Menú

Champions League

El Barcelona gana por primera en Old Trafford y se acerca a semifinales de la Champions (0-1)

A la quinta fue la vencida para los azulgranas en el Teatro de los Sueños. El gol de Luke Shaw en propia meta les permite empezar tomando ventaja.

0
A la quinta fue la vencida para los azulgranas en el Teatro de los Sueños. El gol de Luke Shaw en propia meta les permite empezar tomando ventaja.
Lance del Manchester United-Barcelona en el Camp Nou. | Cordon Press

El Barcelona, con lo justo para dar un paso de gigante hacia semifinales de la Champions. No necesitó apretar el acelerador el equipo azulgrana, que por primera vez en su historia ha podido ganar al Manchester United en Old Trafford (0-1) después de dos derrotas y dos empates. Después de caer en cuartos en las tres últimas ediciones de la competición continental (ante el Atlético de Madrid, la Juventus y la Roma), el conjunto de Ernesto Valverde se acerca a la penúltima ronda del torneo. Eso sí, también está avisado después de la remontada que los red devils protagonizaron en octavos frente al París Saint-Germain, clasificándose para cuartos de final después de perder por 0-2 en el Teatro de los Sueños y de ganar por 1-3 en el Parque de los Príncipes, haciendo valer así el valor doble de los goles en campo contrario.

Esta noche en Old Trafford, el Barça logró el triunfo —que vale su peso en oro— gracias a un solitario gol de Luke Shaw en propia meta, al desviar un cabezazo de Luis Suárez en el segundo palo. En primera instancia la UEFA se lo concedió al charrúa, pero luego acabaría rectificando. Pudo caer el segundo, pero el meta español David de Gea lo evitó en más de una ocasión, especialmente en un buen remate de Coutinho llegando desde atrás.

Los red devils llegaron al área rival, tuvieron centros laterales —horribles los que puso Ashley Young desde la derecha— y algún disparo en buena posición, pero nunca inquietaron realmente a un Marc-André Ter Stegen que no tuvo trabajo. El Barça, por contra, estuvo bastante mejor en ataque. No abusó del balón, no encerró demasiado al United, y se conformó con atacar a rachas, pero bastante cargadas de peligro, y esperar bien cómodo a ver cómo el conjunto de Solskajer se las hacía para acercarse con el balón controlado, con la cierta alergia que les provoca. Sin espacios, sin poder correr a la espalda de la defensa blaugrana, De Gea acabaría siendo su mejor jugador.

Luis Suárez no marca a domicilio en la Champions desde hace casi cuatro años, que se dice pronto. Increíble pero cierto. Y su último gol en la competición continental fue hace un año, en el partido de ida de cuartos ante la Roma en el Camp Nou en la temporada 2017/18 (4-1). Desde entonces, ocho partidos contando el de Old Trafford sin ver portería, y con el infortunio de que esta noche, su remate de cabeza a centro de Messi, se lo dio la UEFA a Shaw en propia puerta.

Tras el gol, la única laguna de los azulgranas llegaría en la unión entre los centrales y un desconectado Busquets. El mediocentro internacional, que debió ver la roja, no encontraba salida clara al balón y varios errores suyos daban el único peligro que poseía el United. El plan de Solskjaer, con un 5-3-2, hizo aguas y quedó en evidencia como ya le ocurrió contra el PSG, pero esta vez no había una cadena de errores del rival que lo subsanasen. Atrapados en su propia estrategia, los red devils recularon y se dieron cuenta de que los intrascendentes McTominay y Fred eran incapaces de frenar el ataque visitante.

De Gea, desapercibido hasta entonces, salvó el segundo con una parada propia de un portero de balonmano a un remate de Coutinho y permitió que el United saliese con vida a la segunda parte. Ahí tiró de algo más de orgullo el equipo inglés. Llegaba con cierta sensación de peligro al área rival, pero no consiguió disparar sobre el marco defendido por Ter Stegen. La tuvo de nuevo Luis Suárez, pero un disparo suyo delante de De Gea se marchó al lateral de la red. El United enseñó sus costuras y el Barcelona no quiso o no pudo rasgarlas al tiempo que Gerard Piqué, soberbio en su regreso al Teatro de los Sueños, despejaba todas las intentonas inglesas. La vuelta será el próximo martes 16 de abril en el Camp Nou. Solskjaer buscará otro imposible, pero hay milagros que sólo ocurren una vez en la vida.


Ficha técnica

Manchester United, 0: De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Shaw; Pogba, Dalot (Lingard, m.74), Fred, McTominay; Rashford (Pereira, m.85) y Lukaku (Martial, m.68)
FC Barcelona, 1: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets (Aleña, m.93), Rakitic, Arthur (Roberto, m.66); Messi, Suárez y Coutinho (Vidal, m.65)

Goles: 0-1, m.13: Shaw, en propia meta
Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Amonestó a Shaw (m.20), Lingard (m.74) y Smalling (m.86), del Manchester United; y a Busquets (m.18) y Arturo Vidal (m.71), del Barcelona
Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Old Trafford de Mánchester

0
comentarios

Servicios