Menú

Champions League

El Ajax toma el Bernabéu y deja al Real Madrid fuera de la Champions (1-4)

Los blancos se quedan sin opciones en todas las competiciones al caer goleados frente al Ajax. Cuarta derrota consecutiva en el Bernabéu.

0
El Ajax toma el Bernabéu y deja al Real Madrid fuera de la Champions (1-4)
Vinicius, lesionado, sale del campo llorando. | EFE

Minuto 66 y muchos aficionados se marchan del Santiago Bernabéu. Algunos no volverán hasta la próxima temporada. Y estamos a 5 de marzo. Quedan tres meses de competición. Ya no queda nada por lo que pelear. Liga, Copa y Champions League. Todo se ha perdido en una semana con cuatro derrotas ante tus ojos, en tu casa. Los que se quedan es para ver uno de los mayores ridículos en los últimos años que se recuerdan en este estadio que ha visto ganar tres Copas de Europa consecutivas. Se quedan porque creen en un milagro que nunca llegará. Porque este equipo es similar pero totalmente distinto al de la pasada temporada. Se quedan quizá por recordar por última vez a estos jugadores que tanta gloría han dado y que muchos, no estarán la próxima temporada. Con la mirada perdida en el horizonte, en los recuerdos del pasado pero con los cánticos de los 4.000 holandeses para recordarles que deben volver al triste presente. Y cuando lo hacen, cuando regresan de Lisboa, Milán, Cardiff y Kiev, y se dan cuenta de cómo han tocado fondo, sólo les queda una cosa: soltar toda su frustración con una pitada, una pañolada y una frase: "Florentino, dimisión". Podemos decirlo ya. El primer año post-Zidane y Cristiano se ha resuelto con la mayor de las caídas imaginables.

"Si nos clasificamos, la gente lo recordará", decían los holandeses en la previa. Parecía que el Ajax tenía que hacer una gesta histórica. Y así lo parecía. Al final no fue para tanto. Les sobraron veinte minutos y pudieron ser 60 porque a la media hora el Ajax había perdonado el 0-3 en varias ocasiones. Y venían con un 1-2 en contra de la ida. El Real Madrid puede caer eliminado. Por supuesto. No va a ganar la Champions todos los años, pero no puede permitirse caer así. Con este resultado y, sobre todo, dando esta imagen ante su público. El resultado es justo o hasta corto. El meneo futbolístico del Ajax sí que ha sido histórico. Con qué personalidad, actitud, orden y asociación se han comido al Real Madrid. Parecía, sin exagerar, el Barcelona de Guardiola que venció 2 a 6 hace unos cuantos años. Lo que pasa es que el Ajax es un grupo de chavales que no tienen a Messi, aunque Tadic, de 30 años, lo parezca. Vaya exhibición del serbio con dos goles.

¿Para qué sirve citar a la afición? Quizá porque hasta en el vestuario se olían algo así. Tres últimos partidos de eliminatoria de Champions en el Bernabéu y el Real Madrid ha recibido un gol en el minuto 2 ante la Juventus, en el tres ante el Bayern y en el siete, ante el Ajax. Eso se llama salir sin concentración. De nada vale el discurso protector de la mala suerte con el poste de Varane a los dos minutos o el de Bale con 0-2. Faltaría más que el Real Madrid no tuviera alguna ocasión. La diferencia es que al Real Madrid de estos últimos años, se le ponía todo en contra y tenía la personalidad o el fútbol, lo que sea, para no caer eliminado y sacar la eliminatoria adelante. Quizá sea eso y también haber perdido a Cristiano Ronaldo.

Todo empezó a venirse abajo con el error de Kroos, el tractor diésel. Quizá la crítica de Schuster es demasiado ofensiva, pero razón no le falta. El partido es impropio de un jugador de su nivel. Como también lo fue el de Casemiro, Bale, Carvajal… de casi todos. La cuestión es que, a los siete minutos, Kroos se durmió en el pase, le robaron la cartera y el primer disparo del Ajax, de Ziyech, acabó en gol. Era el peor escenario posible. El que nadie quería imaginarse. "Como le dé al Ajax por adelantarse…", era lo que más decían estos días los más negativos. Y razón no les faltaba. Se cayó la primera carta y, con ella, todo el castillo.

Los jugadores del Real Madrid se vieron superados por completo por la situación. Y eso que todavía estaban clasificados. ¿Cansancio? Puede ser, pero no es excusa. ¿La mala racha tras perder dos veces ante el Barcelona? Puede ser, pero no es excusa. Hasta el minuto 17 y otra vez Varane a balón parado, el Madrid no volvió a crear una ocasión. Y a la siguiente jugada, la obra maestra de Tadic. Con el centro del campo del Madrid andando para defender, el futbolista serbio hizo el gesto que más se recuerda del añorado Zidane, una ruleta. Un giro de 360 grados para regalarle el gol a Neres. 0-2 y si ya había nervios, imagínense con el Madrid eliminado virtualmente por primera vez en 3 años y medio.

Erik Ten Hag, entrenador del Ajax, afirmó que el Madrid tendría una sangría sin Sergio Ramos. Y así fue. Minuto 21 y el Ajax ya había perdonado el 0-3 en un mano a mano. El Madrid estaba desquiciado. No se recuerdan tantas quejas y reproches entre los futbolistas en mucho tiempo. Desquiciados. Y la grada, lejos de ayudar, ya pedía la dimisión de Florentino Pérez. Courtois salvaba el tercero con una pierna o con una estirada… y por si no fuera poco, dos lesiones en dos minutos. Vinicius se marchó llorando. Lucas igual, pero tapándose la cara con la camiseta. Entraron Asensio y Bale con sendas oportunidades para pasar de ser villanos a héroes y marcar esos goles que demandaba Modric. Marcó Asensio, pero sería insuficiente.

El Real Madrid, como si fuera un tigre amaestrado, intentó sacar las uñas tras la segunda parte pero su dueño, el Ajax, le volvió a recordar quien mandaba. Modric, como hizo Cristiano hace años, levantaba las manos mirando a sus compañeros. Les pedía que se volvieran a enchufar y que no se encerraran en su área. Pero la realidad es que el Madrid no tenía fútbol para más. El 0-3 iba a llegar tarde o temprano y llegó con polémica. ¿Salió la pelota por línea de banda? En el campo no se supo y dudo que haya una toma clara por el tiempo que tardaron en decidir que era gol legal. El tanto de Tadic, por la escuadra, también es digno de ver una y otra vez en repetición.

De nada sirvió que Asensio recortara distancias. El atisbo de milagro duró segundos. Hasta que Schöne marcó en una falta lateral en la que pudo hacer más Courtois. Todos han podido hacer más. Desde Florentino Pérez, con la planificación en verano, pasando por Solari, con la gestión de la plantilla y la toma de decisiones, y terminando por los futbolistas, por esos nueve candidatos al Balón de Oro. ¿Por qué Mariano, único delantero centro, se quedó en la grada? ¿Fue un exceso de confianza que Ramos forzara la tarjeta? ¿Qué estará pensando Sergio Ramos? Ya todo da igual. Lo único positivo para el Real Madrid es que tiene 3 meses para preparar la próxima temporada.


Ficha técnica

Real Madrid, 1: Courtois; Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón; Casemiro (Valverde, m.88), Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Bale, m.29), Vinicius (Marco Asensio, m.35) y Benzema
Ajax de Ámsterdam, 4: Onana; Mazraoui (Veltman, m.80), Blind, De Ligt, Tagliafico; Van de Beek, De Jong, Schöne (De Wit, m.73); Ziyech, Tadic y Neres (Dolberg, m.74)

Goles: 0-1, m.7: Ziyech; 0-2, m.18: Neres; 0-3, m.62: Tadic; 1-3, m.70: Asensio; 1-4, m.72: Schöne
Árbitro: Felix Brych (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Carvajal (m.30), del Real Madrid; y a Mazraoui (m.26), del Ajax. Expulsó a Nacho en el minuto 92
Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 80.000 espectadores, entre ellos unos 4.000 seguidores del Ajax

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation