Menú

Barça y Real Madrid se ven las caras en una Final Four de la Euroliga por cuarta ocasión

Ocho años después, azulgranas y madridistas se vuelven a ver las caras en semifinales. Será la cuarta vez en la historia tras 1996, 2013 y 2014.

Ocho años después, azulgranas y madridistas se vuelven a ver las caras en semifinales. Será la cuarta vez en la historia tras 1996, 2013 y 2014.
EFE

El Barça y el Real Madrid pelearán este jueves en el Stark Arena de Belgrado por estar en la final de la Euroliga 2021/22, en lo que será la cuarta ocasión que se vean las caras en una Final Four de la máxima competición continental, con balance de 2-1 para el conjunto madridista.

La primera vez que ambos equipos se cruzaron en una F4 fue en la temporada 1995/96 cuando todavía organizaba la competición la FIBA y bajo el nombre de Copa de Europa. El Real Madrid, que había eliminado en tres partidos al Olympiacos, se presentaba en París como el defensor del título, ya sin Arvydas Sabonis y con Pablo Laso en sus filas, mientras que el Barça de Aíto García Reneses, que se había deshecho del Ulker en dos choques, afrontaba un nuevo intento de lograr la gloria europea.

La semifinal empezó marcada por el gran inicio del campeón, que llegó a dominar por 15 puntos, momento en el que se atascó ante la mejoría defensiva de su rival que, liderado por Arturas Karnisovas (24 puntos) y Dan Godfread (22), apretó en defensa para igualarlo todo antes del descanso (34-38) y, tras una gran segunda parte, se llevó la victoria de forma clara por 76-66 y clasificarse para una final de infausto recuerdo, con derrota por 67-66 ante Panathinaikos y el recordado tapón ilegal de Vrankovic a José Antonio Montero que privó de la victoria al equipo catalán.

Tuvieron que pasar 17 años para que ambos equipos se cruzasen camino del título continental, ya con la Euroliga plenamente instalada. Fue en la temporada 2012/13, en el O2 Arena de Londres y en lo que era la primera de las siete que ha jugado Pablo Laso como técnico madridista, con Nikola Mirotic en las filas merengues y con Sarunas Jasikevicius en las blaugranas.

El conjunto merengue había ganado 3-0 su playoff al Maccabi y el culé había sufrido ante el Panathinaikos, que le llevó a jugar los cinco duelos. El equipo madrileño se tomó la revancha de 1996 y se impuso al conjunto que entrenaba Xavi Pascual por 67-74, gracias a un gran cuarto final donde firmó un parcial final de 16-26 que le permitió levantar un partido que se le había puesto complicado (61-52). En la final, en cambio, pese a dominar con claridad al inicio, el Real Madrid fue superado por el Olympiacos griego (100-88).

No hubo que esperar tanto para ver otro Clásico en la Final Four ya que el Real Madrid y el Barça se cruzaron en la siguiente temporada después de superar en los 'Playoffs' al Olympiacos, en cinco choques, y al Galatasaray, en tres, respectivamente, para citarse en el Mediolanum Forum de Milán.

En este caso, no hubo tanta igualdad porque los de Laso firmarían una espectacular exhibición ante los de Pascual, saldada en una victoria que rozó los 40 puntos de ventaja (62-100). El 'Chacho Rodríguez (21 puntos) y Nikola Mirotic (19) fueron los mejores de un equipo que sólo ganaba de ocho al descanso (37-45) y que dinamitó el choque en una gran segunda parte.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios