfrutado mucho, la verdad. He estado encantado en Murcia, con los compañeros, los entrenadores y el estilo de vida que he tenido. Me encanta el golf, y he podido jugar casi a diario porque hay buenos campos aquí. Creo que no hemos tenido suerte con el covid y también tuve esa lesión de rodilla. La ACB es desde luego una competición excelente, ha sido un orgullo poder estar en ella y he aprendido mucho sobre como se juega al baloncesto de máximo nivel en Europa.

P: Analizando su juego, ¿En qué cree que debe mejorar más?

R: Quiero centrarme en la defensa. Está claro que me siento muy bien en ataque. Creo que atrás soy un jugador correcto, pero puedo mejorar más en eso para que se aproxime a mi nivel en ataque. Eso me ayudaría mucho. También, claro, ser un poco más fuerte y rápido, así como seguir aprendiendo la forma tan física en la que se juega en la Liga Endesa.

frankamp-llull.jpg
Conner Frankamp defiende a Sergio Llull. | ACB Photo

P: No cabe duda de que va a estar cotizado las próximas semanas, ¿Dónde se ve?

R: Si le digo la verdad, no lo sé aún. Volveré a casa ahora, donde estaré un par de semanas de desconexión, descanso y recuperación. Escucharé lo que mi agente tenga que decirme y con suerte encontraré un buen lugar para la próxima campaña, dondequiera que sea.

P: ¿Se ve preparado para jugar a nivel Euroliga?

R: Desde luego que lo estoy, sí. Confío en mi capacidad y mi juego. Obviamente tengo que hacer aún algunos ajustes, como cualquiera que debute en la Euroliga. Pero sí, creo que lo estoy. Me resulta emocionante conocer cuál es el siguiente paso en mi carrera.

P: En el medio largo plazo, ¿Su meta final NBA?

R: Sí, sí que lo es. Creo que puedo llegar a alcanzar un puesto de jugador de rol en alguna franquicia si sigo mejorando y haré todo lo posible para que así sea.

P: Una de sus grandes virtudes esta temporada ha sido su capacidad para resolver en los momentos decisivos. Fuenlabrada, Obradoiro o Bilbao le han sufrido en sus carnes. ¿Cómo afronta mentalmente esos instantes?

R: Realmente, no es nada especial. No me pongo nervioso en esas situaciones, me siento con mucha confianza. Si fallo un tiro, tengo la confianza necesaria para tirar otro. No sufro o me pongo demasiado nervioso. Es una situación que he entrenado muchas veces en mi vida, a la que he dedicado muchas horas. Simplemente trato de tomármelo como si fuera un tiro normal. A veces lo meterás y a veces no, pero simplemente hay que tener confianza.

P: ¿Así que la clave es afrontar el tiro decisivo como si fuera el primero?

R: Trato de tomármelo así, creo que ayuda no verlo como situaciones diferentes. Simplemente elegir el tiro bueno y tratar de meterlo.

frankamp-obra.jpg
Frankamp es letal en los momentos decisivos del partido, como lo fue ante el Obradoiro. | ACB Photo

Pese a su exitoso pasado como internacional estadounidense, Frankamp no volverá a defender la camiseta de su país. De hecho, esta temporada ha debutado en las ‘Ventanas FIBA’ con la selección de Georgia tras una rápida nacionalización. Un escenario que, a sus 25 años, le abre las puertas a jugar como comunitario, pese que llegó de forma un tanto inesperada.

P: ¿Cómo fue la experiencia de conseguir un pasaporte georgiano en plena temporada?

R: Mi agente me ayudó mucho con todo ese proceso. Conocía al seleccionador de Georgia y organizaron todo el papeleo y todo ese tipo de cosas. Luego fui allí, entrené algunos días y jugué con ellos mi primer partido. Ahí es cuando me lesioné... Pero estuvo bien. Fue una experiencia diferente, desde luego. Y creo que será bueno para mí tener ese pasaporte georgiano y europeo, además del americano.

P: Supongo que la primera reacción cuando se lo ofrecieron fue de extrañeza.

R: (risas) Sí. Fue como... Realmente no tenía claro que pensar. Reconozco que no sabía nada sobre Georgia. Pero una vez que supe de esa posibilidad, me interesé sobre el país. Mi primera vez allí estuvimos dando una vuelta con un coche para conocer mejor el país. Fue una experiencia chula descubrir Georgia y conocer más sobre otro país.

P: ¿Cómo le ayudará ese pasaporte?

R: Pienso que bastante. No ocuparé plaza de extranjero, que obviamente son muy limitadas en las plantillas y creo que jugará un papel importante para mi próximo destino, cualquiera que sea este.

P: ¿Se ve jugando el próximo Eurobasket, en el que Georgia será, además, anfitriona?

R: Si tengo la oportunidad, me gustaría, sí. He hecho buenas migas en el grupo, el equipo técnico es excelente y de muy buen trato. Cualquier oportunidad que tenga de jugar a baloncesto me gusta aprovecharla.

P: Pero en su debut, ante Serbia, acabó lesionado en la rodilla y estuvo varias semanas en el dique seco. ¿Cómo ha acabado la temporada?

R: Me encuentro realmente bien, la rodilla está totalmente recuperada. Estoy en esa fase de ser consciente de que la articulación está perfecta y poder jugar al nivel físico que necesito, sea donde sea. En general me encuentro bien y el verano será un buen momento para ponerla a tono del todo.

P: También pasó el covid, y con evidentes secuelas. Recuerdo el partido en el que volvió, en Murcia ante Manresa, en el que parecía completamente exhausto.

R: Sí, así fue. En líneas generales no llegué a encontrarme muy mal en casa. Solo un par de noches lo pasé regular. Pero cuando volví sí me sentía muy cansado y muy rápido. Pasaba un minuto en la cancha y sentía que me desmayaba. Así que eso me frustró bastante. No fue algo agradable, sobre todo porque me costó recuperar la mejor forma. Pero ya le digo, en general no me sentí muy enfermo. Muy cansado y eso sí, desde luego.

P: Han pasado varios meses ya. ¿Se siente al 100% recuperado?

R: Ahora creo que estoy muy cerca de mi máximo. Sí. Me siento bien. Ya no hay problema.

frankamp-dentro.jpg
Un momento de la entrevista.

P: Cuénteme de esa afición suya por el golf. ¿Es cierto que podría jugar a nivel profesional?

R: Creo que podría hacerlo de una forma parecida a como juego al baloncesto. Juego cada día en verano, también en lo he hecho en Murcia. Realmente es algo que me apasiona.

P: ¿Le ayuda el golf de algún modo para el baloncesto?

R: Quizá me ayude mentalmente un poco, pero no creo que demasiado. Sinceramente no creo que sea nada del otro mundo. No uso el golf para nada eso en concreto, es una vía de escape, mi gran pasatiempo. Juego con amigos o con mi familia en casa. Quizá me ayude algo en temas de concentración, en mentalizarme para cada tiro, pero poco más.

P: La última sabiendo que va a estar cotizado en las próximas semanas... ¿Dónde haríamos esta entrevista dentro de un año?

R: No lo se a ciencia cierta. Pero espero poder volver a España, eso seguro. Me encanta el país y todo lo que supone. La gente, el clima, especialmente en Murcia… Con suerte esa entrevista será en España.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot