Menú

El Real Madrid logra el primer billete para la Final Four de la Euroliga

Los blancos remontan ante el Baskonia, en un duelo vibrante disputado en el Buesa Arena (98-102), para poner el definitivo 3-0 en la serie.

Los blancos remontan ante el Baskonia, en un duelo vibrante disputado en el Buesa Arena (98-102), para poner el definitivo 3-0 en la serie.
Lance del Baskonia-Real Madrid en el Buesa Arena. | EFE

El Real Madrid ha ganado por 98-102 en su visita al Baskonia, con una destacada actuación de Facundo Campazzo en el último medio minuto, y se ha clasificado para la Final Four de la Euroliga por la vía rápida, con un 3-0 en esta eliminatoria de cuartos de final.

Para buscar esa tercera victoria y certificar su billete a la Final Four, que será en Berlín (Alemania) del 24 al 26 de mayo, los pupilos de Chus Mateo se midieron en el Fernando Buesa Arena contra un rival lleno de ánimo, gracias al apoyo de una afición que quería ver un triunfo de los suyos en los playoffs de este torneo después de cinco años.

Captaron el mensaje los jugadores baskonistas, que mantuvieron el intercambio inicial de golpes gracias sobre todo a Nikos Rogkavopoulos. Dos canastas seguidas de Matt Costello en el poste bajo situaron al equipo local 12-8 arriba; y aunque Mario Hezonja metió un triple justo al volver de un tiempo muerto televisivo, respondió Vanja Marinkovic con otro. Codi Miller-McIntyre amplió la ventaja baskonista (17-11) con un mate en carrera y Dzanan Musa contestó de inmediato con un triple, enlazado con una bandeja de Walter Tavares. Para entonces ya había saltado a la cancha el base estadounidense Markus Howard, gran arma del Baskonia, pero habitual suplente en los planes de su entrenador, Dusko Ivanovic.

El conjunto blanco apretó para defenderlo y eso repercutió en ataque, con un arreón hasta igualar la contienda dos veces (20-20, 22-22). Así se abrochó el primer cuarto, cuya pausa posterior se prolongó bastante rato debido a varios fallos en el reloj de la mesa, habiendo dejado inactivos los videomarcadores del pabellón. Incluso se pusieron a calentar ambos equipos al notar que el parón era más largo de lo habitual. Solucionado el problema por los técnicos de la competición junto a los del club vitoriano, un triple de Howard avisó al Real Madrid del peligro que se avecinaba. Apenas un triple de Hezonja hubo en los siguientes tres minutos, hasta verse con un 37-27 en contra.

Sergio Llull cortó la racha local y además impulsó un parcial de 2-7 que dio aire a su equipo. Sergio Rodríguez había rubricado esa reacción merengue con un triple frontal, que pese a todo fue respondido por otro lateral de Marinkovic. La inspiración iba por barrios y los pupilos de Ivanovic estiraron su renta hasta el 46-38, tras una canasta a tablero de Miller-McIntyre gracias a una efectiva asistencia de Maik Kotsar.

Si no aparecía Howard, ahí estaba Miller-McIntyre para forjar ataques baskonistas. De una asistencia suya nació otro triple de Marinkovic que puso el 49-40 a 3:15 del descanso. Tavares recortó distancias con su dominio bajo el aro rival, pero Costello estableció de nuevo el +10 (52-42) después de un nuevo acierto desde más allá del arco. No fue menos el Chacho Rodríguez, que acertó un tiro liberado de tres puntos desde un lateral y luego nutrió los tiros de Edy Tavares y de Guerschon Yabusele dentro de la pintura. Eso limó la desventaja de los visitantes, que pese a todo alcanzaron el intermedio 56-52 abajo por una canasta de Chris Chiozza, primera y única para él en este encuentro.

Pese al buen regreso del Real Madrid de los vestuarios, el conjunto alavés subió nuevamente su apuesta con el lanzamiento exterior hasta ponerse 70-60 gracias al quinto triple de Marinkovic. Se encomendó Mateo a la intimidación de Tavares en tareas defensivas, que dieron desahogo a sus compañeros para buscar la enésima remontada de modo paulatino. Gaby Deck y Facu Campazzo se unieron a Hezonja con esa misión y el tercer periodo se cerró en 73-72. El propio Deck, con un triple, puso por delante a los merengues, pero Howard anotó siete puntos consecutivos para volver a alegrar al Buesa Arena. Sin embargo, bajaron ese suflé un triple de Hezonja, otro más tarde de Llull y un tiro a media distancia de Yabusele.

Un error posterior de Costello precedió a un contragolpe guiado por el Chacho, cuya asistencia aprovechó Yabusele para fijar el 80-85 en el electrónico del pabellón. Ivanovic pidió tiempo muerto, pero sirvió de muy poco porque el mismo Yabusele robó un balón y Llull castigó a sus rivales en esa jugada metiendo un triple lateral para situar el 80-88. Aunque emergió Howard para tapar la herida, su triple fue replicado por un triple de Yabusele, quien 'ipso facto' anotó otra canasta (86-93) después de una nueva asistencia del Chacho. El Baskonia malgastó el siguiente ataque y Tavares fue objeto de falta en la lucha por un rebote ofensivo más adelante, quedando 3:24 para el bocinazo definitivo.

Llull erró otro tiro de tres, Miller-McIntyre atrapó el rebote y montó la galopada para abrir el balón a Rogkavopoulos, que clavó un triple. La capa de héroe en esta ocasión parecía reservada a Miller-McIntyre, que hizo una penetración al aro merengue y Costello hundió la pelota con un mate que supuso el 91-93.

Por parte madrileña, Yabusele había cogido las riendas en ataque, si bien Miller-McIntyre acercó (93-95) al Baskonia con un 2+1, inacabado ya que falló el tiro libre adicional. Entonces reapareció Campazzo, un poco gris durante la segunda mitad del partido, para desesperar al conjunto vitoriano a raíz de siete puntos seguidos y que dictaminaron sentencia. Los laureles no fueron finalmente para Howard, fiel reflejo del cansancio del Baskonia y autor de una pérdida de balón, junto a un triple errado en las ultimísimas posesiones del ataque local. Ahí murió el camino de los de Ivanovic en esta competición, donde el defensor del título irá a Berlín a finales de este mes en busca de otra corona.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro