Menú

Champions League

El músculo del Chelsea y Morata someten al Atlético (1-2)

El equipo inglés fue muy superior al cuadro de Simeone, que acabó perdiendo en el último segundo. Griezmann, Morata y Batshuayi anotaron los goles.

0
Álvaro Morata celebra el gol con el banquillo de Conte. | EFE

El Metropolitano ya conoce el amargo sabor de la derrota y tuvo que ser en la competición que tanto desean los seguidores que pueblan sus gradas. La Champions no ha empezado bien para el nuevo estadio rojiblanco y lo peor no fue sólo la derrota sino las sensaciones. Conte le ganó la partida a Simeone y el Chelsea mereció en todo momento la victoria.

Fue un mal partido del Atlético, pero el mérito del Chelsea y el planteamiento de su técnico son dignos de destacar porque es merecido su reconocimiento. Van a por el título. Los ingleses dan miedo con un bloque rocoso hasta la saciedad merced a un centro del campo con Cesc, Kanté y Bakayoko sumados a Morata y Hazard en ataque. El español y el belga se merendaron dos líneas enteras del Atlético en la primera parte y en la segunda, pese a bajar el ritmo, tuvieron siempre la victoria cerca.

Simeone tendrá que darle muchas vueltas al partido ya que su esquema o su elección en los hombres falló. El centro del campo apenas existió y si al Chelsea le cedes la parcela ancha del campo, el campeón inglés te mata a base de segundas jugadas y calidad arriba. Aún queda fase de grupos por delante, pero el Atlético ya no puede fallar más. Los dos partidos ante el Qarabag y la Roma en Madrid obligan al nueve de nueve.

Griezmann contra la pesadilla Hazard-Morata

Primera parte para estudiar lo cambiante y maravilloso que es el fútbol cuando éste te sonríe, por supuesto. Viendo las oportunidades del Chelsea en los 45 minutos iniciales nadie hubiese pensado que un 0-2 al descanso sería un resultado injusto, pero la realidad es que antes de que los dos equipos enfilaran el túnel de vestuarios lo que estuvo más cerca fue el 2-0.

Las dos cosas podían haber pasado perfectamente en el primer envite del duelo entre españoles e ingleses aunque la suerte en esta ocasión se puso del lado rojiblanco. Con Hazard en plan estrella durante 39 de los 45 minutos que duró la primera parte, la defensa del Atlético y el equipo de Simeone en su totalidad se dedicó a lo que mejor saben hacer cuando tienen problemas: sufrir y sobrevivir con coraje. Morata y el centrocampista belga abrieron en dos la medular y la defensa del Cholo y si no hubiese sido por el poste y por Oblak, el Wanda Metropolitano habría tenido que apelar a la primera remontada europea de su corta historia.

Los hombres de Conte dispusieron de las mejores ocasiones y, por muchos instantes, el Atlético estuvo partido en dos. Ni atacaban en bloque ni defendían como el equipo que Simeone ha dado forma a su imagen y semejanza. Ese desorden en las líneas tanto en las transiciones como en los repliegues permitió al Chelsea rodear el área y avanzar metros con una facilidad pasmosa. A falta de buenas sensaciones, el Atlético decidió unirse en torno al búnker de la portería de Oblak y la jugada le salió bien.

Con apenas dos latigazos en forma de diagonales, los locales fueron acercándose al área de Courtois y vieron el cielo abierto cuando en un saque de esquina David Luiz placó a Lucas cometiendo el penalti que daría lugar al 1-0. Griezmann midió sus fuerzas ante Courtois, gigante a 30 metros, titán cuando ves sus guantes a 11. Al francés no le pareció tan grande la figura del exportero colchonero y con tranquilidad puso por delante a su equipo.

Conte no daba crédito y Simeone miraba al cielo para dar gracias al 1-0 del luminoso. No era para menos viendo la capacidad de supervivencia que tiene su equipo. Ojo, eso en fútbol, se llama oficio. Al técnico del Chelsea pudo darle un infarto si justo antes del descanso Saúl hubiese aprovechado un rechace a bocajarro que habría colocado el 2-0 en el marcador.

Morata lidera y el Chelsea remonta

El Chelsea no cambio en la segunda parte y el Atlético, tampoco. ¿Resultado? El Chelsea marcó dos goles y el Atlético perdió. Las carencias del cuadro local, tan evidentes en la primera parte, se mantuvieron en la segunda y ahí los visitantes no concedieron más regalos a sus anfitriones. Muy pronto Morata y compañía cercaron el área de Oblak y las segundas jugadas fueron un coser y cantar para la medular blue.

Todos los balones rechazados hablaban inglés y la piedra del Atlético fue quedando minada a base de picotazos. Simeone vio cómo a Thomas le quedaba grande el partido y, antes de poder reaccionar, Morata puso la cabeza para rematar un centro desde la izquierda y poner el 1-1. A la hora de partido, el Chelsea ya había olvidado el mazazo del penalti y tenía ante sí la posibilidad de rematar a su rival.

Simeone buscó cambiar el color de su equipo y para ello y, poco después de un gol cantado fallado por Cesc, el Cholo quitó a Carrasco y Correa para colocar a Torres y Gaitán en el terreno de juego. El argentino buscaba asociación y más libertad para jugadores como Griezmann. El problema es que Conte tenía la telaraña instalada en el Metropolitano y Courtois no tuvo miedo al 2-1 en ningún momento.

Al Chelsea su superioridad le parecía tan evidente que empezó a recular y cuando lo hizo dio alas al Atlético. Lo intentaron los rojiblancos, pero siempre iba un paso por delante el equipo londinense. Morata perdonó aunque el ex del Real Madrid ya había hecho su trabajo. Él y Hazard dejaron el campo en los últimos minutos y Simeone tiró de Giménez para no acabar cediendo aún más la medular. El partidazo del ‘9’ del Chelsea fue para enmarcar. Simeone aún necesita un delantero así.

De poco le sirvió al Atlético resistir más allá de los 90 minutos. Lejos de ganar acabó perdiendo y lo hizo en la última jugada del partido. Batshuayi culminó una jugada que describió a la perfección el partido: Chelsea, Chelsea y poco Atlético. La Champions se complica, pero aún hay tiempo para solucionar la papeleta. El Qarabag debería pagar los platos rotos.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 1: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe; Saúl, Thomas (Giménez, m.77), Koke; Correa (Gaitán, m.70), Griezmann y Carrasco (Torres, m.69)
Chelsea, 2: Courtois; Azpilicueta, David Luiz, Cahill; Moses, Bakayoko, Cesc (Christensen, m.85), Kante, Marcos Alonso; Hazard (Willian, m.80) y Morata (Batshuayi, m.80)

Goles: 1-0, m.40: Griezmann, de penalti; 1-1, m.60: Morata; 1-2, m.94: Batshuayi
Árbitro: Cuneyt Çakir (Turquía). Amonestó a los locales Thomas (m.46) y Griezmann (m.54), así como al visitante David Luiz (m.39)
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo C de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 66.000 espectadores, con presencia de unos 2.300 aficionados del Chelsea

Lo más popular

0
comentarios

Servicios