Menú

Champions League

Casillas: "No puedo ocultar que pensé en irme del Real Madrid"

"Han pasado muchas cosas, pero quiero quedarme hasta que mi cabeza y mi cuerpo me lo permitan", decía el portero tras la goleada al Copenhague.

49
"Han pasado muchas cosas, pero quiero quedarme hasta que mi cabeza y mi cuerpo me lo permitan", decía el portero tras la goleada al Copenhague.

Casillas ha vuelto a ser Casillas. En su primer partido oficial en el Santiago Bernabéu 259 días después -el último había sido la ida de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Valencia, una semana antes de que Arbeloa lo lesionara en Mestalla con su patada en la mano-, Iker volvía a ser el santo, evitando que el Copenhague lograra su gol con dos paradas providenciales en el descuento, una a Bolaños y a otra a Adi en un saque de esquina.

Pero también hizo de diablo, cantando por alto a la salida de un córner, pocos minutos antes del descanso (cuando en el marcador todavía se podía ver el 1-0), y permitiendo que Jorgensen rematara por alto de cabeza para llevar la zozobra a la parroquia blanca, que al final respiró aliviada al ver cómo Modric evitaba el empate al sacar la pelota en la misma raya.

Lo cierto es que al final Casillas acabó el partido aclamado por la afición, a la que devolvió una sonrisa de felicidad. Como feliz, "y agradecido", está también con Carlo Ancelotti, según confesaba el propio futbolista en la zona mixta del Bernabéu. Con sus palabras ante la prensa, Iker terminaba erigiéndose en protagonista de la noche, eclipsando en gran medida a Di María y Cristiano Ronaldo, que minutos antes, sobre el césped, venían de alejar fantasmas con sus dobletes.

"No puedo ocultar que cuando llevas tanto tiempo sin jugar puedes pensar en irte, pero ahora mismo mi idea es seguir", se sinceraba el capitán blanco. "Mi idea es seguir aquí y terminar aquí mi carrera".

Desde que José Mourinho lo dejara en el banquillo ante el Málaga en La Rosaleda, en el último partido del año 20112, "muchas cosas han pasado". Casillas ha estado "en la boca de todo el mundo y no quería estarlo". Diego López le quitó el puesto -ahora también le ocurre a las órdenes de Ancelotti en la Liga, no así en la Champions-, pero el meta de Móstoles tiene claro que quiere seguir en el Madrid "hasta que mi cabeza y mi cuerpo me lo permitan".

Al menos eso dice a los medios, ante los que asegura que ve "normal" que la gente le mirase "con lupa". Lo que sí siente Iker es el apoyo del club, donde "se han portado bien conmigo y no he tenido problemas. Me he sentido respaldado, pero es que por encima de Casillas está el Madrid y el escudo".

Lo más popular

0
comentarios

Servicios