Menú

Champions League

El Barcelona sufre ante el PSG pero se mete en semifinales de la Champions

Pastore adelantó a los franceses tras el descanso y Pedro empató veinte minutos después, haciendo valer el 2-2 de la ida.

0
Pastore adelantó a los franceses tras el descanso y Pedro empató veinte minutos después, haciendo valer el 2-2 de la ida.
Pedro celebra su gol ante el París Saint-Germain. | EFE

Tocó sufrir. El Barcelona tuvo que tirar de épica en un Camp Nou abarrotado para empatar ante el París Saint-Germain, que se había adelantado al comienzo de la segunda mitad por medio de Pastore, y sellar su pase a semifinales. A veinte minutos del final, para entonces con Leo Messi sobre el campo tras haber empezado desde el banquillo, Pedro establecía el definitivo 1-1 que, unido al empate a dos goles de la ida, certifica la clasificación de los azulgranas para la ronda de los cuatro mejores por sexto año consecutivo. Al final, la entrada de La Pulga acabó siendo clave.  

Imperó la lógica en el Barça y Tito Vilanova, en su primer partido en casa en la Champions tras regresar de Nueva York, optó por no poner a Messi en el once. No se la quiso jugar el técnico gerundense y el desarrollo del partido demostró que el argentino no está plenamente recuperado de la lesión en el bíceps femoral. Sí fueron de la partida, en cambio, Adriano y Pedro, que también llegaban tocados. En las filas parisinas, Carlo Ancelotti optó por colocar a Thiago Motta en el medio campo como acompañante de Verratti en sustitución del sancionado Matuidi, el autor del último gol del partido de ida, en el minuto 94. Beckham, que fue titular en el Parque de los Príncipes, se quedó en el banquillo, aunque luego tuvo algunos minutos en la recta final del encuentro.

Trepidante desde el inicio

Desde el inicio se vio que el partido se iba a jugar a un ritmo frenético. El Barça dispuso pronto de la primera ocasión, con un lanzamiento de falta de Xavi que a punto estuvo de sorprender a Sirigu, pero el PSG no se amilanó y empezaba a presentarse en los dominios de Valdés con peligrosísimos contragolpes. Lavezzi avisó de sus intenciones con un remate dentro del área ante el que se lució el meta de Hospitalet. Sin duda el barcelonismo va a echarle de menos cuando ya no esté en el equipo la próxima temporada.

Ibrahimovic también hizo de las suyas con su calidad, sirviendo un medido centro desde la izquierda que Lucas Moura remató de cabeza en el segundo palo y que detuvo Valdés. El cancerbero local volvió a exhibirse pocos segundos después a un testarazo picado de Alex, aunque la acción quedó invalidada por fuera de juego.

El Barça se quedaba sin respuesta ante las ofensivas parisinas y sólo lo intentaba con disparos lejanos desde fuera del área que nunca llevaban verdadero peligro. Ante la ausencia de Messi, fue Iniesta quien trató de tirar del carro azulgrana. Pero él solo no bastó. Con el 0-0 se llegó al descanso y, sobre todo, la sensación que quedaba era que cualquier cosa podía pasar.

Con Messi es otra cosa

Y peor no pudo comenzar la segunda parte para los intereses locales: Ibrahimovic inició un contragolpe y sirvió el balón hacia el costado izquierdo, donde apareció un Pastore que, aguantando la tibia oposición de Dani Alves, se presentó en el área para batir a Valdés en su salida. Bofetada en toda regla en un Camp Nou que se preparaba para lo peor. Como a perro flaco todo son pulgas, Adriano se lesionaba y tuvo que dejar su puesto al joven Marc Bartra.

Pero el Barça tiene la suerte de contar en sus filas con uno de los mejores jugadores del mundo, sino el mejor. Pese a llegar renqueante a la cita, Messi siempre es Messi. El hombre que, una vez más, acudió al rescate. Apenas llevaba el argentino diez minutos en el campo cuando recibió prácticamente solo un balón arriba, se lo filtró a Villa con un buen pase interior y el Guaje tocó hacia atrás para la llegada de Pedro. El canario remató con todo y superó a Sirigu para establecer la igualada en el marcador, poniendo nuevamente la eliminatoria del lado azulgrana.

Quedaban veinte minutos para el final y volvía a cambiar el decorado tras un período de bastante zozobra. A partir de entonces el Barça pasó a controlar la situación ante un PSG que parecía entregado, rendido a la superioridad de un oponente que no rayó precisamente a su mejor nivel. Pero tampoco le bastó. Es más, lejos de la amenaza de un segundo gol parisino, lo que llegó, en los estertores del partido, fue una clara oportunidad de Iniesta, que se marchó con una calidad descomunal de Jallet para probar fortuna ante el marco de Sirigu.

Magia pura en las botas del manchego, el futbolista español con más clase. Entre él, las paradas de Valdés, la puesta en escena de Messi y el tanto de Pedro se encargaron de certificar el pase del Barça a semifinales. Por sexto año consecutivo, que se dice pronto... 


Ficha técnica

FC Barcelona, 1: Valdés; Dani Alves, Piqué, Adriano (Bartra, m.61), Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedro, Cesc (Messi, m.61) y Villa (Song, m.83)
París Saint-Germain, 1: Sirigu; Jallet (Van der Wiel, m.88), Alex, Thiago Silva, Maxwell; Thiago Motta, Verratti (Beckham, m.82); Lucas Moura, Pastore; Ibrahimovic y Lavezzi (Gameiro, m.81)

Goles: 0-1, m.50: Pastore; 1-1, m.70: Pedro
Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a Adriano (m.42), del Barcelona; y a Lavezzi (m.79), Thiago Silva (m.85) y Beckham (m.89)
Incidencias: Partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 96.022 espectadores
. Lleno

0
comentarios

Servicios