Menú

Champions League

Análisis del Bayern de Múnich: dinamita y solidez para la roca rojiblanca

Un auténtico plantillón tiene el equipo de Guardiola, con el que se pueden elaborar dos onces muy fiables. Sin duda un hueso duro para el Atlético.

0
Un auténtico plantillón tiene el equipo de Guardiola, con el que se pueden elaborar dos onces muy fiables. Sin duda un hueso duro para el Atlético.
Lewandowski celebra un gol con Douglas Costa. | EFE

Es el eterno favorito, el equipo que siempre figura en todas las quinielas para ganar la Champions junto a Real Madrid y FC Barcelona. Pero no lo va a tener nada fácil el Bayern de Múnich para eliminar en semifinales a un Atlético de Madrid que se ha mostrado como uno de los equipos más sólidos y fiables esta temporada. Una auténtica roca el conjunto de Diego Pablo Simeone, al que resulta francamente difícil meterle mano y poder hacerle un gol.

Los rojiblancos buscan venganza tras lo ocurrido hace ya 42 años, en aquella final vivida en el Estadio de Heysel en Bruselas. En el primer choque, el 15 de mayo de 1974, los rojiblancos se adelantaron por 1-0 con un gol de Luis Aragonés (m.114), mientras que Schwarzenbeck firmaba el definitivo 1-1 en el último minuto de la prórroga. Dos días después, en el partido de desempate, de nuevo en Heysel, los alemanes pasaron por encima de los colchoneros con un contundente 4-0, para conquistar la primera de las cinco Copas de Europa que hay en sus vitrinas.

Pese a que han pasado ya más de cuatro décadas, esos dos duelos son los únicos que han dirimido Atlético y Bayern en competición oficial. Así que a orillas del Manzanares le tienen muchas ganas al gigante bávaro. Pero también Pep Guardiola quiere ganar la Champions con el Bayern antes de marcharse al Manchester City -donde relevará a Manuel Pellegrini- y ceder el testigo al italiano Carlo Ancelotti.

Asimismo, los rojiblancos le tienen ganas al Bayern por las declaraciones del presidente del Consejo Directivo del club alemán, Karl-Heinz Rummenigge, que hace un mes cargó contra el Atlético al poner en entredicho la "calidad" del cuadro colchonero en su eliminatoria de octavos frente al PSV Eindhoven, que tuvo que resolverse en la tanda de penaltis. "Si uno repasa partidos como el del Atlético contra el PSV o el Wolfsburgo-Gante se ve la diferencia de calidad frente a la Juventus, que ahora está eliminada", dijo entonces el exfutbolista alemán.

Atractivo duelo de pizarras

Polémicas al margen, el líder de la Bundesliga -el Bayern saca siete puntos de ventaja al segundo clasificado, el Borussia Dortmund, cuando restan cinco jornadas para el final- vivirá una eliminatoria que ofrecerá la posibilidad de ver un duelo muy interesante en las pizarras: el fútbol de posesión y ataque de Guardiola -el Bayern es el equipo que más goles marca por encuentro en esta edición: 2,8 por partido, el doble que el Atlético-; frente al orden y la competitividad del Atlético de Simeone -que sólo concede 0,5 goles por duelo, por 0,9 de media de los teutones-.

Lo cierto es que los alemanes llegan a estas semifinales después de haber dejado ciertas dudas en las dos últimas eliminatorias: en octavos tuvo que recurrir a la prórroga en el Allianz Arena para superar al vigente subcampeón de Europa, la Juventus de Turín, y en cuartos llegó a ver cómo su rival, el Benfica, le puso en ciertos momentos en aprietos en el choque de vuelta en Da Luz, después de que el conjunto bávaro se impusiera por un exiguo 1-0 en la ida merced a un tempranero tanto de Arturo Vidal.

Lo cierto es que, más allá de las dudas que puede dejar en su juego, la temporada del Bayern está resultando prácticamente perfecta a nivel de resultados al haber encajado sólo tres derrotas, dos en la Bundesliga -ante el Borussia Mönchengladbach y el Maguncia- y una en la Champions, contra el Arsenal en la fase de grupos.

Su mejor momento este curso en la máxima competición europea fueron los primeros 60 minutos del partido de ida de octavos contra la Juventus (el partido acabó 2-2, pero los alemanes llegaron a ir ganando por 0-2), cuando la Vecchia Signora apenas logró pasar de su campo al verse ahogado por una presión alta cercana a la perfección.

Una plantilla llena de recursos


Desde su llegada a Baviera en verano de 2013, tras haberse pasado un año sabático en Nueva York, Guardiola ha dotado al Bayern de una plantilla con infinidad de recursos, con un poderoso centro del campo, una defensa sólida, unos extremos que son puñales y una delantera demoledora. Sin olvidar a ese muro en la portería que se llama Manuel Neuer, considerado por varios medios especializados como el mejor portero del mundo.

Lo cierto es que con la plantilla del Bayern se pueden confeccionar dos onces de garantías que podrían resultar campeones en cualquier competición. Así, a los habituales titulares, hay que sumar jugadores de la talla de Thiago Alcántara, Mario Götze, Kingsley Coman, Mehdi Benatia o Joshua Kimmich, por citar algunos nombres. Sin olvidar al lesionado Arjen Robben. Pero mejor recordar a lo que, salvo complicaciones de última hora en forma de lesión, va a tener que enfrentarse el Atlético. Cuáles son los puntos fuertes de los jugadores teóricamente titulares del Bayern de Guardiola.


El espectáculo se llama Douglas Costa

Además de la fiabilidad que ofrece Neuer entre los tres palos, el centro de la defensa del conjunto bávaro también gana en solidez con la recuperación del español Javi Martínez y el inminente regreso de Jerome Boateng. El internacional alemán aún no está recuperado de su lesión, pero no se descarta que reaparezca en las semifinales contra el Atlético, con lo que tendría otra vez a disposición a la pareja de centrales ideal. En los laterales, indiscutibles, el capitán Philipp Lahm y el austriaco David Alaba.

El medio centro es para Xabi Alonso y Arturo Vidal. El chileno ha terminado convirtiéndose en el jugador clave en esa zona, tanto en la recuperación del balón -sobre todo en la mitad contraria- como en su aporte ofensivo. A su lado habitualmente está Xabi Alonso y, si no, Thiago Alcántara, un jugador de muchísima calidad en el que Guardiola confía ciegamente.

De los cuatro semifinalistas, el Bayern es el equipo que más apuesta por la posesión del balón -lo que no es extraño teniendo al técnico de Sampedor en el banquillo-, aunque los jugadores suelen interpretar en algunos momentos el libreto del catalán de manera heterodoxa. Y quien posiblemente mejor represente esa heterodoxia es Douglas Costa. Ver jugar al extremo brasileño, al que el Bayern fichó el pasado verano procedente del Shakhtar Donetsk ucraniano por 30 millones de euros, es un auténtico espectáculo. Estamos sin duda ante el mejor fichaje de la Bundesliga en esta temporada 2015/16. Un jugador rapidísimo y desequilibrante capaz de volver loca a cualquier defensa. Un futbolista de sólo 25 años que tiene un enorme futuro por delante.

En la otra banda, la izquierda, aparece con fuerza Franck Ribéry. El francés, que regresó en las últimas semanas después de una larga lesión, está cerca de regresar a su mejor nivel, como demostró este pasado miércoles en el partido de vuelta contra el Benfica.


Arriba, la pareja goleadora formada por Thomas Müller y Robert Lewandowski. El internacional alemán y el polaco siempre llevan peligro ante la portería rival y, además, suelen generar desorden en las defensas rivales con un constante cambio de posiciones. Pese a la gran temporada que viene realizando, Lewandowski está atravesando un bache en las últimas semanas, pues lleva cuatro partidos sin marcar. Pero en su caso eso no siempre es significativo. La última vez que pasó por una sequía salió del banquillo y acabó marcándole cinco goles al Wolfsburgo en tan sólo nueve minutos. Sin duda, una seria amenaza para una defensa, la del Atlético, liderada por Diego Godín y que recuperará al también uruguayo José María Giménez para esta semifinal.


Once tipo: Neuer; Lahm, Javi Martínez, Boateng, Alaba; Xabi Alonso, Arturo Vidal; Douglas Costa, Ribéry; Müller y Lewandowski

0
comentarios

Servicios