Menú

Champions League

El resurgir de Griezmann fortalece en el último suspiro el liderato del Atlético (2-1)

El colegiado acertó dando por legal el gol de la victoria en el 93'. Pase a octavos y tres puntos de ventaja sobre el Bayern.

0

Fue uno de los protagonistas del partido para mal y para bien, a tenor de lo visto con el 2-1 final de Griezmann. El colegiado escocés Craig Thomson desesperó durante todo el encuentro a un Atlético de Madrid que sufrió en sus carnes la dureza de un rival que jugó con sus armas y que sólo cayó con un gol en el descuento del renacido Antoine Griezmann. Fue un tanto polémico porque el juez de línea levantó el banderín para señalar fuera de juego y el colegiado cambió su decisión de forma acertada. Menos mal, viendo su partido.

No fue un encuentro para enmarcar del trencilla, ni mucho menos, pero al menos lo arregló al final siendo más valiente de lo que lo fue en los 90 minutos reglamentarios. El Atlético salvó en un minuto que detesta la fortaleza de su liderato en el grupo D. De un problema con el Bayern a un solo punto se pasó al delirio y al pase a octavos de la mejor manera posible: ganando y manteniendo la ventaja sobre los germanos.

Todos contra todos en campo ruso

Batalla de trincheras en el Vicente Calderón con una primera parte fiel reflejo de lo que es jugar ante un equipo muy limitado en cuyo orden radica su forma de igualar las fuerzas. El Rostov ya demostró en Rusia que atacar no se le da demasiado bien, pero defender sin nada que perder es otra cosa. En el Manzanares, el Atlético instaló su campamento indio en campo contrario y pese a romper la temida igualdad se atascó con el gol del empate un minuto después de romper el 0-0.

Fue un Atlético nuevamente rápido cuando le dejaban y preciso en los momentos en los que había que jugar en una baldosa rodeados de contrarios. El 5-3-2 del Rostov fue contrarrestado por Simeone acumulando jugadores de ataque que inhabilitaran el juego posicional de su rival. Saúl, Koke, Griezmann y Carrasco jugaron siempre entre Gabi y Torres con continuos movimientos para abrir espacios y si los rusos jugaron con cinco atrás, Simeone puso a Vrsaljko y Filipe de extremos para tener seis jugadores con los que buscar el gol.

El trabajo de acoso y derribo rojiblanco fue generando ocasiones con Carrasco probando si su estado de forma se podía ampliar un partido más y con Griezmann buscando romper su mala racha goleadora. Ojalá todas las crisis a nivel mundial fueran como la del francés porque lejos de volverse loco con la portería rival, el ‘7’ se sacó un golazo de bandera para poner el contador a cero en cuanto a partidos sin marcar. Tiro de Carrasco, toque de un defensor y maniobra acrobática de Griezmann para el 1-0 en el 29’. Fin de una sequía que pocos esperaban que continuase.

El Atlético de Madrid había hecho los más difícil abriendo el marcador, pero si en Rusia el Rostov fue inoperante en ataque, no fue así en la capital de España. La defensa del Cholo falló en el peor momento posible y del 1-0 se pasó al 1-1 en un minuto con el tanto de Azmoun. Pocas veces se verá a un jugador sólo en el mano a mano con Oblak. No es un error habitual en el cuadro madrileño, pero los rusos no desaprovecharon el favor y nivelaron la contienda.

Los locales tardaron unos minutos en reordenarse y cuando lo hicieron volvió el asedio. Torres y Filipe tuvieron las más claras aunque el marcador no volvería a moverse en la primera parte. En la segunda tocaba seguir golpeando el muro hasta que este cediese.

Griezmann y el árbitro, decisivos

En la reanudación, el Calderón tuvo que apretar los dientes y casi cuando estaba a punto de relajar la mandíbula llegó el gol de la victoria. También fue una segunda parte que, como la primera, se basó en el frontón del Rostov. No hay nada que reprochar a los rusos ya que más no pueden hacer con sus limitaciones, pero bien es cierto que el Atlético se dejó desesperar por la falta de huecos y por el colegiado.

Los rojiblancos fueron acumulando hombres de ataque a base de cambios y con Godín llegando a jugar de nueve en varias jugadas ofensivas. Todos iban hacia arriba y el Rostov despejaba una y otra vez el peligro mientras veía entrar al terreno de juego de forma escalonada a Gameiro y Correa. Ninguno mejoró en gran medida la verticalidad del Atlético aunque se dejaron la piel en el empeño.

Simeone se desgañitaba en la banda entre indicaciones a sus jugadores y peticiones de cartulina al árbitro cuando empezó a darse cuenta que sólo una genialidad o un golpe de suerte podían darle al Atlético un triunfo que le daba la misma clasificación a octavos que el empate aunque manteniendo tres puntos de ventaja sobre el Bayern. Un matiz tremendo si de la Champions se trata.

Carrasco no tuvo su día, Torres apenas tuvo ocasiones y la segunda, tercera e incluso cuarta línea se topaban continuamente con el muro del Rostov. El Atlético mantuvo la guerra de trincheras hasta el final y esa fe le dio la victoria. Un balón prolongado cayó en los pies de Griezmann que no pensó en si su posición era legal, sólo disparó y marcó. El línea, que no vio el toque de un defensa ruso, levantó el banderín y el colegiado dudó en su decisión hasta que revocó el gol anulado de su ayudante y delante del propio linier dio el tanto y los tres puntos al Atlético. Mal partido de Thomson, sí. Valentía y acierto para salvar el día, también.

El Atlético ya es equipo de octavos de final y sigue mirando al Bayern con una ventaja de un partido a sus espaldas. Los rojiblancos están de dulce, pero deberán sacar más conclusiones del partido ante el Rostov que las esperadas en un principio. Saben sufrir y eso, como mínimo, les sigue colocando como candidatos.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid, 2: Oblak; Vrsaljko, Savic, Godín, Filipe; Koke, Gabi, Saúl (Gameiro, m. 56), Carrasco (Correa, m. 78); Griezmann y Fernando Torres.

Rostov, 1: Dzhanaev; Kalachev (Terentyev, m. 72), Mevlja, César Navas, Granat, Kudryashov; Noboa, Gatskan, Erokhin (Prepelita, m. 45); Poloz y Azmoun (Doumbia, m. 70).

Goles: 1-0, m. 28: Griezmann, de remate acrobático tras un balón picado. 1-1, m. 29: Azmoun culmina un contragolpe rapidísimo. 2-1, m. 93: Griezmann marca dentro del área.

Árbitro: Craig Thomson (Escocia). Amonestó a los locales Godín (m. 42), Koke (m. 46) y Filipe (m. 82) y a los visitantes Kalachev (m. 46), Azmoun (m. 58), Gatskan (m. 67) y Dzhanaev (m. 81).

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo D de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 50.000 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation