Menú

Champions League

Agüero, Silva y la 'Casa de la Ópera', amenazas para el Madrid

El Real Madrid ha sido sin duda el equipo español peor parado en el sorteo celebrado en Mónaco.

0

Manchester City, Borussia Dortmund y Ajax de Ámsterdam son los rivales del Real Madrid en el grupo D de la Liga de Campeones 2012/13.

Iniciarán su andadura los blancos ante el City en el Santiago Bernabéu y luego viajarán a Holanda antes de su doble duelo contra el campeón de la Bundesliga, primero en el Westfalenstadion. La visita al Etihad Stadium, el 21 de noviembre, está marcada rojo en el calendario europeo del equipo de José Mourinho, que cerrará la fase de grupos en casa frente al Ajax, al que se vuelven a medir por tercer año consecutivo.

Tres campeones en sus respectivas ligas retan al Madrid en su enésimo camino hacia la Décima. La Champions es ya más que un objetivo después de haber alcanzado las semifinales las dos últimas ediciones, primero frente al Barcelona, en una eliminatoria que estuvo marcada por el cruce de declaraciones entre Mourinho y Pep Guardiola y por la polémica expulsión de Pepe en la ida, y luego contra el Bayern de Múnich, con aquel penalti que Sergio Ramos mandó a la estratosfera.

A la tercera, por qué no, puede ir la vencida, aunque primero deberán superar a dos potencias como el City, que el año pasado con el dominio del vecino United en la Premier League, y el Borussia Dortmund, campeón de Europa en 1997 y que los dos últimos años le tiene comida la moral al Bayern. También el Ajax es campeón en su país, Holanda, pero sin duda se trata del más flojo de los cuatro equipos que componen el grupo D.

City: los petrodólares por bandera

El Manchester City del Kun Agüero y David Silva se presenta este año como la principal amenaza del Madrid. El equipo skyblue, propiedad del jeque Mansour bin Zayed, despegó definitivamente la temporada pasada, cuando, tras varias décadas de oscuridad en las que llegó a quedar relegado a la tercera división, se proclamó campeón de la Premier a las órdenes de Roberto Mancini.

Volvía a conquistar el título liguero el segundo equipo de Manchester, siempre a la sombra del poderoso United, 44 años después. Y fue una Liga épica porque, después de un inicio brillante, sufrió varios tropiezos que le condenaban a ver a los diablos rojos con una ventaja de ocho puntos a otras tantas jornadas del final. Pero los de Sir Alex Ferguson iban cediendo un punto tras otro hasta que, en una última jornada de infarto, terminaban por claudicar. Así, el City se proclamaba campeón con una victoria sobre la bocina ante el Queen's Park Rangers (3-2), con un gol de Agüero en el minuto 93. El Etihad Stadium vibró al unísono, cantando el mítico tema Hey Jude de los Beatles, que se ha convertido en el himno extraoficial del club.

Pero la Champions, la primera que disputaban los citizens en su historia, fue harina de otro costal. Tanto el Bayern como el Nápoles de Edinson Cavani, Marek Hamsik y Ezequiel Lavezzi les pasaron por delante en la primera fase, en un grupo en el que también quedó apeado de la competición el Villarreal. Luego jugaron los skyblues la Liga Europa, al quedar relegados al tercer puesto, pero cayeron en octavos de final a manos del Sporting de Lisboa.

La plantilla que presenta el City este año no es muy distinta a la del pasado curso y Mancini sólo ha requerido hasta el momento un refuerzo para su defensa. El internacional inglés Jack Rodwell, por el que el Everton ha recibido 15 millones de euros, ha sido la única incorporación después de que se descartase la del holandés Robin Van Persie, quien finalmente ha recalado en el vecino Old Trafford.

Así, en el ataque skyblue el líder vuelve a ser Agüero, que estará apoyado por Mario Balotelli, uno de los protagonistas de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, y por Carlos Tévez, a quien Mancini recuperó al final de la pasada temporada tras una agria disputa entre ambos que apartó al Apache varios meses de los terrenos de juego. En el centro del campo, David Silva y el polémico Samir Nasri volverán a repartir el juego del equipo que más goles marcó en la última liga inglesa (93) y menos encajó (29). Por detrás, en la sala de máquinas, figura el marfileño Touré Yaya, un gran llegador a la portería rival y considerado uno de los mejores mediocentros del mundo.

A pesar de que este verano ha reducido el nivel de inversión en fichajes de las últimas temporadas, el Manchester City es el segundo club inglés que más millones ha gastado en fichajes en la última década. Desde 2003, la entidad de Eastlands ha invertido 715 millones de euros en fichajes, sólo por detrás el Chelsea de Roman Abramovich (841 millones). Gran parte de esa inversión se produjo a partir de 2008, cuando Mansour bin Zayed, miembro de la familia real de Abu Dhabi, inyectó capital a la entidad y aceleró una recuperación deportiva que había comenzado en 2001, con el legendario Kevin Keegan en el banquillo.

Además de ellos, también hay que tener en cuenta al portero Joe Hart, los defensas Pablo Zabaleta, Vincent Kompany, Gael Clichy, Kolo Touré –hermano de Yaya– y Micah Richards o el delantero bosnio Edin Dzeko, quien finalmente sigue en el club después de haber sonado como posible refuerzo de la Juventus.

Dortmund: la fiabilidad alemana

El Borussia Dortmund, campeón alemán las dos últimas temporadas y ganador del doblete en el curso 2011/12, es el otro gran obstáculo del Real Madrid en la Champions. Le falta al cuadro germano, sin embargo, pedigrí en Europa, donde no ha podido implantar el poder que ha ejercido en Alemania.

El equipo dirigido por el carismático Jürgen Klopp, que ejecuta un fútbol rápido y dinámico, quedó eliminado el año pasado en la fase de grupos de la Champions y hace dos temporadas no pasó de la misma fase en la Liga Europa. Una explicación que se le ha dado a ello es la falta de experiencia internacional del Dortmund, que tiene un equipo bastante joven.

El central Mats Hummels, que desempeñó un buen papel en la Eurocopa, es el eje del Dortmund. Donde empieza todo. De sus pies suelen salir jugadas de ataque, bien con balonazos largos o también con pases a la banda, para aprovechar la velocidad de los laterales Lucasz Pisczek y Marcel Schmelzer. El otro central, el esloveno Neven Subotic,  también es bastante fiable.

En el centro del campo, el Dortmund ha perdido al japonés Shinji Kagawa, que ha fichado este verano al Manchester United, pero ha ganado a Marco Reus, procedente del Borussia Mönchengladbach y elegido jugador del año en Alemania. La experiencia en el equipo la aportan ante todo el guardameta Roman Weidenfeller y el capitán Sebastian Kehl. El talento corresponde a Mario Götze. El joven y fino mediocampista alemán, antiguo socio sobre el césped de Nuri Sahin, poco a poco recupera su vieja forma tras recuperarse de una lesión. El gol es cosa del polaco Robert Lewandowski, gran referente del equipo y más aún tras la marcha del paraguayo Lucas Barrios.

El Real Madrid ya sabe lo que es jugar con el Dortmund. Nunca ha perdido ante el conjunto germano en la máxima competición europea. La más recordada es la semifinal de la temporada 1997-98, con la conocida caída de una portería en el Santiago Bernabéu. El equipo blanco, entrenado entonces por el alemán Jupp Heynckes, acabaría logrando esa temporada (20 de mayo de 1998) la séptima Copa de Europa, gracias al gol de Pedja Mijatovic en la final contra la Juventus en Ámsterdam.

Ajax: de dominador a cenicienta

El equipo más flojo del grupo D es sin duda el Ajax de Ámsterdam, al que el Madrid se vuelve a enfrentar por tercera temporada consecutiva. De dominador en el viejo continente, el equipo que actuamente entrena Frank de Boer ha pasado a ser una auténtica perita en dulce.

El año pasado, los blancos derrotaron con claridad al Ajax tanto en casa como a domicilio (3-0 en ambos casos), resultados que a la postre dejaron a los de Ámsterdam fuera de la siguiente ronda, pues la diferencia de goles decantó la segunda plaza del grupo a favor del Olympique de Lyon. Más de lo mismo hace dos temporadas, cuando el Madrid ganó por 0-2 en el Bernabéu y por 0-4 en los Países Bajos.

Y es que el Ajax, en sus últimas diez participaciones en la máxima competición continental, sólo ha logrado llegar una vez a los cuartos de final y habitualmente se ha visto apeado a las primeras de cambio.

Esos resultados contrastan con las épocas doradas del pasado, especialmente con las registradas a mediados de los años 90 –entonces encadenó un título y un subcampeonato de la Liga de Campeones– y con las tres Copas de Europa consecutivas de los primeros años 70, con Johan Cruyff como baluarte.

Obligado a deshacerse año tras año de sus mejores futbolistas, el equipo de Ämsterdam incluso ha cedido terreno en la última década en la competición nacional, en favor de algunos de sus rivales como el PSV Eindhoven. La pasada temporada el Ajax recuperó el título de la Eredivisie de la mano de Frank de Boer, que este año tratará de consolidar un proyecto basado como es habitual en la juventud.

Este verano, el club se ha quedado entre otros sin el líder de su defensa, el belga Jan Vertonghen, traspasado al Tottenham inglés, y sin el centrocampista Vurnon Anita, vendido al Newcastle. Entre las novedades de la plantilla destacan la llegada del veterano centrocampista Christian Poulsen, del defensa Niklas Moisander y del delantero Daniel Hoesen. La gran estrella del equipo, a día de hoy, es el danés Christian Eriksen, considerado uno de los centrocampistas más prometedores de Europa.

0
comentarios

Servicios