Menú

Champions League

Benzema sale al rescate de un gris Real Madrid en Bulgaria

Los blancos acabaron sufriendo para sumar los tres puntos y afianzarse en el liderato de grupo, gracias también a la derrota del Liverpool en Basilea.

0
Los blancos acabaron sufriendo para sumar los tres puntos y afianzarse en el liderato de grupo, gracias también a la derrota del Liverpool en Basilea.
Benzema celebra su gol al Ludogorets. | EFE

Flojo partido del Real Madrid, que se ha impuesto en Sofía a un buen Ludogorets, que vendió cara su derrota (1-2) ante el campeón de Europa. El dragón no amedrentó al cuadro búlgaro, que durante muchos minutos le jugó de tú a tú a su adversario, dando trabajo a un Iker Casillas que se lució en más de una ocasión con buenas paradas, aunque también mostró sus carencias en las salidas por alto.

El cuadro de Ancelotti, con un once plagado de novedades -Chicharito, Isco, Illarramendi y Arbeloa fueron titulares, mientras que Benzema, Toni Kroos y James se quedaron de inicio en el banquillo-, fueron a remolque en el marcador, tras el tempranero gol de Marcelinho, y necesitaron dos penaltis para igualar la contienda. El primero se lo paró Stoyanov a Cristiano Ronaldo -se queda ahora a dos goles de igualar a Raúl como máximo goleador histórico de la Champions- y, en el segundo, el luso sí consiguió batir al portero búlgaro, no sin suspense.

Tras un primer tiempo bastante flojo por parte de los blancos, tuvo que ser Benzema, entrando al campo en lugar de un errático Chicharito, quien acabara salvando los tres puntos para el campeón con su gol, si bien el Ludogorets dispuso de alguna que otra ocasión para haber logrado el empate.

Ancelotti revolucionó el once

El Madrid saltó muy frío al césped del Estadio Nacional de Sofía, y lo pagó caro. Una vez más, encajando un gol a balón parado. A los seis minutos, Marcelinho sorprendió a Casillas con un certero testarazo en el segundo palo tras un balón peinado por Minev.

Los de Ancelotti sólo aparecían en el área rival a fogonazos y sólo tres minutos después pudieron empatar con un penalti provocado por Cristiano. El propio portugués se encargó de lanzar la pena máxima, aunque Stoyanov le adivinó las intenciones, evitando que el empate subiera al marcador. Poco después, a Ronaldo le fue anulado injustamente un gol por un fuera de juego que no era.

El Lugorets, que venía de cuajar un gran partido ante el Liverpool en Anfield, no se descompuso y trató de complicarse la vida al cuadro español. No obstante, el árbitro Craig Thomson se inventó un penalti en el ecuador de la primera parte por un presunto derribo a CR7. No falló esta vez el portugués, que optó por lanzar ajustado al palo, si bien Stoyanov a punto estuvo de pararle nuevamente el lanzamiento.

Casi empata el conjunto balcánico a la media hora con un remate raso de Aleksandrov. La réplica visitante la puso Chicharito, que trabajó bastante pero estuvo fallón. Antes del descanso, el mexicano a punto estuvo de batir a Stoyanov con un cabezazo que salió ligeramente desviado.

No cambió el decorado tras el paso por vestuarios, y el Ludogorets siguió jugando sin complejos ante un Madrid bastante espeso, donde sólo Isco trataba de poner orden y juego ante tanta anarquía. Bale, muy discreto, tuvo el 1-2 con un cabezazo ante el que se lució Stoyanov, mientras que Espinho puso la réplica búlgara con un gran disparo que obligó a lucirse a Casillas.

Chicharito, trabajador pero fallón

La ocasión más clara, sin embargo, la tuvo Chicharito a la hora de partido, pero incomprensiblemente remató mal un centro desde la izquierda de Marcelo cuando lo tenía todo a favor para haber marcado. El fallo le costó el cambio al azteca, que dejó su puesto a Benzema, y el galo dio otros aires al ataque madridista, siendo a la postre decisivo.

Marcelinho, el mejor del Ludogorets, volvió a exigir a Casillas, mientras que un remate de Cristiano Ronaldo que iba dentro lo sacó Minev en la misma raya de gol. Había más ocasiones que juego por parte de unos y otros.

Y llegó lo que se veía venir, el 1-2. A un cuarto de hora del final, Benzema apareció en el corazón del área pequeña para mandar a la red un centro de Marcelo. El propio 9 blanco volvió a armar el taco unos minutos después con un gran recorte dentro del área -en una acción que recordó al gol de Cristiano el pasado sábado en Villarreal-, y poniendo el balón hacia atrás para la llegada de Toni Kroos -entró en el campo en sustitución de un Modric bastante discreto-, aunque el disparo del alemán se marchó alto.

Bale, ya en el descuento, pudo haber marcado el tercero con un cabezazo a bocajarro salvado por Stoyanov, aunque también los búlgaros tuvieron alguna que otra ocasión para haber firmado el 2-2, como un centro-chut de Dyakov salvado providencialmente por Marcelo en el segundo palo.

Sin duda, un partido gris del Madrid. Sin duda la mejor noticia es la victoria, sumada al pinchazo del Liverpool en Basilea, lo que le despeja el camino en el grupo B.


Ficha técnica

Ludogorets, 1: Stoyanov; Caiçara, Aleksendrov (Misidjan, m.82), Moti, Minev; Dani Abalo, Dyakov; Fabio Espinho (Anicet Abel, m.82), Hernández, Marcelinho (Wanderson, m.70); y Bezjak
Real Madrid, 2: Casillas; Arbeloa, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Illarramendi, Modric (Kroos, m.73), Isco (James, m.76); Bale, Cristiano Ronaldo y Chicharito (Benzema, m.67).

Goles: 1-0, m.6: Marcelinho; 1-1, m.24: Cristiano Ronaldo, de penalti; 1-2, m.76: Benzema
Árbitro: Craig Thomson (Escocia). Mostró tarjeta amarilla a Minev (m.9), Dyakov (m.23), Abalo (m.56), Espinho (m.61), del Ludogorest; y a Sergio Ramos (m.71), del Real Madrid.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Nacional Vasil Levski de Sofía

0
comentarios

Servicios