Menú

Champions League

La MSN se divierte ante un Arsenal que dio la cara y el Barça se mete un año más en cuartos (3-1)

Entre Messi, Suárez y Neymar suman 106 goles este curso. Los gunners jugaron mejor y tuvieron más ocasiones en el Camp Nou que en la ida.

0
Entre Messi, Suárez y Neymar suman 106 goles este curso. Los gunners jugaron mejor y tuvieron más ocasiones en el Camp Nou que en la ida.
Luis Suárez celebra su gol junto a Jordi Alba. | EFE

El Barcelona apenas sufrió sobresaltos esta noche en el Camp Nou ante el Arsenal, al que ha vuelto a derrotar (3-1) para alcanzar los cuartos de final de la Champions por noveno año consecutivo, si bien es verdad que el choque se convirtió en un correcalles por momentos, como reconoció Luis Enrique con cierto disgusto en la rueda de prensa posterior al encuentro. Lo cierto es que los gunners jugaron mejor y crearon más ocasiones en este partido de vuelta que hace tres semanas en la ida, donde el cuadro azulgrana impuso su demoledor contragolpe para llevarse el gato al agua y empezar a allanar su pase a la ronda de los ocho mejores (0-2, con un doblete de Messi).

Volvieron a marcar los integrantes de la llamada MSN: Messi, Luis Suárez y Neymar, que jugaron a medio gas, mientras que Elneny había firmado el empate provisional a la vuelta de vestuarios, antes de que los tantos del uruguayo -un golazo de tijera- y el argentino -ya en la recta final- cimentaran el triunfo barcelonista.

Eso sí, el cuadro londinense, que acudía al Camp Nou con numerosas bajas (Cech, Oxlade-Chamberlain, Wilshere, Cazorla...) y con el técnico Arsene Wenger más cuestionado que nunca, dieron la cara esta noche bajo el aguacero y pusieron en jaque la portería de Ter Stegen en varias ocasiones, como en un disparo de Danny Welbeck que se estrelló en el larguero o en un gran lanzamiento de falta del exazulgrana Alexis Sánchez que obligó a lucirse al cancerbero alemán con una excepcional parada.

Luis Enrique pudo disponer de casi todos sus efectivos a excepción del sancionado Piqué -su lugar en el centro de la defensa lo ocupó Mathieu-, mientras que Wenger presentó un once muy renovado con David Ospina -el cuñado del madridista James Rodríguez- entre los tres palos, además de Welbeck, Iwobi o Flamini. El equipo inglés propuso un buen fútbol en el inicio y, haciendo gala de su velocidad, poco a poco empezó a llegar con peligro a la portería de Ter Stegen. Así, Mesut Özil, Elneny y Flamini llevaron cierta zozobra sobre el área local, mientras el omnipresente Mascherano se desfondaba para arreglar los desaguisados que Mathieu dejaba en el centro de la defensa. Una vez más volvió a notarse la ausencia de Gerard Piqué.

Y el Barça, con poco, pisando lo justo el acelerador, no tardó en hacer subir el 1-0, que nació de un robo de Busquets en el centro del campo. Una acción que pilló descolocada a la defensa gunner y que Luis Suárez aprovechó para habilitar a Neymar, quien no se puso nervioso a la hora de definir ante Ospina. El brasileño volvió a avisar al meta colombiano minutos después, pero su remate raso no presentó demasiado peligro.

Fue entonces cuando el Arsenal, viéndole las orejas al lobo, espabiló y en apenas cinco minutos -los que fueron del 35 al 40- creó tres ocasiones bastante peligrosas, especialmente con Mohamed Elneny y Alexis como protagonistas. Al descanso se llegó con la mínima ventaja azulgrana, y también con la lesión de Flamini -sustituido antes del intermedio por su compatriota Coquelin-, aunque el cuadro inglés lograría empatar a la vuelta de vestuarios. Fue con un golazo de Elneny, colando el balón por la escuadra y haciendo inútil la estirada de Ter Stegen, tras un preciso pase de Alexis hacia atrás.

El sueño del Arsenal estaba vivo -con un gol más habría metido en serios problemas al Barça-, aunque Luis Suárez se encargaría de apagarlo en apenas un cuarto de hora. El uruguayo marcó un golazo espectacular, rematando de tijera un envío de Dani Alves desde la derecha para colar el balón por la escuadra. Pese a volver a estar por debajo en el marcador, los gunners nunca arrojaron la toalla y tiraron de orgullo, disponiendo de buenas ocasiones -como el tiro al larguero de Welbeck o la parada de Ter Stegen a la falta lanzada por Alexis- para haber conseguido al menos el empate.

Fue entonces cuando Luis Enrique aprovechó para realizar cambios, dando descanso a Iniesta y Rakitic con vistas a la difícil visita del domingo a Villarreal. Ya con todo el pescado vendido, y llegada la recta final del encuentro, Messi dio la puntilla al cuadro londinense con su gol, el tercero ante los gunners en la eliminatoria después del doblete firmado hace tres semanas en el Emirates Stadium.

Fin de la historia. Un año más, el Barça se planta en cuartos de final de la Liga de Campeones. Nueva victoria, además, de un equipo que acumula ya 38 partidos consecutivos sin perder y sigue aspirando a repetir el triplete logrado el año pasado.

Ficha del partido

FC Barcelona, 3: Ter Stegen; Dani Alves, Mascherano, Mathieu, Jordi Alba; Busquets, Iniesta (Sergi Roberto, m.72), Rakitic (Arda Turan, m.76); Messi, Luis Suárez y Neymar
Arsenal, 1: Ospina; Bellerín, Koscielny, Gabriel, Monreal; Iwobi (Giroud, min.73), Flamini (Coquelin, min.44), Elneny, Alexis, Özil; y Welbeck (Walcott, min.73).

Goles: 1-0, m.18: Neymar; 1-1, m.50: Elneny; 2-1, m.64: Luis Suárez; 3-1, m.87: Messi
Árbitro: Sergei Karasev (Rusia). Mostró tarjeta amarilla a Flamini (m.32), Gabriel (m.35), Alexis (m.50) y Giroud (m.84), del Arsenal; y a Arda Turan (m.78), del Barcelona
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou ante 76.092 aficionados, según datos facilitados por el equipo azulgrana. Noche lluviosa en Barcelona

0
comentarios

Servicios