Menú

Champions League

Cristiano Ronaldo sella el pase del Real Madrid a cuartos de la Champions

El portugués iguala a Puskas como cuarto máximo goleador en la historia del Madrid con 242 tantos. La peor noticia fue la lesión de Jesé.

0
El portugués iguala a Puskas como cuarto máximo goleador en la historia del Madrid con 242 tantos. La peor noticia fue la lesión de Jesé.
Cristiano Ronaldo celebra con Morata y Bale uno de sus dos goles al Schalke. | EFE

Cristiano Ronaldo es una bestia. Lo quiere todo. Con los dos goles que esta noche le hizo al Schalke (3-1), en un partido de trámite para el Real Madrid tras el 1-6 de la ida, el portugués ya suma 242 en 236 partidos con la camiseta blanca. Se convierte, además, en el primer jugador de la Champions que ha marcado en siete encuentros consecutivos y está a un solo tanto de igualar a Messi y Amalfitani como máximo realizador de la competición continental en una temporada con 14 dianas.

Fue Cristiano la cara positiva de un partido que también tuvo su cruz para el Real Madrid con la grave lesión de Jesé. Cuando sólo se habían disputado dos minutos, sufrió una entrada sin ton ni son de Kolasinac que le dañó seriamente la rodilla derecha. Los peores pronósticos se fueron confirmando con el paso de los minutos: el canario sufre una rotura del ligamento cruzado y dice adiós a la temporada. Un varapalo para Ancelotti y los suyos al perder a un hombre que se había convertido en el perfecto jugador número 12.

La lesión de Jesé dejó frío de inicio al Madrid, que salió con un once plagado de jóvenes -Isco, Morata, Illarramendi, Nacho...- más titulares habituales como Cristiano, Sergio Ramos y Xabi Alonso, amén de Iker Casillas, el portero titular en la Champions y la Copa del Rey. La amplia victoria lograda hace tres semanas en Gelsenkirchen y, sobre todo, la cercanía del clásico ante el Barcelona, invitaban a Ancelotti a no tomar riesgos.

Y con el encuentro aún en pañales, la innecesaria entrada a Jesé irritó al técnico italiano. En lugar del grancanario entró Gareth Bale, que en muchas fases lideró la ofensiva blanca junto a Cristiano y Morata. A poco que apretó el acelerador, el Madrid empezaba a presentarse con mucho peligro en los dominios de Fahrmann y fue Ronaldo, cómo no, el encargado de abrir la lata. A los 21 minutos. Morata se marchó con autoridad de su defensor y abrió el balón para la derecha hacia Bale, cuyo centro raso de primeras lo remató CR7 desde el punto de penalti para fusilar al meta del Schalke.

El equipo de Ancelotti era un vendaval ante el conjunto minero y Morata bien pudo haber aumentado el marcador a la media hora, aunque falló una clara ocasión tras un exquisito centro raso de Bale con el exterior. Lo que acabó llegando fue el 1-1, obra de Hoogland después de que su disparo lo desviara lo justo Sergio Ramos para despistar a Casillas. El Madrid permitió al Schalke crecerse y bien pudo Huntelaar, un exmadridista, armar el taco con dos peligrosos avisos antes del descanso. El holandés se mostró muy peligroso con metros por delante, pero no pudo lograr un segundo gol en la eliminatoria porque el técnico Jens Keller lo quitó al descanso para dar entrada a otro exfutbolista blanco como el húngaro Szalai, que en su día jugó en el Castilla.

También Ancelotti movió el banquillo tras el intermedio, reservando a Xabi Alonso con vistas al clásico y metiendo en el campo a Casemiro. Y en la segunda parte ya no hubo color, con claro dominio de un Madrid que rápidamente quiso poner tierra de por medio, aunque Fahrmann lo evitó con sus providenciales intervenciones, primero desviando un potente cabezazo de Cristiano y luego luciéndose a un disparo colocado de Isco. A diferencia de los últimos meses, el malagueño se gustó esta noche e incluso provocó los aplausos de su afición.

Después de un claro penalti a Morata que el colegiado ruso Karasev dejó en el limbo, los blancos mataron el partido -que no la eliminatoria, muerta ya desde hace tres semanas en Gelsenkirchen- con dos goles en apenas dos minutos. Primero fue Cristiano el que, en un alarde de potencia marchándose de Matip, perforó la portería de Fahrmann y luego Morata hizo el 3-1 en un rechace después de que Ronaldo estrellara la pelota en el larguero.

El portugués volvió a mostrar una de sus mejores versiones y tuvo más ocasiones para haber logrado el triplete, aunque la madera se encargaría de volver a evitarlo. Clara victoria al final del Madrid para dar la puntilla al Schalke y olvidar el mal trago de la lesión de Jesé. En cuartos será otra historia. Pero antes, el domingo, llega el Barça al Bernabéu en un clásico que se presenta decisivo por el título de Liga.


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Casillas; Nacho, Sergio Ramos (Carvajal, m.70), Varane, Coentrao; Xabi Alonso (Casemiro, m.46), Illarramendi, Isco; Cristiano Ronaldo, Jesé (Bale, m.8) y Morata
Schalke, 1: Fahrmann; Hoogland, Howedes (Papadopoulos, m.59), Matip, Kolasinac; Ayhan (Annan, m.81), Neustadter; Obasi, Draxler, Meyer y Huntelaar (Szalai, m.46)

Goles: 1-0, m.22: Cristiano Ronaldo; 1-1, m.30: Hoogland; 2-1, m.73: Ronaldo; 3-1, m.75: Morata
Árbitro: Sergei Karasev (Rusia). Mostró tarjeta amarilla a Illarramendi (m.58) y Papadopoulos (m.80)
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 58.000 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation