Menú

Champions League

Real Madrid y Atlético, un derbi para la historia en la final de la Champions

Los dos equipos se ven las caras por primera vez en su historia en la final de la Liga de Campeones.

LD / Efe
18
Los dos equipos se ven las caras por primera vez en su historia en la final de la Liga de Campeones.

El estadio Da Luz de Lisboa pondrá en juego el derbi más grande de la historia entre Real Madrid y Atlético en el mejor escenario posible, la final de la Liga de Campeones, en un apasionante duelo entre la obsesión de la décima Copa de Europa blanca y el entusiasmo y la ambición rojiblanca por la primera.

Todo el mundo del fútbol pendiente de un partido, de una cita para la historia y la eternidad para la ciudad de Madrid, por un trofeo ansiado por el equipo madridista desde hace doce años y una ocasión anhelada por el Atlético desde hace 40, desde 1974, cuando perdió aquella dolorosa final frente al Bayern de Múnich en Bruselas.

Las individualidades y el poder ofensivo del Real Madrid, el campeón de Copa del Rey esta temporada, contra el bloque, la intensidad, la firmeza defensiva y la fortaleza del Atlético, subido en una ola de buenas sensaciones en su formidable campaña, en la que el pasado sábado festejó un campeonato de Liga 18 años después.

Un nuevo combate, seguramente el más transcendente, entre dos rivales eternos, un duelo táctico entre el italiano Carlo Ancelotti y el argentino Diego Simeone y el cuarto enfrentamiento entre los dos equipos en este curso. Dos lo ganó el Real Madrid, uno el Atlético y el último, a primeros del mes de marzo, terminó 2-2.

Ancelotti puede convertirse en Lisboa en el técnico más laureado si vence. Igualaría las tres Copas de Europa conseguidas por Bob Paisley con el Liverpool. Ha sabido sacar partido de las virtudes de sus jugadores, con una apuesta ofensiva bajo un 4-3-3, explotando el juego directo con la velocidad de jugadores como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale o Ángel Di María y con una personalidad de salir siempre a por el balón.

Tras la exhibición en la fase de grupos, con récord goleador del equipo y de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid tuvo que desmitificar la maldición alemana para sembrar su camino a la final. Vapuleó al Schalke, se vengó de su último verdugo, el Borussia Dormund, y sacó los colores al vigente campeón, el Bayern Múnich. La brillantez de la semifinal y el 0-4 firmado en un terreno donde jamás había vencido, el Allianz Arena, provocaron la relajación final en Liga. El verdadero objetivo lo tenían ante sí. La oportunidad de conseguir la Décima tras doce años de sequía era una realidad.

Pendientes de Pepe y Benzema

El que más complicado lo tiene para jugar la final es Pepe. Su lesión de gemelo le deja fuera del partido que todos desean jugar y su sitio lo ocupará el francés Raphael Varane. Pareja de Sergio Ramos, el líder del equipo en un final de temporada irregular donde tiró de orgullo. Carvajal tiene ventaja sobre Arbeloa en el lateral derecho y Coentrao sobre Marcelo. La portería tiene un dueño, Iker Casillas, el único madridista que habrá en el campo que ya ha sido campeón.

El otro, Xabi Alonso, lo vivirá desde la grada, arrepintiéndose aún de su entrada a destiempo en el Allianz que provocó una sanción evitable en una eliminatoria sentenciada. Su ausencia provoca un debate entre Sami Khedira, corto de ritmo tras su grave lesión, y Asier Illarramendi. Ancelotti se decantará por el vasco.


La incógnita de Costa y Arda

También el Atlético acude a la cita con jugadores tocados, pendiente de la evolución de dos de sus mejores futbolistas: el imponente Diego Costa, tan inteligente en el desmarque, tan fuerte en la zancada y tan decisivo arriba como insistente en la pelea con sus marcadores, y el habilidoso turco Arda Turan, técnico y astuto.

La incertidumbre sobre su estado condiciona el once, para el que el argentino Diego Simeone, su técnico, maneja algunas variantes, entre ellas reforzar el centro del campo. Piensa el entrenador que esa zona puede ser determinante en el desarrollo del encuentro y podría incluir ahí a Gabi Fernández, Tiago Mendes y Mario Suárez, siempre que Diego Costa no esté listo para el encuentro.

Son la opciones del Atlético para la final, en la que se presenta después de 60 encuentros esta campaña, con sólo seis derrotas, con un partido perdido de los últimos dieciocho y como el único invicto en esta edición de la Liga de Campeones tras una docena de choques, después de superar a Milán, Barcelona o Chelsea.

Campeón de Liga hace una semana, con un 1-1 en el Camp Nou, e infalible en las finales a único partido con Simeone, con el que ha conquistado la Liga Europa, la Supercopa, la Copa del Rey y la Liga en dos años, apunta el club rojiblanco al único título continental que le falta: una Copa de Europa que espera desde hace 40 años.

Alineaciones probables

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Coentrao; Illarramendi, Modric, Di María; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema o Isco.
Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda o Raúl García, Gabi, Mario o Diego Costa, Tiago, Koke; y Villa.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda).
Estadio: Da Luz de Lisboa.
Hora: 20.45.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios