Menú

Champions League

El Real Madrid empata in extremis en Alemania para respirar en la Champions (2-2)

Los blancos perdían por 2-0, pero Benzema acortó distancias en el 86' y Casemiro firmó el definitivo 2-2 en el descuento.

0
Los blancos perdían por 2-0, pero Benzema acortó distancias en el 86' y Casemiro firmó el definitivo 2-2 en el descuento.
Casemiro celebra su gol al Borussia Mönchengladbach. | EFE

¡A ver quién es el guapo que se atreve a dar por muerto al Real Madrid! Los blancos perdían por 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach en el minuto 85, pero acabó sumando un punto in extremis que le permite seguir con vida en la Champions aunque no abandone el farolillo rojo del grupo B, con un solo punto, tras el Shakhtar Donetsk (4), su rival de esta noche (2) y el Inter (2). Todo parecía perdido hasta que llegó el gol de Benzema en el 86' y el definitivo 2-2, en el 92', con la firma de un Casemiro que previamente había asistido a Karim en el gol que daba esperanzas a los blancos. Un punto que puede parecer insuficiente, sobre todo teniendo en cuenta la calidad que se le presuponen a unos y otros, pero que puede acabar valiendo su peso en oro en esta Champions tan atípica.

Zidane y los suyos estaban obligados a no fallar después de la inesperada derrota de la semana pasada contra el Shakhtar Donetsk en el estadio Alfredo di Stéfano (2-3). Pero llegaban a Alemania con la moral alta tras ganar el Clásico ante el Barcelona en el Camp Nou (1-3), hace apenas 72 horas.

El Madrid paga caro sus errores

Esta noche en el Borussia Park, el técnico francés recuperaba para la causa a Eden Hazard, que llevaba más de dos meses y medio sin jugar con la camiseta blanca, mientras que la ausencia de Nacho, lesionado en el Clásico, se sumaba a las de Odegaard, Carvajal, Odriozola y Mariano. Zidane apostó por el mismo once que en el Camp Nou, con la excepción de Lucas Vázquez por Nacho.

Y lo cierto es que el Madrid empezó bien en Alemania, jugando una buena primera media hora en Alemania. Se hizo con la posesión del balón y pronto llegó con peligro a la portería de Sommer, con disparos de Kroos y Benzema. Marco Asensio, que poco a poco empieza a ser el de hace tres temporadas, también llevó la voz cantante en el ataque blanco, echándose en no pocas ocasiones el equipo a la espalda. Lucas Vázquez, con mucha presencia en el lateral derecho, fue otra alternativa para el ataque estático de los blancos. El balear y el gallego fueron de lo mejor del Madrid en el primer tiempo, mientras que la otra cara de la moneda la representaban, en la otra banda, Ferland Mendy y Vinicius, éste negado de nuevo en los duelos individuales.

Y cuando parecía que el 0-1 estaba cerca, lo que acabaría llegando fue el 1-0. El Gladbach golpeó sin miramientos. No había inquietado hasta entonces a Courtois, pero en su primera llegada con peligro, primer gol de la noche. Una vez más, un equipo penalizando en exceso los errores defensivos del Madrid. Una pérdida de Kroos provocó la contra del conjunto local: el balón llegó a los pies de Pléa, que inventó un centro magnífico para que Marcus Thuram fusilara a Courtois. El delantero francés fue un dolor de muelas para una defensa que sufrió al espacio.

Asensio tuvo en sus botas el empate poco después, pero Sommer estuvo atento para desviar a córner. El Madrid pagaba muy caro sus errores.

Debut de Hazard esta temporada

El propio Asensio salió decidido a lograr el empate en la segunda parte y estrelló el balón en el larguero al minuto de la reanudación. El guión no era malo, pero cada error fue letal para los blancos, que veían cómo el Borussia Mönchengladbach marcaba en cada llegada. Algo parecido a lo que le ocurrió hace una semana ante el Shakhtar. En el 58', Thuram logró el 2-0 al cazar en el área pequeña un rechace tras un disparo de Pléa que desvió Courtois.

Los blancos estaban pasando las de Caín y, si no llega a ser por Thibaut, hubieran encajado el tercero, en un mano a mano de Pléa que desbarató el cancerbero belga, mientras que Stindl, el capitán de los locales, lo intentó a continuación con un remate cruzado que salió desviado por poco. El Borussia Mönchengladbach, sin alardes, llegaba como quería al área rival. Se presentaba en la portería de Courtois con apenas tres pases, con el fútbol directo que tanto caracteriza a los alemanes. Y el Madrid sufría horrores, para no variar.

Zidane echó la vista atrás, miró a su banquillo y se le ocurrió sacar a Hazard, que se estrenaba en este curso tras su repetida lesión. Junto a él, también entró Luka Modric. De nuevo el croata suplente, como el pasado sábado en el Camp Nou. Y el belga no tardó en conectar con Benzema, su socio predilecto: el francés le habilitó tras un pase con caño incluido y el 7 blanco, que se presentó en el área, probó fortuna con un remate que se estrelló contra el lateral de la red. Poco más pudo aportar en lo que estuvo en el campo.

Otra vez la épica

Fue entonces cuando cambió la suerte del 13 veces campeón de Europa. El Real Madrid le recordó al Gladbach aquella épica de las noches europeas que forjaron su leyenda de remontadas a finales de los 80. Cuando todo parecía perdido, y con Ramos jugando de nueve en los últimos minutos —Varane también adelantó su posición para volcarse en el área rival—, llegaría el gol de la esperanza, el del 2-1. Benzema fusiló a Sommer en el 86' con un remate acrobático, después de que Casemiro se elevara con todo en el segundo palo y le asistiera con la cabeza, cuando parecía que el balón iba a salir por la línea de fondo tras el centro de Fede Valverde, otra vez un pulmón.

En el tiempo de descuento, en el 92', apareció la bota de Modric para llevar el balón hasta el área pequeña. Ramos entregó con la testa y Casemiro remató sin oposición. Un gol, como el del Brujas la pasada temporada, que puede acabar valiendo su peso en oro. Un tanto que puede valer la clasificación para octavos siempre y cuando el Real Madrid sea capaz de enderezar definitivamente su mal comienzo de Champions, su competición fetiche.


Ficha técnica

Borussia Mönchengladbach, 2: Sommer; Lainer, Ginter, Elvedi, Bensebaini; Kramer, Neuhaus; Hoffmann, Stindl (Wolf, m.79); Thuram (Herrmann, m.71) y Plea (Embolo, m.79)
Real Madrid, 2: Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Fede Valverde, Kroos (Modric, m.70); Marco Asensio (Rodrygo, m.84), Vinicius (Hazard, m.70) y Benzema

Goles: 1-0, m.32: Thuram; 2-0, m.58: Thuram; 2-1, m.86: Benzema; 2-2, m.92: Casemiro
Árbitro: Orel Grinfeld (Israel). Amonestó a Stindl (m.55), Bensebaini (m.78) y Neuhaus (m.85) por el Gladbach; y a Casemiro (m.88) por el Real Madrid
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Campeones disputado en el estadio Borussia Park sin la presencia de aficionados en las gradas

0
comentarios

Servicios