Menú

Champions League

Simeone vuelve al Atlético 1.0 y cierra el pase como primeros de grupo (2-0)

Volvió la pareja Gabi-Tiago con Koke en una banda. Gameiro y Griezmann, goleadores. Sin tantos en contra. Lesión de Filipe.

0
Simeone vuelve al Atlético 1.0 y cierra el pase como primeros de grupo (2-0)
Gameiro y Griezmann marcaron los tantos del Atleti | EFE

Aún no se sabe si será algo definitivo o si Simeone jugará al despiste con el Atlético 1.0 y el 2.0. La versión inicial de los rojiblancos regresó en Champions con la pareja Tiago-Gabi al doble pivote sumada a la presencia de Koke en banda y el equipo del Cholo, sufriendo hasta el primer gol, acabó ganando con comodidad al PSV Eindhoven.

El pase a octavos como primeros de grupos ya está cerrado y a falta de mejorar bastante la imagen que ha dado el Atlético en el último mes, los hombres de Simeone tienen en su bagaje positivo algo que por habitual no deja de ser meritorio. Mientras el equilibrio rojiblanco se restablece, toca celebrar en el Calderón que su equipo sigue siendo candidato a todo en Europa y que no ha olvidado lo que les hizo grandes. Por supuesto, no celebrarán la lesión de Filipe y eso que se veía venir a kilómetros.

El efecto derbi duró 45 minutos

En otro contexto, situación o incluso en otra etapa de esta misma temporada, la gris primera parte del Atlético de Madrid podría haber pasado ligeramente desapercibida. El problema es que esa exigencia que pidió Simeone a principio de temporada se está traduciendo en una presión que el equipo no consigue quitarse de sus ya cargadas espaldas.

El Cholo tiró de su vieja guardia para revertir errores pasados y ante el PSV reapareció el doble pivote formado por Gabi y Tiago. Enfrente no se presentó en el Calderón un equipo destinado a aliviar las penas rojiblancas y el cerrojo de Cocu fomentó aún más las dudas del Atlético. Koke estuvo pegado a la banda con Carrasco en la derecha, aunque acabaron cambiando con el paso de los minutos, y la pareja Griezmann-Gameiro se colocó arriba. Tampoco funcionaría inicialmente la armonía local con esta combinación.

Es cierto que el Atlético de Madrid generó varias ocasiones de peligro que pudieron suponer el 1-0, pero la ribera del Manzanares se sintió gélida con el juego de su equipo. La afición vivió la primera parte con la misma sensación de aturdimiento que el equipo y en algún que otro momento se atisbó una duda moral: silbar o dar el beneficio de la duda a aquellos que han dado tanto no hace tanto tiempo.

En la primera parte faltó Griezmann, Koke deambuló desesperado en busca de su sitio, a Carrasco le faltó campo y Gameiro estuvo como el resto del equipo: un segundo por detrás de la necesidad que pedía cada jugada. Mientras tanto, el PSV asustó en un par de ocasiones y con la ‘mosca’ rojiblanca perdida, la tela de araña holandesa fue todo un éxito.

Gameiro, remedio para la depresión

Le faltaba una luz al Atlético de Madrid para salir del túnel en el que se ha sumido en el mes de noviembre. No ganar al PSV no era una tragedia teniendo en cuenta que el empate les daba el pase como primeros, pero el pasado más reciente obligaba a salir del encuentro venciendo y convenciendo aunque fuese sólo con el resultado.

Sin cambios al descanso, Simeone no se volvió loco buscando la fórmula acertada para romper el 0-0 y le salió bien la jugada. A los diez minutos de la reanudación, Gameiro aportó con un tiro cruzado la medicina que todo equipo en proceso depresivo necesita para dejar de lado los pensamientos negativos y marcar el punto de inflexión cuanto antes. El galo anotó el 1-0 y a partir de ahí, el Atlético sólido y eficaz apareció.

El Vicente Calderón notó el calor que les dio el gol de Gameiro y de un plumazo volvieron los cánticos a Simeone y al resto de jugadores. Ya sin presiones en la mochila, los rojiblancos se soltaron y Tiago dio un paso al frente para seguir adelantando líneas y generar el 2-0. Pase del luso y resolución perfecta de Griezmann para subrayar el antes mencionado punto de inflexión.

El resto del partido fue un regreso consolidado al Atlético 1.0 de Simeone. Cero goles en contra, eficacia arriba y riesgos los justos. El inconveniente llegó en forma de lesión y a nadie le sorprendió que el jugador que se echase las manos a la pierna fuese Filipe. El inamovible lateral zurdo será ahora movible por obligación y no por rotación.

Quizá Simeone viendo la victoria y la lesión de su jugador se deje de experimentos o, como mínimo, sólo lo tenga como alternativa y no como mantra. Crédito para demostrarlo se lo ha ganado de sobra y mientras regresa a ese Atlético ganador, el récord histórico de cinco de cinco en Champions ya lo tiene en el bolsillo.

Ficha Técnica:

Atlético de Madrid, 2: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Filipe (Juanfran, m. 75); Carrasco, Tiago (Saúl, m. 75), Gabi, Koke; Gameiro y Griezmann.

PSV Eindhoven, 0: Zoet; Arias, Schwaab, Isimat-Mirin, Héctor Moreno, Willems (De Wijs, m. 46); Zinchenko, Propper (Lundqvist, m. 82), Ramselar, Bergwijn (Narsingh, m. 60); y Pereiro.

Goles: 1-0, m. 55: Gameiro, con un tiro cruzado tras un pase de Griezmann. 2-0, m. 66: Griezmann, a pase de Tiago.

Árbitro: Aleksei Kulbakov (Bielorrusia).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada del grupo D de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 45.000 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation