Menú

Champions League

El Madrid apela a la magia del Bernabéu para remontar ante el Borussia

Arropados por su afición y la magia del Bernabéu, los blancos quieren reencontrarse con su mejor versión para remontar el 4-1 de la ida.

0
Arropados por su afición y la magia del Bernabéu, los blancos quieren reencontrarse con su mejor versión para remontar el 4-1 de la ida.
Cristiano Ronaldo celebra un gol junto a Ramos y Özil.

No hay vuelta de hoja. Tras el 4-1 adverso de la ida, el Real Madrid está obligado a ganar al Borussia Dortmund por una diferencia de al menos tres goles, y no encajar ningún tanto, si quiere mantener vivo el sueño de la Décima.

Esa fatídica noche del 24 de abril en el Signal Iduna Park ya quedó atrás. Nada más encajar aquella dolorosa derrota, la peor de la temporada, los blancos pasaron página rápidamente y entendieron que ahora sólo queda apelar a la épica, a la magia de las noches europeas en el Santiago Bernabéu y al tan manido espíritu de Juanito. Y, cómo no, a la comunión entre afición y jugadores para tratar de golear a todo un equipazo como el Borussia con el fin de lograr la ansiada remontada. La 'Operación 3-0' se puso enseguida en marcha y ahora los blancos esperan llevarla a buen puerto. La final de Wembley, que no es cosa baladí, está en juego.

Como la pasada temporada en la vuelta de semifinales contra el Bayern (2-0 al cuarto de hora de partido), los madridistas pretenden salir en tromba frente al Borussia y lograr al menos un par goles en los primeros minutos para acercar la remontada. En cualquier caso, tan importante será marcar como evitar salir con un ímpetu excesivo y dejar espacios, con el riesgo de encajar algún gol que convierta la gesta en algo poco menos que imposible. Y es que los borussers, con jugadores de calidad como Marco Reus, Mario Götze, Gündogan y Lewandowski –autor de los cuatro tantos germanos en la ida–, ya han demostrado que son un conjunto peligrosísimo a la contra.

Jürgen Klopp anunciaba este lunes, en la rueda de prensa previa al encuentro, que su equipo no se cerrará atrás en el Bernabéu, amparado en la estrategia que tan buenos resultados le ha dado esta temporada contra el Madrid –al 4-1 del primer envite de semifinales hay que sumar la victoria en la fase de grupos por 2-1 y el empate a dos goles en el coliseo blanco, con un tanto salvador de Mesut Özil sobre la hora–, ni tampoco con relajación. Una de las claves será ahogar la salida de balón de Xabi Alonso, que estuvo desaparecido en la ida.

Ramos abandona el lateral derecho

El Bernabéu espera la mejor versión del tolosarra y también la de Mesut Özil. El alemán estuvo perdido en la banda derecha, pero esta vez, jugando en la media punta, tendrá más libertad de movimientos, con lo que puede sacar a relucir su calidad y el equipo lo agradecería. Vuelve al once Cristiano Ronaldo, que no jugó el derbi contra el Atlético de Madrid (1-2) por precaución, mientras que Luka Modric, que ya jugó en la ida ocupando el puesto de Di María, puede ser de nuevo la gran baza de Mourinho. Si el croata entra en el once, Sami Khedira sería el sacrificado.

La vuelta de Michael Essien al lateral derecho soluciona también el problema defensivo por las bajas de los laterales Álvaro Arbeloa y Marcelo, por lo que Sergio Ramos vuelve al centro de la defensa junto a Raphael Varane. Así, regresará al banquillo Pepe, que en Dortmund firmó un partido desastroso, perdiendo el duelo con Robert Lewandowski –fue señalado como culpable en los cuatro goles del Dortmund– y que ahora mismo dista muchísimo de ser el gran central que fue no hace demasiados meses.

Piszczek, única duda en el Borussia

Enfrente tendrá el Madrid a todo un señor equipo como el Borussia Dortmund, que ha viajado a España acompañado por unos 8.000 animosos seguidores. Los jugadores titulares del cuadro renano llegan frescos a este encuentro de vuelta tras haber tenido descanso en el último partido de la Bundesliga contra el Fortuna Düsseldorf (1-2). Únicamente Mats Hummels jugó los 90 minutos el pasado sábado, mientras que Lewandowski y Blaszczykowski salieron en la segunda parte y Marco Reus disputó poco más de diez minutos en Düsseldorf.

Klopp sólo tiene la duda de Lukasz Piszczek, que arrastra una elongación en los adductores de la pierna derecha. En caso de que el polaco no pueda jugar, Grosskreutz sería su sustituto en el lateral derecho. Mario Götze, más peligroso sin la presión de su público, e Ilkay Gündogan, que rayó a un grandísimo nivel en el partido de ida, también andan con algunos problemas que no les impedirán ser titulares.

Mención especial merece también el árbitro de la contienda, el inglés Howard Webb. Casi huelga decir que se trata del mismo colegiado que hace tres años pitó la final del Mundial de Sudáfrica 2010 que España ganó a Holanda con el gol de Iniesta en la segunda parte de la prórroga (1-0). La última vez que dirigió a los blancos fue hace un año, en la ida de semifinales de la Champions, con derrota por 2-1 ante el Bayern de Múnich.


Alineaciones probables

Real Madrid: Diego López; Essien, Varane, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira o Modric, Xabi Alonso; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo; e Higuaín
Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek o Grosskreutz, Subotic, Hummels, Schmelzer; Bender, Gündogan; Blaszczykowski, Götze, Reus; y Lewandowski

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra)
Estadio: Santiago Bernabéu. 20:45 horas (TVE 1)

0
comentarios

Servicios