Menú

Champions League

El Barcelona empata en San Siro antes del clásico

Los azulgranas se mantienen líderes, con dos puntos de ventaja sobre los rossoneri, pero no logran poner tierra de por medio en el grupo.

0
Los azulgranas se mantienen líderes, con dos puntos de ventaja sobre los rossoneri, pero no logran poner tierra de por medio en el grupo.
Messi se lleva la pelota ante Muntari. | Cordon Press

El Barcelona se ha quedado a medias en San Siro, donde ha cosechado un empate ante el Milan que le permite seguir al frente de su grupo en la Liga de Campeones, aunque no consigue poner tierra de por medio, quedándose sin una victoria que le hubiera permitido dar un paso de gigante hacia los octavos de final. Los azulgranas, que fueron de menos a más pero no pudieron romper el cerrojazo planteado por Massimiliano Allegri, ya pueden pensar en el clásico liguero del próximo sábado frente al Real Madrid, una vez solventado el compromiso europeo.

Enfrente se encontró el equipo del Tata Martino a un histórico venido a menos como el Milan, que marcha octavo en la Serie A a trece puntos del líder Roma. Se adelanteron los rossoneri con el tempranero tanto de Robinho, tras asociarse con otro exmadridista, su compatriota Kaká, aunque Messi acabó firmando el tanto del empate, mediada la primera mitad, cuando peor lo estaban pasando los suyos. Pese a gozar de buenas ocasiones tras el paso por vestuarios, el Barça no logró marcar y al final acabó imperando el 1-1 en el marcador, con lo que mantiene su ventaja de dos puntos sobre el conjunto italiano.

Apenas reservó nada el Tata con vistas al clásico -Cesc podría ser titular el sábado en lugar de un Alexis que fue de la partida en San Siro-, mientras que Allegri apostó por Kaká y dejó en el banquillo al aún renqueante Balotelli. Y el brasileño empezó como un tiro, asociándose con su compatriota Robinho y fabricando con él la jugada que suponía el 1-0, a los nueve minutos. El exjugador del Santos, uno de los grandes ídolo de Neymar, se aprovechó de un error atrás de Mascherano para avanzar con el balón, asociarse con Kaká y batir a Valdés en la primera ocasión clara. A Ricardo Kaká se le ve con otra cara en Italia, donde en poco se parece al gris jugador que pasó por el Bernabéu con más pena que gloria.

Lo estaba pasando mal el Barça hasta que, mediado el primer tiempo, Iniesta robó un balón en el medio campo y se lo habilitó a Messi. Fue la clave de la jugada que acabaría en el tanto del empate (m.23). El argentino, que previamente había tratado de sorprender a Marco Amelia con un lanzamiento de falta directo, hizo lo que quiso en el área con el lento Mexes y conectó un chut imparable para el tercer portero milanista, hoy titular ante las ausencias de Abbiati y Gabriel.

Con el 1-1, el Barça pasó a controlar la situación y, aunque dispuso de tres oportunidades para haber volteado el marcador antes del descanso -en las botas de Messi, Alexis y Neymar, ésta en la última acción de la primera parte-, también se llevó algún que otro susto. Y gordo. Como el que había protagonizado Mexes a la media hora al cabecear, solo en el segundo palo, un córner botado por Robinho tras la mala salida de Valdés. Fue el único error que cometió el guardameta de Hospitalet, a quien se le vio esta noche más nervioso de lo habitual, entre otras cosas por la inseguridad que transmitía su defensa. Y es que la retaguardia culé dejó dudas que puede pagar muy caras ante un rival en mejor forma, como por ejemplo el sábado ante el Madrid.

Sin cambios tras el intermedio, la segunda parte comenzó con una clara ocasión marrada por Robinho, que solo ante Valdés no acertó a rematar en boca de gol un balón que le había servido Sulley Muntari -en una nueva demostración de que la defensa culé seguía haciendo aguas-, aunque los visitantes pronto se sobrepusieron del susto y llegaron cada vez con más frecuencia a la portería de Amelia.

Iniesta fue a más y, después de su discreto inicio, se presentaba en los pagos locales cada vez con más peligro. Todo lo contrario que Kaká, que paulatinamente fue apagándose y acabó siendo sustituido a veinte minutos del final. Previamente había entrado Balotelli, recién recuperado de unas molestias en el muslo, aunque el polémico delantero apenas pudo aportar nada en el campo.

También el Tata movió ficha, dando descanso a un Neymar que, salvo sorpresa, será titular en el clásico, y metiendo en el campo a Pedro y Cesc Fábregas, éste en sustitución de un desacertado Alexis. La presencia del catalán sirvió para dar más mordiente al ataque culé en los últimos compases: el Barça volvía a encerrar en su área a los italianos, pero apenas logró generar ocasiones -a excepción de una muy clara de Adriano, que perdonó en el primer palo solo ante Amelia- y el choque acabó en un empate que permite a los culés dar un paso -pequeño pero paso, al fin y al cabo- hacia los octavos de final.


Ficha técnica

AC Milan, 1: Amelia; Abate, Zapata, Mexes, Constant; De Jong, Montolivo, Muntari; Birsa (Poli, m.80), Kaká (Emanuelson, m.70) y Robinho (Balotelli, m.64)
FC Barcelona, 1: Valdés; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Adriano; Busquets, Xavi, Iniesta; Alexis (Cesc, m.73), Messi y Neymar (m.80)

Goles: 1-0, m.9: Robinho. 1-1, m.23: Messi.
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró cartulina amarilla a Alexis (m.33) y Cesc (m.80), del Barcelona; y a Montolivo (m.41) y Muntari (m.77), del Milan
Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo H de la Liga de Campeones disputado en el estadio de San Siro ante cerca de 80.000 espectadores

0
comentarios

Servicios