Menú

Champions League

El Real Madrid golea al Shakhtar Donetsk pero paga un peaje demasiado caro (4-0)

Victoria pírrica del Madrid. Hat-trick de CR7. Bale, Ramos y Varane no terminaron el partido. El colegiado regaló el 2-0 tras un penalti inexistente.

0
Victoria pírrica del Madrid. Hat-trick de CR7. Bale, Ramos y Varane no terminaron el partido. El colegiado regaló el 2-0 tras un penalti inexistente.
Cristiano Ronaldo celebra uno de sus tres goles al Shakhtar Donetsk. | EFE

Dos regalos, del Shakhtar, y del árbitro, el croata Ivan Bebek, propiciaron la victoria del Real Madrid en su estreno en Champions League. No fue un partido sencillo, la nota del encuentro fue inferior respecto a los partidos ante Espanyol y Betis y, lo peor de todo, Rafa Benítez cuenta con tres lesionados más. Sergio Ramos, Varane y Gareth Bale se unen a una enfermería donde ya están Danilo y James Rodríguez. Demasiados a esta altura de la temporada y teniendo en cuenta que el Real Madrid ha cambiado casi por completo al servicio médico. Fue una victoria pírrica. Ganaron tres puntos pero perdieron bastante más.

El Madrid no fue una apisonadora como puede engañar el marcador. Ni siquiera fue claramente superior al conjunto ucraniano. Llevó el peso del partido durante casi todo el encuentro, pero no tuvo excesivas ocasiones. El 4-2-3-1 de Lucescu fue un muro que sólo se derribó con dos penaltis y un error garrafal del portero Pyatov. Esa acción, el 1-0, se produjo en el minuto 25 cuando se le escapó a él solito la pelota. Balón muerto en el área pequeña y Benzema no desaprovechó el regalo.

Fue el tanto absurdo. Una bendición para un Real Madrid que, si bien es cierto, pudo haber marcado antes y de bella factura. Isco lanzó alto un disparo en el minuto 3; Marcelo voleó fuera una jugada larga que tuvo un gran centro de Ronaldo; Bale, de espuela, pudo emular a Di Stéfano y, sobre todo Benzema, que tuvo sus típicos fallos. El francés hace fácil lo difícil y viceversa. Tras un giro de 360 grados de Ronaldo con tres rivales encimándole, tuvo la precisión y la visión para darle un pase a Benzema entre líneas. El galo regateó al portero, pero mandó fuera el balón. Estropeó un fantástico gol y no fue la única vez que le pasó. Ya en la segunda parte, con el partido sentenciado, falló un remate de cabeza sin oposición. Son las cosas de Benzema. Fue el mejor del partido, pero quizá Benítez sea demasiado optimista al pedirle 25 goles en liga. No es esa clase de jugador.

El técnico español dejó las rotaciones para otra ocasión porque volvió a poner a Toni Kroos y Varane y el resto fueron los mismos que golearon al Espanyol. Desde el principio se vio que el Real Madrid era superior y que no tendría demasiados problemas para superar al Shakhtar, pero la falta de puntería hizo que el partido no se rompiera hasta el error grave del árbitro.

En el minuto 55, el juez de área se inventó una mano dentro del área que nunca existió porque la pelota golpeó en la espalda de Dario Srna. Marcó Ronaldo un gol injusto y, de la misma forma, anotó el tercero del Madrid tras otra mano. Ésta sí era clara. Antes ya se había lesionado del gemelo Bale. Entró Kovacic en su lugar, y la verdad es que el croata apunta maneras. Apunta porque para triunfar en el Real Madrid necesitas descaro desde el principio y él lo tiene. Pide la pelota, se da la vuelta, desborda y tiene velocidad. Lo contrario que Illarramendi.

Si el partido ya estaba encarrilado, el Shakhtar le ofreció otro regalo al Real Madrid. Stepanenko vio la tarjeta roja por doble amarilla por una falta en área contraria cuando Sergio Ramos trataba de montar el contraataque. Pocas opciones había de que la jugada terminara en gol, pero la entrada, al margen de la expulsión, tuvo la lesión del sevillano como efecto secundario. Y sí, el Shakhtar fue duro. Jugó al borde del reglamento hasta el 4-0.

El último tanto también fue de Cristiano Ronaldo. Marcelo disparó desde lejos. El portero, para completar su aciaga noche, no despejó bien y Ronaldo de cabeza metió el rechace dentro de la portería. No se recuerda un hat-trick más sencillo que éste. Dos penaltis y un rechazo a puerta vacía.

El Real Madrid suma su tercera victoria consecutiva, con un balance de 15 goles a favor y ninguno en contra. Grandes números, y más a estas alturas de la temporada y con cambio de entrenador. Pero la noche no fue completa. Tres lesiones en un partido es algo que no se ve todos los días. La afición no pudo disfrutar del mejor Bale, pero sí pudo reconocer el momento de Keylor Navas. Antes del partido fue ovacionado y, en el último minuto, tras una gran parada, también fue aplaudido. Otro partido sin encajar y ya van cuatro de cuatro. Es la línea que busca Rafa Benítez.


Ficha técnica

Real Madrid, 4: Keylor Navas; Carvajal, Varane (Pepe, m.46), Ramos (Nacho, m.59), Marcelo; Modric, Kroos; Isco, Bale (Kovacic, m.31), Cristiano; y Benzema
Shakhtar Donetsk, 0: Pyatov; Srna, Kucher, Rakitskiy, Azevedo; Fred, Stepanenko; Marlos (Kovalenco, m.75), Teixeira, Taison (Malyshev, m.67); y Gladkiy (Bernard, m.82)

Goles: 1-0, m.29: Benzema; 2-0, m.55: Cristiano, de penalti; 3-0, m.63: Cristiano, de penalti; 4-0, m.82: Cristiano
Árbitro: Ivan Bebek (Croacia). Amonestó a Kucher, Srna y Malyshev. Expulsó a Stepanenko por doble amonestación (ms.32 y 52)
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del Grupo A de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 66.389 espectadores. Presenció el partido desde el palco el rey Juan Carlos I

0
comentarios

Servicios