Menú

El Baxi Manresa asalta el Wizink Center y vence al Real Madrid (72-83)

Los blancos encajan su segunda derrota como locales, mientras que los de Pedro Martínez reclaman su lugar en los playoffs.

Los blancos encajan su segunda derrota como locales, mientras que los de Pedro Martínez reclaman su lugar en los playoffs.
Badio (i), en acción ante Alberto Abalde. | EFE

El Baxi Manresa ha sumado su segunda gesta a domicilio de la temporada y, tras ganar en el Palau Blaugrana, ha repetido triunfo (72-83) ante el líder Real Madrid, que encaja su segundo tropiezo como local, mientras que el conjunto de Pedro Martínez reclama su lugar en las eliminatorias por el título.

El pésimo balance en los tiros libres del equipo de Chus Mateo (2 de 25 para un 12 por ciento) y un tono gris general, con la única excepción de la productiva conexión Sergio Rodríguez-Vincent Poirier, contrastó con la excelencia mostrada por Badio, determinante en el tramo final cuando los locales se llegaron a colocar a tan solo un punto.

El Real Madrid, que ahora tiene tan solo un triunfo más que Unicaja, no pareció, al menos de inicio, acusar la resaca europea tras la remontada ante el Estrella Roja en Euroliga, lo que les permitió, con un juego fluido y buenos porcentajes, aprovechar la fría salida manresana para colocar un 11-2, que obligó a Pedro Martínez a llamar a capítulo a los suyos. Y bien que le respondieron al técnico barcelonés desde la intensidad defensiva, que también ayudó los malos porcentajes blancos en los lanzamientos triples (2 de 10 al descanso) para voltear el marcador al final del primer cuarto, 15-17.

La buena inercia visitante, desde la intensidad, propiciada por las acertadas rotaciones de Martínez para refrescar su juego interior, unido a la dirección de juego de los dos Dani, Pérez y García -éste especialmente acertado-, permitieron la escapada visitante 23-31 (minuto 15). El tiempo muerto de Chus Mateo reactivó a los suyos que no se encontraban cómodos para reducir la brecha a tan solo dos puntos, que se encargaría de ampliar antes del descanso el despertar anotador de Robinson, 34-41, a pesar de que la falta de acierto en los tiros libres restó puntuación a su equipo.

El mal arranque de ambos equipos tras el descanso le sentó mejor al Baxi Manresa que se escapó de nuevo 38-49, minuto 26, obligando a Mateo a parar de nuevo el partido, con sus jugadores más implicados, pero igual de fallones en lanzamientos El ambiente se fue calentando, también en la grada y eso encoraginó a los locales que, pese a ir siempre a remolque, parecían intentar una nueva remontada en menos de 48 horas, pero en esta ocasión sin acierto y solo con voluntad mostrada por Poirier o Deck.

Eso permitió colocarse a tan solo un punto, 63-64, pero en ese instante Manresa aguantó el pulso y los nervios, buscando a su jugador más determinante, Badio que, junto con Robinson, abrochó la victoria, regodeándose a final con dos triples para el definitivo 72-83 ante la desesperación de un errático Real Madrid, capitalizada en la técnica final de la impotencia de Facundo Campazzo.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro