Menú

Champions League

Arbeloa, al rescate del Real Madrid ante un flojito Galatasaray

El salmantino ha jugado su mejor partido con la camiseta blanca: un gol, una asistencia y un penalti no pitado.

0
El salmantino ha jugado su mejor partido con la camiseta blanca: un gol, una asistencia y un penalti no pitado.
Arbeloa celebra con Marcelo su gol al Galatasaray. | Cordon Press

A falta de Cristiano... Arbeloa. Así, como se lee. No, no fueron Bale o Di María quienes acabaron saliendo al rescate de un Real Madrid que, tras pasarlo mal en la primera parte, acabó goleando a un blando Galatasaray. Porque, aparte de Drogba y Umut Bulut, poquito más tiene el conjunto turco de Roberto Mancini. Los blancos firmaron unos desastrosos primeros 45 minutos y fue el salmantino, que esta noche hizo de todo, quien acabaría arreglando el desaguisado: marcó el tanto del 2-1, asistió a Di María en el tercero y participó en la jugada del cuarto, una obra de arte de Isco para cerrar la fiesta ante un rival que se complica el panorama en la Champions.

Mientras los blancos ya han amarrado el primer puesto del grupo B -les valía un simple empate-, los otomanos necesitan ganar, sí o sí, en la última jornada a una Juventus que se ha impuesto por 3-1 al Copenhague.

Miles de caretas por Cristiano

La noche en el Bernabéu comenzó con un auténtico alegato en favor de Cristiano Ronaldo tras los ultrajes sufridos por parte de la FIFA y su presidente, Joseph Blatter. Unos 45.000 aficionados madridistas lucieron caretas del astro portugués para reivindicar a su gran estrella, mientras una pancarta instalada en el Fondo Norte reclamaba el Balón de Oro para Cristiano. Éste, curiosamente, no pudo disfrutar de la fiesta desde el césped, sino que tuvo que ver el partido desde el palco por la lesión en el muslo izquierdo sufrida el pasado sábado en Almería.

Con un once plagado de novedades -Casemiro e Illarramendi como mediocentros, por detrás de Bale y un tridente ofensivo formado por Gareth Bale, Di María y Jesé-, fue el Madrid el que creó la primera ocasión de peligro sobre el marco de Iscan, que con el paso de los minutos se acabaría destapando como un auténtico amigo. A los cinco minutos, Bale se la llevó en carrera tras el pase en profundidad de Isco, pero no supo resolver en el mano a mano ante el portero otomano.

Inocente pero justa expulsión de Ramos

Parecía seguir gustándose el Madrid con un caño espectacular de Marcelo a Eboué, pero ahí prácticamente se acabó la pólvora de los blancos en la primera parte. Los de Carlo Ancelotti cedieron la iniciativa a su rival y, con Felipe Melo repartiendo estopa a diestro y siniestro, los turcos recogieron el testigo. Lo pasaba mal el Real Madrid, y más aún a partir de los 25 minutos, cuando Sergio Ramos fue expulsado por un inocente agarrón sobre Umut Bulut. El nueve turco encaraba solo la portería de Casillas y provocó la expulsión del defensa sevillano, que sigue sin estar nada fino desde el inicio de la temporada.

Curiosamente, y pese a la inferioridad numérica, fue el Madrid el que se adelantó en el marcador con un auténtico pepinazo de Bale, un lanzamiento de falta -centrado pero potentísimo- en el que Iscan también puso su granito de arena. Apenas unos segundos le duró la alegría al conjunto merengue porque Drogba se inventó un exquisito pase con el exterior hacia Umut Bulut, quien, tras ganarle la espalda a Pepe, no perdonó ante Casillas. Pintaban bastos en el Bernabéu.

Arbeloa hizo de todo

Sin embargo, mejor no pudo comenzar la segunda parte para el Real Madrid. Di María, en una falta lateral botada, sirvió un medio balón al corazón del área, donde esperaba Arbeloa para rematar a la remanguillé y batir a un Iscan que, nuevamente, pudo hacer algo más. Ahí empezó el show particular del salmantino, que en apenas doce minutos se encargó de revolucionar el partido: el lateral internacional probó fortuna con un chut lejano que salió fuera por poco, provocó un penalti que el árbitro escocés William Collum no quiso pitar -le mostró la amarilla al entender que se tiró- y luego asistió a Di María en el tercer tanto. Sin olvidar que, durante los 90 minutos, rayó a un nivel bastante bueno en defensa.

Ahí, en el minuto 63, fue cuando cerró el Madrid la contienda con media hora por delante. Porque el Galatasaray, quitando alguna acción aislada de Umut Bulut y, sobre todo, un formidable remate de cabeza de Drogba ante el que se lució Casillas con la parada de la noche, apenas volvería a inquietar el marco rival. La entrada del exmadridista Sneijder -recibido con indiferencia por su antigua afición- supuso un leve soplo de aire fresco en el juego estambulí, aunque Mancini lo metió en el campo demasiado tarde. También Ancelotti, pensando ya en el duelo del próximo sábado ante el Valladolid, movió algunas piezas.

La noche se cerró con el golazo de Isco, en una acción iniciada por Arbeloa. Tras aprovecharse de un rechazo dentro del área, el malagueño recortó a su defensor con clase y batió a Iscan con sangre fría. 4-1 y todo visto para sentencia. El Madrid acabó cumpliendo, y con goleada, su objetivo de sellar el pase a octavos de final como primero de grupo. Porque el Galatasaray se lo puso difícil en la primera parte, pero el paso de los minutos acabó por demostrar que el conjunto de Mancini es ahora mismo un equipo de medio pelo y mucho tendrá que sufrir, en la última jornada ante la Juve, si quiere meterse otro año más en la ronda de los dieciséis mejores del Viejo Continente.


Ficha técnica

Real Madrid, 4: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo (Carvajal, m.74); Casemiro (Xabi Alonso, m.58), Illarramendi; Bale, Isco, Di María; y Jesé (Nacho, m.28)
Galatasaray, 1: Iscan; Eboué, Gökhan Zan, Chedjou, Nounkeu; Felipe Melo (Gülselam, m.87), Selcuk Inan; Bruma (Sneijder, m.63), Umut Bulut, Amrabat (Riera, m.68); y Drogba

Goles: 1-0, m.37: Bale. 1-1, m.38: Bulut. 2-1, m.51: Arbeloa. 3-1, m.64: Di María. 4-1, m.81: Isco.
Árbitro: William Collum (Escocia). Expulsó con roja directa a Sergio Ramos (m.26). Además, mostró tarjeta amarilla a Felipe Melo (m.35), del Galatasaray; y a Arbeloa (m.54), del Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del Grupo B de Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de unos 65.000 espectadores. La afición madridista pidió el Balón de Oro para Cristiano Ronaldo, mostrando un mosaico y 45.000 caretas con la cara del portugués

0
comentarios

Servicios