Menú

Champions League

El Real Madrid resucita con una manita en Pilsen y Solari gana crédito (0-5)

Exhibición de Benzema, que encarriló el duelo con una gran jugada individual tras 20 primeros minutos de duda. Ramos debió ser expulsado con 0-0.

0
Benzema celebra con Bale y Nacho uno de sus dos goles al Viktoria Pilsen. | EFE

Transcurría el cuarto de hora de partido y el Real Madrid de Solari seguía pareciéndose demasiado al de Lopetegui salvo por una circunstancia que siempre echó de menos Julen, que no está en manos de ningún entrenador y que todos desean cuando las cosas no van bien: la suerte. Con Julen, el despeje de Nacho se hubiera metido en su portería pero con Solari da en el larguero. Con Julen, el árbitro Aytekin hubiera visto el codazo de Sergio Ramos a Havel y lo habría expulsado. Con Solari, la agresión y la tarjeta del color de la sangre que perdía el jugador del Viktoria Pilsen por la nariz, la vio todo el mundo menos los cinco árbitros. La Champions League necesita ya el VAR pero eso, como el empeño de Ramos en pasar a la historia como un jugador sucio, es otra historia.

Y entonces, para disipar cualquier semejanza lógica y real entre el juego de Lopetegui y Solari, apareció Benzema. El delantero no se olvidó de coger el martes el traje de Champions League al salir de casa y brindó otra gran noche europea. Exageramos pero para que se hagan una idea, recuerda algo al mítico tanto de Butragueño al Cádiz. Jugada individual en el que deja sin cintura a tres defensores con un par de amagos.

Al minuto siguiente, con los checos todavía reponiéndose de la obra de arte de Benzema, Casemiro anotó el segundo tanto. Sin saber cómo y sin merecerlo, el Madrid se encontró con un fantástico 0-2. Y a diferencia de lo que sucedió hace 15 días en el Bernabéu, con Lopetegui, con el mismo resultado, los jugadores del Real Madrid no se relajaron y aprovecharon para jugar bien, disfrutar y, al fin y al cabo, recuperar sensaciones que falta les hacía. Por ejemplo, los dos delanteros. Benzema marcó el tercero tras un centro de Nacho y la prolongación de Gareth Bale en un salto prodigioso del galés y el cuarto fue una devolución de favores. Marcó Bale tras una prolongación de Benzema que pocos pueden hacer porque pocos tienen su visión de juego. Es como si tuviera ojos en la espalda. Por el bien del Real Madrid, que no viva de este partido tres meses como ha hecho en las últimas temporadas.

Quizá lo más importante esta vez no sea contar con detalles los goles o las múltiples ocasiones que tuvo el Real Madrid. Quizá lo más importante sea comentar las decisiones de Santiago Solari. Porque esa es la noticia tras lo que pasó ante el Valladolid. Que esta vez sí hubo decisiones. Eligió un portero para la Champions League y la Liga, Courtois. Ha elegido poner a dos laterales que son laterales como Odriozola y Reguilón —enorme partido del canterano—. Ha elegido dar oxígeno a un centro del campo en UVI desde septiembre sentando a Modric. Ha elegido jugar con un fútbol más directo al escoger a Lucas en lugar de Isco o Asensio. Una opción complicada porque suponía cambiar de banda a Bale. Y ha elegido dar minutos poco a poco a Asensio.

En la segunda mitad, Javi Sánchez y Vinicius disfrutaron de más de media hora para crecer como futbolistas. El quinto gol es una maravilla de Toni Kroos con una vaselina al portero tras un pase que se le queda atrás de Vinicius. El alemán también descansó en los minutos finales con la entrada de Isco en otra buena decisión de Solari dosificando a jugadores que lo necesitan pensando en el partido de Vigo de este domingo. De momento van tres exámenes para Solari. Dos aprobados con nota, ante Melilla y Viktoria Pilsen, y uno raspado, ante el Valladolid. Si vence al Celta, y sabiendo las intenciones que tiene Florentino Pérez de querer contratar a su nuevo técnico en junio, Solari continuará. El argentino ha ganado crédito porque esta noche, a diferencia del anterior partido, ha tomado decisiones. Ha cambiado cosas para que cambiaran los resultados.


Ficha técnica

Viktoria Pilsen, 0: Hruska; Reznik, Hejda, Hubník, Limbersky; Prochazka, Hrosovsky; Havel (Petrzela, m.38), Cermak (Horava, m.61), Kopic; y Chory (Reznicek, m.80)
Real Madrid, 5: Courtois; Odriozola, Nacho, Sergio Ramos (Javi Sánchez, m.59), Reguilón; Casemiro, Kroos (Isco, m.72); Lucas Vázquez, Ceballos, Bale; y Benzema (Vinicius, m.62)

Goles: 0-1, m.20: Benzema; 0-2, m.23: Casemiro; 0-3, m.37: Benzema; 0-4, m.39: Bale; 0-5, m.67: Kroos
Árbitro: Deniz Aytekin (Alemania). Amonestó a Nacho (53) por el Real Madrid.
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Doosan Arena, lleno, ante la presencia de 11.483 espectadores.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios