Menú

Champions League

Lewandowski pone al Madrid con la soga al cuello en la Champions

El polaco marcaba los cuatro goles de su equipo a los blancos, que han vuelto a vivir una pesadilla en Alemania y ven cómo la Décima se esfuma.

56
El polaco marcaba los cuatro goles de su equipo a los blancos, que han vuelto a vivir una pesadilla en Alemania y ven cómo la Décima se esfuma.
Las imágenes del Borussia-Real Madrid

Otro fiasco del Real Madrid en Alemania. El enésimo. No ganan los blancos ni a tiros en ese país y se vuelven a casa con el rabo entre las piernas después del repaso en toda regla que le ha dado el Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park (4-1), con un Robert Lewandowski descomunal, sencillamente brutal. El delantero polaco, uno de los mejores nueves del mundo, ha marcado los cuatro goles de su equipo para poner a los blancos contra las cuerdas en estas semifinales de Champions. Y peor hubiera sido el panorama si Cristiano Ronaldo no hubiera marcado antes del descanso.

Ahora queda esperar al milagro el próximo martes en el Santiago Bernabéu, donde el Madrid necesita más que nunca que aparezca la magia de las grandes noches europeas para volver a soñar con la final de Wembley. La misión es harto complicada, pero en el fútbol no existe la palabra 'imposible'.

Como el Barça el martes en el Allianz Arena de Múnich ante un enorme Bayern (4-0), el Real Madrid también ha salido escaldado de Alemania. Con la novedad en el once de Luka Modric en lugar de un Ángel Di María que acaba de ser padre, los blancos saltaron muy fríos al césped del antiguo Westfalen Stadion y se vieron superados desde el pitido inicial por su arrollador rival, que salió del túnel de vestuarios con el martillo en la mano. Todo un equipazo el Borussia, letal en los contragolpes, que mata cuando tiene la pelota en el campo rival.

Así lo demostró, por ejemplo, Marco Reus, un futbolista enorme que puso siempre en jaque a la defensa blanca y que pronto (m.7) dispuso de una clara ocasión que desbarató Diego López. Fue el preludio del primer gol de la noche porque sólo unos segundos después comenzó el festival de Lewandowski. Gündogan, otro jugador como la copa de un pino, en la órbita del Madrid para la próxima campaña, inició la jugada en el medio campo y habilitó hacia la izquierda para Götze. Éste, considerado por buena parte de su todavía afición como un "Judas" al haber fichado por el archienemigo Bayern, sirvió un medido centro hacia el segundo palo. Ahí apareció el polaco, ganándole la posición a un desastroso Pepe, para fusilar a Diego a placer.

La primera en la frente. El Madrid estaba en modo off y le costó muchos minutos siquiera salir de su campo. Modric, que estaba llamado a dirigir la nave blanca, no se enteraba de la película y, salvo un gran pase a Khedira con el exterior, anduvo por el campo desubicado, como alma que se lleva el diablo. Suerte para los blancos que, en los últimos minutos de la primera parte, Hummels cometió un error de infantiles y le regaló un balón franco a Higuaín. El argentino sorteó la salida del meta Roman Weidenfeller y le sirvió el gol a Cristiano. Con el 1-1 y todas las espadas en alto se llegaba al intermedio.

Lewa aniquila cualquier esperanza

Pero la segunda parte no pudo comenzar peor para los intereses madridistas porque Lewandowski marcaba dos goles más en apenas seis minutos para poner tierra de por medio. Primero se aprovechó el polaco de un error de Pepe, que rompía el fuera de juego, para batir a Diego López y luego volvió a superar al cancerbero gallego con una obra de arte: se aprovechó el nueve del Borussia del fallo de Modric en el corte para controlar la pelota dentro del área con clase y fusilar al meta blanco, haciendo subir el 3-1 al marcador.

Un gol volvía a meter a los blancos en la eliminatoria, pero la sensación que reinaba en el ambiente es que parecía mucho más cercano el 4-1 que el 3-2. A punto estuvo de aumentar la cuenta Gündogan con una jugada sensacional, con un autopase sobre Sergio Ramos incluido, aunque apareció Diego López con una gran mano para salvar los muebles. Y el cuarto de los alemanes acabaría llegando mediada la segunda parte después de que el árbitro Bjorn Kuipers señalara penalti por un empujón de Xabi Alonso a Reus dentro del área. Lewandowski pidió la pelota, se dirigió al punto de los 11 metros y volvió a fusilar al meta madridista para rubricar su póquer personal.

El Madrid estaba completamente grogui. Intentó reaccionar Mourinho metiendo en el campo a Di María, Benzema y Kaká. Pero no era el día. Los cambios apenas tuvieron tiempo para aportar nada, si bien es verdad que Varane pudo haber marcado el segundo de los visitantes en el tiempo de descuento, y los blancos acabaron encajando una dolorosísima goleada que les aleja de Wembley. Aún queda la vuelta en el Bernabéu, pero por las sensaciones que, hoy por hoy, ofrecen uno y otro y equipo, se barrunta final alemana el próximo 25 de mayo. Salvo milagro que diga lo contrario, parece que la Décima tendrá que esperar. Un año más.


Ficha técnica

Borussia Dortmund, 4: Weidenfeller; Piszczek (Grosskreutz, m.83), Subotic, Hummels, Schmelzer; Bender, Gündogan (Schieber, m.91); Blaszczykowski (Kehl, m.81), Götze, Reus; y Lewandowski
Real Madrid, 1: Diego López; Sergio Ramos, Varane, Pepe, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso (Kaka, m.79); Özil, Modric (Di María, m.67), Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Benzema, m.69)

Goles: 1-0, m.8: Lewandowski; 1-1, m.42: Cristiano Ronaldo; 2-1, m.49: Lewandowski; 3-1, m.55: Lewandowski; 4-1, m.66: Lewandowski, de penalti
Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a Lewandowski (m.70), del Borussia; y a Khedira (m.53), Özil (m.64) y Sergio Ramos (m.91), del Real Madrid
Incidencias: Partido de ida de semifinales de Liga de Campeones disputado en el Signal Iduma Park de Dortmund ante cerca de 80.000 espectadores, entre ellos unos 3.500 seguidores del Real Madrid

Lo más popular

0
comentarios

Servicios