Menú

Unas 100.000 personas dan su último adiós a Muhammad Ali en Louisville

Las exequias se han celebrado en Parkland, en el oeste de Louisville, donde el Más Grande pasó su infancia.

0
Las exequias se han celebrado en Parkland, en el oeste de Louisville, donde el Más Grande pasó su infancia.
El coche fúnebre se detiene delante de la casa donde Muhammad Ali residió en su infancia. | EFE

Líderes religiosos y políticos de varios países se han sumado este viernes a las miles de personas que han rendido homenaje y han dado su último adiós en su localidad natal, Louisville, a Muhamad Ali, el excampeón mundial de boxeo que se ganó la admiración mundial por la defensa de sus principios.

Alí, que en su día desató la polémica por su conversión al Islam y que se perdió tres años de carrera profesional por negarse a luchar en la guerra de Vietnam, falleció la semana pasada a la edad de 74 años tras haber sido uno de los hombres más respetados de Estados Unidos.

Seguidores gritando "¡Alí!" y lanzando flores se han alineado en las calles de Louisville, en Kentucky, para rendir homenaje al campeón mundial al paso de su vehículo en la procesión funeral. El coche fúnebre ha recorrido la ciudad parándose ante la multitud congregada frente a su domicilio de la infancia, para terminar su trayecto en el cementerio, en el que el féretro ha sido enterrado en una ceremonia privada en una tumba con una lápida en la que se lee únicamente Alí.

Las autoridades locales han afirmado que unas 100.000 personas han rendido homenaje a Ali en esta última despedida, muchas llegadas de diferentes puntos del país y también de otras naciones. Algunos han lanzado flores sobre el coche fúnebre al paso de la comitiva de 18 vehúculos, que ha procesionado durante unos 37 kilómetros en el marco de un funeral sin parangón en la historia reciente de Estados Unidos.


Tras ser enterrado el cuerpo de Alí, el expresidente Bill Clinton y famosos como Billy Crystal, Will Smith y Mike Tyson han asistido a una ceremonia multiconfesional que se celebrado en un estadio con capacidad para 20.000 personas y que ha comenzado con el rezo musulmán.

El reverendo Kevin W. Cosby, pastor de una iglesia de Louisville, ha comparado a Alí con otros atletas destacados que se distinguieron por su defensa de los derechos civiles, como el jugador de baloncesto Jackie Robinson, el boxeador Joe Louis y el corredor Jessie Owens.

"Antes de que James Brown dijera: Soy negro y estoy orgulloso; Muhamad Ali dijo: Soy negro y soy guapo", ha destacado el reverendo. "Se atrevió a amar al pueblo negro en una época en la que los negros tenían un problema para quererse a sí mismos", ha explicado.

Horas antes, unas 1.500 personas se congregaron en la vivienda en la que Ali vivió su infancia, en un barrio afroamericano de la ciudad. Cuando el coche fúnebre se ha aproximado, los agentes de Policía han permanecido hombro con hombro para dejarle paso, como en su día le hacían pasillo cuando Alí se dirigía el cuadrilatero.

Al funeral por Alí han asistido varios dirigentes extranjeros, incluido el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que el jueves asistió a la ceremonia musulmana pero este viernes ha adelantado su regreso y no ha participado en los actos de Louisville como estaba previsto.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios