Menú

Champions League

El Barcelona pasa del recital a la siesta ante el Manchester City y se mete en cuartos

Rakitic, tras una genialidad de Messi, hizo el único gol de los culés, que vuelven un año más a cuartos. Hart firmó un partidazo y evitó una goleada.

0
Rakitic, tras una genialidad de Messi, hizo el único gol de los culés, que vuelven un año más a cuartos. Hart firmó un partidazo y evitó una goleada.
Leo Messi intenta supera al meta del Manchester City, Joe Hart. | EFE

Misión cumplida. El Barcelona se ha metido un año más en cuartos de final de la Liga de Campeones. Y ya van ocho año consecutivos, que se dice pronto. Los azulgranas fueron de más a menos en su duelo de vuelta ante el Manchester City, al que ya habían ganado en la ida en el Etihad Stadium (1-2). Firmó el equipo de Luis Enrique una primera parte sencillamente espectacular, con un Leo Messi rayando prácticamente a su mejor nivel, pero sesteó a partir de la hora de partido, e incluso el conjunto de Pellegrini pudo haber acortado distancias con un penalti muy mal lanzado por el Kun Agüero que atajó Ter Stegen.

Además de Messi, que dio todo un recital en el primer acto -caños, pases y hasta la asistencia a Rakitic en el único gol de la noche-, otro de los protagonistas del partido fue Joe Hart. Si sólo tomamos como referencia este encuentro, diríamos que estamos ante uno de los mejores porteros del planeta. Es un gran guardameta, no se puede negar, pero también demasiado irregular como para incluirlo en la elite. Eso sí, Hart hizo un partidazo en el Camp Nou y, de no ser por él, los citizens se habrían llevado un saco.

Pese a la cercanía del clásico, Luis Enrique no reservó nada y sacó su once de gala, con su tridente mágico arriba por delante de un centro del campo formado por Mascherano, Rakitic e Iniesta, quedándose Xavi en el banquillo. Será, seguramente, el mismo once que el técnico asturiano repita el domingo en la visita del Real Madrid. Enfrente, Pellegrini recuperaba a Touré Yayá, que no pudo jugar la ida por sanción. El técnico chileno formó con un 4-4-1-1, con Agüero como referencia por delante de David Silva, que actuó como mediapunta.

Y el Barça, a lo suyo, no tardó en inquietar la portería de Hart. La primera ocasión clara la protagonizó Neymar al estrellar un balón en el palo. El brasileño empezó como un tiro, pero acabaría apagándose con el paso de los minutos. Lo cierto es que Neymar y Messi se buscaban constantemente, dejando a un lado en esa sociedad a Luis Suárez, mientras que Iniesta también hacía de las suyas en el ataque. Después de unos meses en los que se ha alejado de su mejor nivel, poco a poco el manchego quiere volver a ser el extraordinario futbolista que fue, y esta noche dejó un buen repertorio, apareciendo con pases extraordinarios -entre ellos uno de tacón a Messi-, bonitas paredes y arrancadas por la banda, pero también aplicándose con seriedad en defensa. Tal vez no sea descabellado pensar que volveremos a ver al Iniesta de antaño, más pronto que tarde.

En el otro bando, poca chicha por parte del City, si acaso alguna que otra aparición arriba de Silva y, sobre todo, de Touré Yaya. El marfileño, típico jugador box to box que tanto gusta en la Premier, era el único que llevaba algo de zozobra a la portería de Ter Stegen. La otra cara de la moneda, en cambio, la representaba Samir Nasri. El francés estaba desquiciado y mereció haber sido expulsado a la media por una feísima entrada por detrás a Neymar, a quien pudo haber partido el tobillo. El árbitro italiano Rocchi no lo vio, o no quiso verlo.

Para entonces el Barça ya iba por delante en el marcador, coincidiendo con un Messi en pleno show. El argentino controló de tacón por la banda, dejando loco a Kolarov, y se inventó un enorme pase para Rakitic. El croata, entrando por la izquierda, bajó la pelota con el pecho con mucha calidad y picó la pelota por encima de Hart, firmando uno de los mejores goles del Barcelona esta temporada.

Un auténtico golazo que encendió al Camp Nou y también al propio Messi. El argentino fue a más y seguía gustándose en el campo, regalando pases al hueco de mucho nivel o un caño espectacular a Milner, dejándole sentado. El show estaba servido. También aparecía de vez en cuando Neymar, aunque no con tanta asiduidad como el 10 azulgrana, mientras que Luis Suárez pudo haber aumentado la cuenta con un remate que se estrelló en el palo y que, para sorpresa de muchos, Kolarov dejó pasar acompañando la pelota con la vista.

Recital de Hart

Así se llegó al descanso, que Pellegrini aprovechó para sacar del campo al errático Nasri y poner en su lugar a Jesús Navas. Mejoró el City con el sevillano en el campo, si bien es verdad que el Barça había levantado el pie del acelerador, pensando ya que los deberes estaban casi hechos y que el clásico está a la vuelta de la esquina.

Aún así, los azulgranas tuvieron bastantes ocasiones para haber hecho el segundo a la vuelta de vestuarios. Jordi Alba, Iniesta, Rakitic y Messi buscaron el 2-0, pero se estrellaban contra Hart, un muro. De nuevo volvía a aparecer Neymar, en ocasiones cada vez más contadas. Y, cómo no, Leo volvió a intentarlo, pero esta noche se le resistía el gol ante el portero internacional inglés. En una de las ocasiones más claras del partido, el argentino controló de espaldas en el área y chutó a puerta, pero Hart evitó el gol.

Se creció el City, que empezaba a asediar la portería de Ter Stegen, y buscó el tanto del empate que diera vida a la eliminatoria. Así, después de un gol bien anulado a Jordi Alba por fuera de juego, Piqué cometió un inocente penalti sobre Agüero que pareció devolver la esperanza a los citizens. El propio Kun asumió la responsabilidad desde los once metros, pero lanzó la pena máxima de manera lamentable y Ter Stegen, que había adivinado sus intenciones, se tiró bien para evitar que el 1-1 subiera al marcador.

Ahí se acabó el partido y, con ello, la eliminatoria. Aún así, Messi buscó su gol en varias oportunidades más, pero no llegó porque se topó con un Hart extraordinario. Lo dicho: los deberes hechos, con una incontestable victoria tras una gran primera mitad, y ahora toca pensar en el Real Madrid, en un partido que pondrá el liderato en juego. El Barça llega en su mejor momento, y los blancos después de haber tocado fondo en las últimas semanas, pero un clásico es un clásico y, valga el tópico, cualquier cosa puede suceder.


Ficha técnica

FC Barcelona, 1: Ter Stegen; Dani Alves (Adriano, m.91), Piqué, Mathieu, Jordi Alba; Mascherano, Rakitic (Rafinha, m.83), Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar
Manchester City, 0: Hart; Sagna, Kompany, Demichelis, Kolarov; Nasri (Navas, min.46), Fernandinho, Toure Yayá (Bony, min.71), Milner (Lampard, min.87); Silva; y Agüero

Gol: 1-0, m.31: Rakitic
Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Fernandinho (m.15), Kolarov (m.20), Silva (m.27), Nasri (m.35) y Demichelis (m.82), del Manchester City; y a Dani Alves (m.80), del Barcelona
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 92.551 espectadores. En la grada se encontraba el actual entrenador del Bayern de Múnich y extécnico del FC Barcelona, Pep Guardiola

0
comentarios

Servicios