Menú

Trágica muerte de Pernell Whitaker, la leyenda del boxeo que fue el primero en ganar a Poli Díaz

Whitaker, campeón del mundo en cuatro categorías, fue atropellado en Virginia Beach.

A.S.E
0

El mundo del boxeo está de luto. Pernell Whitaker, leyenda estadounidense, falleció este domingo tras ser atropellado en Virginia Beach. Según reveló uno de sus hijos, Devon, el accidente fue una verdadera tragedia: "Mi padre llevaba ropa oscura, el camino estaba oscuro y el conductor no lo vio".

Campeón del mundo en cuatro categorías (peso ligero, peso welter ligero, peso welter y peso medio ligero) y medallista de oro olímpico en Los Ángeles 1984 en peso ligero, Whitaker, apodado Sweet Pea, es considerado uno de los boxeadores más grandes de todos los tiempos. Zurdo y poco ortodoxo, era un púgil completo. No era un gran pegador, pero tenía uno de los mejores juegos de piernas que se recuerdan. Peleaba con las manos bajas, esquivando los golpes mediante ese increíble juego de piernas y buscando contragolpes con golpes muy certeros. Para muchos eruditos del boxeo está considerado como el mejor boxeador zurdo de la historia. Se retiró en 2001 tras 17 años de carrera en la que obtuvo un récord profesional de 40 triunfos, 17 de ellos por KO, cuatro derrotas y un empate.

"Hoy ha muerto el mejor peso ligero que he visto en mi vida", escribió Max Kellerman, experto de boxeo de la ESPN. "Sí, eso incluye a Roberto Duran, Floyd Mayweather, Ike Williams y cualquier otra persona que quieras mencionar. RIP Pernell Whitaker ".

El púgil, incluido en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo en 2006, protagonizó dos históricas rivalidades con Óscar De La Hoya y Julio César Chávez. En España es especialmente recordado por ser el primer boxeador que fue capaz de derrotar a Poli Díaz, en una pelea que tuvo lugar el 27 de julio de 1991 en el Scope Arena de Norfolk, localidad natal de Whitaker.

El combate ponía en juego los tres cinturones que entonces poseía Whitaker en el peso ligero, los de la Federación Internacional (IBF), el Consejo Mundial (WBC) y la Asociación Mundial (WBA). Poli Díaz llegaba invicto tras 32 combates como profesional, pero Whitaker estaba a otro nivel. Poli pudo agotar los 12 asaltos de la pelea, pero perdió a los puntos por decisión unánime, después de que el español llegase a ser tumbado en el séptimo asalto y recibir la cuenta de protección. Whitaker conectó más de 300 golpes, el doble que el ‘Potro de Vallecas’, quien, dicen las crónicas de aquel día, regresó a España con una costilla rota. Permaneció imbatido de 1988 hasta 1997, cuando, en abril, Óscar de la Hoya lo derrotó a los puntos por lo que perdía el título mundial den peso welter del Consejo.

Problemas fuera del ring

Al igual que Poli Díaz, Whitaker vivió un auténtico calvario fuera del ring durante buena parte de su vida por culpa del alcohol y las drogas. Seis meses después de ganar al Potro de Vallecas, todo estallaba: ganaba a Andrei Pestraiev por el título de la Asociación, pero en el control antidopaje daba positivo por cocaína. Lo sancionaron seis meses, aunque se sometió a un programa de rehabilitación para que le levantaran la suspensión. Un año después, caía ante el legendario Félix Trinidad a los puntos. Era el comienzo del fin.

Desde ahí empezaron las detenciones (posesión de cocaína, diversos altercados de tráfico) que dieron con sus huesos en la cárcel una breve temporada. Parecía que su carrera estaba acabada. Sin embargo, lo volvió a intentar: en 2001, dos años después de su último combate, caía por KO técnico en el cuarto asalto contra el mexicano Carlos 'El Elegante' Bojórquez. Se había roto el hombro en la pelea. Ahora sí era el fin.

Resurgió de sus cenizas... como Poli Díaz

La noche después del combate contra Bojórquez, Whitaker acabó en el hospital, pero no precisamente por su lesión de hombro. Entraba con síntomas de sobredosis, aunque él declaró que había bebido mientras tomaba analgésicos para paliar el dolor de la rotura. La hija de Lou Duva, su entrenador de toda la vida, dijo que después del combate había decidido retirarse.

En 2002 volvió a la cárcel, tras violar el programa anti-droga, ya que le habían vuelto a pillar en posesión de grandes cantidades de cocaína.

Sin embargo, al igual que Poli, salió del hoyo. Empezó a entrenar boxeadores en 2005 en su Virginia natal a algunas promesas como el colombiano Joel Julio o Calvin Brock, un veterano peso pesado estadounidense. Los dos, 'El Potro' y 'Sweet Pea', entraron y los dos salieron del hoyo. Ahora, a los 55 años, un atropello acaba con la vida de un gran boxeador.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco