Menú

Champions League

Ancelotti ante la derrota: ¿será como Pellegrini o como Mourinho?

Ancelotti vivió en el Calderón su peor partido como técnico del Real Madrid. Sus predecesores corrieron distinta suerte a debacles como la suya.

0
Ancelotti vivió en el Calderón su peor partido como técnico del Real Madrid. Sus predecesores corrieron distinta suerte a debacles como la suya.
Saludo entre Pellegrini y Mourinho. | Archivo

Desde que Florentino Pérez volviera a la presidencia del Real Madrid en el año 2009, el máximo mandatario del club ha contado con tres entrenadores. Pellegrini, Mourinho, y Ancelotti. Todos ellos ya tienen su partido fatídico en el banquillo madridista.

Ancelotti, tras la tremenda derrota en el Vicente Calderón frente al Atlético de Madrid (4-0), manifestó: "Es el peor partido que se ha jugado desde que estoy aquí". Sin duda, se puede decir que esta afirmación es correcta, y la pregunta que muchos se harán es si el técnico italiano sabrá reponerse del varapalo sufrido ante un rival directo en la lucha por la Liga.

Si echamos la mirada atrás, sus predecesores en el cargo también tuvieron que lidiar con derrotas significativas que marcarían un devenir distinto en cada uno de los casos.

29 de noviembre de 2010

Fecha inolvidable para José Mourinho. Nunca le habían metido un 5-0 a un equipo suyo hasta aquel día. El Real Madrid acudía al Camp Nou decidido a marcar el principio de una época, pero salió vapuleado ante una de las mejores versiones del Barcelona de Pep Guardiola. Aun con todo, el míster luso sacó a relucir su peculiar (y polémico para muchos) carácter en rueda de prensa. Afirmó que se trataba de la "peor derrota de su carrera" para después asegurar que el Barcelona "es un producto acabado, y al Madrid le queda mucho para serlo".

Esa misma temporada el conjunto azulgrana terminaría conquistando la Liga y la Champions, si bien es cierto que cayeron derrotados en la final de la Copa del Rey contra Mourinho y su Madrid. Ahí sí que comenzó la era del cambio que se consumaría con la consecución de la llamada "Liga de los Récords" al siguiente curso. Guardiola supo ver su final en el Barcelona, y se fue al término de la temporada. Mourinho lo había conseguido. The Special One puso la primera piedra en el camino del éxito hacia La Décima, dejando atrás el infausto recuerdo del 5-0, la peor derrota de su carrera.

27 de octubre de 2009

El "Alcorconazo". Muy pocos madridistas volvieron a confiar en la figura de Manuel Pellegrini como técnico blanco tras caer eliminados en los octavos de final de la Copa a manos de un equipo de Segunda B. Uno de ellos fue Florentino Pérez. El Alcorcón ganó por 4 a 0 al Real Madrid.

Cerca de 7.000 espectadores fueron testigos de un ridículo que tuvo su banda sonora en los minutos finales del choque. "¡Eo-eo-eo, esto es un chorreo!", se coreaba en el estadio Santo Domingo. Cánticos que no dejaron de resonar en la mente del presidente. A pesar de ello, Florentino mantuvo al chileno al frente del equipo, que cuajó una gran (a la par que insuficiente) actuación en el campeonato casero. Segundo por detrás del Barcelona con un total 96 puntos.

Pero la espinita de la Copa, sumada a una también pronta eliminación en la Liga de Campeones ante un rival menor como el Olympique de Lyon, fueron determinantes para que un 26 de mayo de 2010 se anunciara la destitución de Pellegrini como entrenador del Real Madrid. El Ingeniero se marchó sin pena ni gloria. Nadie le echa de menos en la Casa Blanca.

7 de febrero de 2015

El madridismo ya tiene otra fecha grabada en la retina. Para mal. El Atlético de Madrid vence por 4 a 0 al Real Madrid. Se habla de humillación histórica, y ahora solo queda por saber si este partido será el principio del fin para el míster italiano como lo fue "el Alcorconazo" para Pellegrini, o si por el contrario, él y su equipo se recompondrán para conquistar algún título cercano, y si puede ser, ante el mismo rival, como hiciera en su día Mourinho con el Barcelona.

También es verdad, que por suerte para Carlo Ancelotti, el equipo de Simeone es sinónimo del mejor recuerdo blanco de los últimos tiempos. Lisboa, minuto 93, Sergio Ramos, la Décima... Motivo suficiente para que la confianza se mantenga en Ancelotti, ¿o quizás no?.

0
comentarios