Menú

Champions League

Análisis de la Juventus de Turín: mucho oficio, dinamita arriba y peligroso a balón parado

Exhaustivo análisis del rival del Real Madrid en semifinales de la Champions.

0
Exhaustivo análisis del rival del Real Madrid en semifinales de la Champions.
Alineación de la Juventus. | Libertad Digital

Tras doce largos años de sequía, la Juventus de Turín vuelve a pisar un terreno que conoce muy bien: las semifinales de Champions. La Juve es un clásico de la Copa de Europa, no en vano ha llegado a siete finales de la máxima competición continental, consiguiendo levantar dos Orejonas.

La llegada de Antonio Conte, en 2011, revitalizó a un conjunto bianconero que pasó por el peor momento de su historia con el descenso a la Serie B en 2006.

Cuatro Scudetti consecutivos -el pasado sábado certificó el 4º tras ganar a la Samp 0-1 en Génova-, con récord de puntos incluido el año pasado, y un estilo atractivo de juego, el actual técnico de la selección italiana sentó las bases de las que mama esta Juve que hoy dirige Massimiliano Allegri. El equipo turinés otea el triplete en el horizonte, ya que además de tener ya el Scudetto en el bolsillo y estar en semifinales de la Champions, se jugará la Coppa de Italia en la final que disputará en junio ante la Lazio.

Massimiliano Allegri, entrenador de la Juventus.

Estilo

Con Allegri el equipo se expone mucho menos. Es un conjunto muy rocoso que tan sólo ha recibido dos goles o más en tres partidos esta temporada. Menos brillante que el equipo que maravilló a Italia durante el mandato de Antonio Conte, la Vecchia Signora defiende de cine y en ataque mata a sus rivales con la sociedad Tévez-Morata en estado de gracia. Con un Pirlo venido a menos a los mandos, pero tremendamente eficaz a balón parado, su segunda línea ofrece muchísima llegada con Pereyra, Pogba, Marchisio y Vidal descolgándose cada vez que pueden.

Cuando necesitan abrir el campo, Evra y Lichtsteiner tienen capacidad para dar amplitud y aportar profundidad llegando a la línea de fondo. Se siente cómoda tanto con el balón como sin él, ya que con espacios es un equipo peligrosísimo. Es un conjunto muy versátil, muy trabajado, táctico y competitivo al máximo.

Esquema

Allegri, tras probar el 4-4-2, recuperó pronto el dibujo que implantó Conte y que tantos éxitos le ha dado en Italia en los últimos años: 3-5-2. Cuando tiene el balón, Lichtsteiner y Evra adelantan su posición y se sitúan a la altura de la línea de tres centrocampistas. Cuando ataca el rival, el galo y el suizo acompañan a los tres centrales formando una línea de cinco atrás. En algunos partidos contra rivales más asequibles, Allegri rescata el 4-4-2.

Puntos fuertes

El de Allegri es un equipo tremendamente sólido. Su tridente defensivo, formado por Chiellini, Bonucci y Barzagli -el de Fiesole ha vuelto en un gran momento de forma de su lesión en el pie que le ha tenido KO casi toda la temporada- es un auténtico muro que no suele dejar ni un resquicio al rival. Conceden muy pocas ocasiones al contrario de turno, aunque sea este quien lleve la iniciativa y juegue en campo rival. Cierra muy bien los espacios por dentro.

Dinamita arriba: Tévez y Morata firman una dupla temible para cualquier defensa. El Capo argentino -lleva 24 goles esta temporada- tiene libertad de movimientos y siempre encara de afuera hacia adentro. El madrileño es el complemento ideal para Carlitos. Con mucha más movilidad que Fernando Llorente, ambos se entienden a la perfección. Vuelven locos a los centrales rivales ya que están en constante movimiento, pueden conducir contraataques de manera magistral y combinan y se asocian excelentemente bien. Ambos suman 33 goles entre Calcio y Champions.


Muy peligroso a balón parado: Con Pirlo poniéndolas donde quiere, tanto en faltas laterales, frontales, como en saques de esquina, la Juve saca petróleo.

Pirlo, la clase de la Vecchia Signora.

Oficio: La Juventus sabe sufrir. No le importa ser dominada ni jugar con la línea defensiva muy cerca de Buffon. Tiene capacidad para manejar a la perfección el tempo del partido, posee una gran experiencia y saca petróleo de la nada. Con muy poquito te mata.

Capacidad de mutación: Es un equipo todoterreno, capaz tanto de llevar la manija y combinar, como de jugar al espacio. Muy bueno en transiciones con la dupla Tévez-Morata, tiene un gran recurso con Fernando Llorente que sirve de abrelatas cuando el rival se encierra. Además, el Gran León ejerce como oxigenador para aguantar el balón de espaldas y hacer que su equipo adelante líneas.

Lichtsteiner: El suizo tiene mucho más fútbol que nombre. Junto con Evra, que ya no es tan profundo como antaño, es el elegido para recorrer las alas juventinas. En defensa ocupa el lateral derecho, y cuando la Juve ataca, es el encargado de ampliar el campo y dar profundidad. Llega muy bien hasta línea de fondo sorprendiendo desde atrás, es inteligente para combinar y pone centros muy medidos. Una de las claves del ataque estático del equipo de Allegri, Liechtsteiner es un gran carrilero.

Llegada desde la segunda línea: Vidal, Marchisio, Pereyra y Pogba comparten una virtud. La tremenda llegada sorprendiendo desde atrás. Es un enorme recurso que posee el equipo de Turín y que aporta una gran cantidad de goles a lo largo de la temporada.

Puntos débiles

El centro del campo: Vidal y Pirlo no pasan por su mejor momento. El chileno no se terminó de encontrar en la mediapunta, su juego es mucho más eficaz de interior, y está temporada con Allegri a los mandos, Vidal no ha lucido. Ahora, tras la vuelta de Barzagli y con la baja de Pogba, vuelve a la posición de interior, pero no termina de arrancar. Eso sí, su garra y músculo siempre se dejan notar. Por su parte, Pirlo físicamente ya no está para muchos trotes, muy lento, cuando le presionan sufre bastante, sin embargo cuando juega desahogado sigue siendo clave. Marca el tempo del partido y deja detalles de su tremendo talento con pases al espacio de dibujos animados. La ausencia de Pogba les vuelve mucho más vulnerables en la medular.

Pogba será el gran ausente, al menos en la ida.

Cortocircuitos de Chiellini: Grandísimo defensor, el Carnicero de Pisa suele tener una tremenda facilidad para el cruzamiento de cables. A veces no mide bien y se expone demasiado. En los cuartos de final, en el partido de vuelta, se jugó la segunda amarilla por una patada sin balón en el centro del campo a Moutinho en una acción que no suponía amenaza alguna para su equipo y a punto estuvo de cometer un penalti absurdo sobre Kondogbia. Cuando se le va la cabeza, se convierte en un peligro más para su propio equipo.

Banquillo: Quitando el gran recurso de Fernando Llorente, hay bastante diferencia entre los titulares y los suplentes. Falta algo de fondo de armario, máxime si contamos que Asamoah, Marrone, Cáceres y Rómulo están lesionados.

Lentitud de la zaga central: Cuando la defensa adelanta líneas, a su espalda sufren muchísimo. Tanto Barzagli, Bonucci como Chiellini son muy lentos al girarse. Eso sí, parece una quimera que Allegri plantee un partido frente al Real Madrid, el mejor equipo del mundo con espacios, donde la zaga bianconera se sitúe lejos de Buffon. Juntará mucho las líneas con la defensa arropadita cerca de su propia área; en ese marco es casi infranqueable la defensa juventina. Pero como al Madrid le de por adelantarse en el Juventus Stadium y los turineses tengan que arriesgar...

Factor X de la eliminatoria

Pogba: Es uno de los interiores más dominantes del fútbol europeo. Es el jugador que da empaque y consistencia al centro de operaciones bianconero. Pocos jugadores en el mundo abarcan tanto campo como el galo. Un animal con una tremenda llegada, posee bastante gol para su posición y una gran calidad. Con una rotura fibrilar de grado II en el bíceps femoral de su pierna derecha, con un diagnóstico de recuperación de 7 a 8 semanas, que se produjo el 18 de marzo, los bianconeros rezan para que llegue al partido de vuelta. De su concurso dependen gran parte de las esperanzas blanquinegras.

0
comentarios