Menú

Champions League

La conexión Alves-Higuaín destroza al Mónaco (0-2)

Doblete del Pipita, que en 60 minutos marcó los mismos goles que en 24 partidos anteriores en Champions, y dos asistencias del brasileño.

0
Doblete del Pipita, que en 60 minutos marcó los mismos goles que en 24 partidos anteriores en Champions, y dos asistencias del brasileño.
Higuaín (c) celebra con Dani Alves (i) uno de sus dos goles al Mónaco. | Cordon Press

La Juventus de Turín ha dado un paso de gigante para jugar la final de Cardiff al imponerse en el Estadio Luis II al Mónaco (0-2), en el partido de ida de semifinales de la Champions gracias a la conexión letal entre Dani Alves y el argentino Gonzalo Higuaín, el gran protagonista de la noche.

El Pipita sólo había marcado dos goles en 13 partidos en eliminatorias de Champions. Su mal fario se extendía sorprendentemente en el Viejo Continente, pese a que siempre sacase brillo a sus guarismos en el Calcio o en la Liga española. Este miércoles, en el Principado, el argentino mandó a paseo a la estadística para poner a la Vecchia Signora al borde de la final. El delantero de la Albiceleste fue el gran artífice del triunfo de una Juve que ha vuelto a ganar en base a dos cuestiones: la calidad de sus hombres de arriba y la sobriedad defensiva, empezando por su portería. Y es que Gianluigi Buffon, que ha superado los 500 minutos imbatido, vive su enésima juventud en una campaña en la que sólo ha recibido dos goles en toda la Champions. Cifras que impresionan y dan lustre a la veteranía del cancerbero italiano.

Pese al ímpetu local, encauzado en la explosividad del joven Mbappé —metido en todos los líos—, la Juve supo tomarle el pulso al partido y con mucho poso fue apagando la electricidad de los monegascos. Además de Mbappé —pretendido por varios de los grandes clubes europeos, entre ellos el Real Madrid—, Lemar también demostró su calidad en el golpeo del cuero en las acciones a balón parado.

Las ocasiones, sin embargo, no inquietaron a una Juve que apenas tardó media hora en perforar la portería defendida por Subasic. La jugada fue de campanillas. Un robo de Dani Alves, que fue de los mejores, sirvió a Dybala para buscar un apoyo. El argentino se la devolvió de espuela y este conectó con Higuaín, antes de que el ex del Barça cediese de tacón al Pipita, que no falló ajustando al palo largo.

Los de Jardim, que no encontraron más espacios en la medular pese a la ausencia por sanción de Sami Khedira, contestaron con una ocasión clarísima en las botas de Radamel Falcao. El colombiano hizo bueno un servicio de Bernardo Silva, pero se topó con Buffon, que desbarató el mano a mano con el Tigre. Lo intentó también Moutinho con un disparo alto y no se escondió un Mónaco que comenzó a perder la referencia de Mbappé. Allegri, que decidió frenar la sangría del joven jugador de 18 años, acertó dando la batuta a Pjanic —sobresaliente— y la Vecchia Signora pudo marcar el segundo para soñar con la final de Cardiff el próximo 3 de junio.

Nuevamente una triangulación con los mismos protagonistas, Dybala-Alves-Higuaín, terminó con un centro del brasileño al exdelantero del Real Madrid, que contactó el cuero de primeras para marcar el definitivo 0-2. Era el minuto 59 y, a partir de entonces, la Juventus supo contener a un Mónaco que ya apenas volvería a inquietar la portería de Gianluigi Buffon,

Lo intentó de cabeza Germain, ya en el minuto 90, pero el veterano meta transalpino metió una mano salvadora en lo que fue un nuevo día en la oficina para él. De esta forma, el segundo gol de Higuaín cerró un partido que minimiza el sueño del Mónaco y que da licencia al campeón italiano para pensar en una nueva final de Champions, dos años después tras su derrota con el Barça en 2015. Si se cumplen los pronósticos y son la Juventus y el Real Madrid los que logran el billete para Cardiff —los blancos dejaron el martes muy encarrilada su eliminatoria ante el Atlético de Madrid al golear por 3-0 en el Santiago Bernabéu—, se repetiría así la final de 1998 en el Amsterdam Arena, en la que los blancos levantaron su séptima Copa de Europa al ganar por 1-0 gracias a un gol de Pedja Mijatovic en los últimos minutos.


Ficha técnica

AS Mónaco, 0: Subasic; Glik, Jemerson, Sidibé, Dirar; Bakayoko (Moutinho, m.66), Fabinho, Silva (Touré, m.82), Lemar (Germain, m.67); Mbappé y Falcao
Juventus de Turín, 2: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini, Alex Sandro; Pjanic (Lemina, m.89), Marchisio (Rincón, m.81); Dani Alves, Dybala, Mandzukic; e Higuaín (Cuadrado, m.77)

Goles: 0-1, m.29: Higuaín; 0-2, m.59: Higuaín
Árbitro: Mateu Lahoz (España). Mostró tarjeta amarilla a Fabinho (m.37), del Mónaco; y a Bonucci (m.27), Marchisio (m.58) y Chiellini (m.69), de la Juventus
Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Luis II de Mónaco ante unos 18.000 espectadores

0
comentarios