Menú

Champions League

El Real Madrid endereza el rumbo en la Champions con una sufrida victoria ante el Inter (3-2)

Los blancos evitan el precipicio con su primera victoria en Champions. El Inter igualó un 2-0 y tuvo ocasiones claras para haber remontado.

0
Los blancos evitan el precipicio con su primera victoria en Champions. El Inter igualó un 2-0 y tuvo ocasiones claras para haber remontado.
Rodrygo (c) celebra junto a Benzema y Casemiro su gol al Inter, el del definitivo 3-2. | EFE

Otra vez sufriendo. Otra vez apelando a la épica. El Real Madrid ha logrado una trabajadísima victoria (3-2) ante el Inter de Milán, que firmó un partido notable en el estadio Alfredo di Stéfano pese a la ausencia de una de sus principales estrellas como es Romelu Lukaku, para enderezar el rumbo en la Liga de Campeones tras sus tropiezos de la primera jornada (derrota por 2-3 frente al Shakhtar Donetsk y empate a dos goles en Alemania ante el Borussia Mönchengladbach). Un triunfo que permite a los de Zinedine Zidane abandonar el farolillo rojo del grupo B, ahora en manos de los italianos, y situarse con cuatro puntos, a uno del líder Gladbach y empatados con el Shakhtar.

No ganar esta noche al Inter de Antonio Conte hubiera sido una tragedia porque habría puesto a los blancos al borde del precipicio. Un rival, el conjunto neroazzurro, que llevó al Madrid al límite. No firmaron los blancos un partido ni mucho menos brillante, pero tiraron de casta para acabar llevándose los tres puntos. Y lo hicieron gracias a la conexión brasileña Vinicius-Rodrygo. El 20 blanco se pegó una fenomenal cabalgada por la izquierda y asistió a su compatriota, Rodrygo Goes, que tiene un idilio especial con la Champions al haber marcado cinco goles en ocho partidos de la máxima competición continental. Dos chavales tirando del carro para salvar los muebles ante un Inter muy fresco físicamente a lo largo de toda la noche.

Los italianos acortaron distancias antes del descanso por medio de Lautaro Martínez, y Perisic, que sacó a relucir las carencias de Lucas Vázquez en más de una ocasión, empató a la vuelta de vestuarios. Con el 2-2 aparecieron los fantasmas en el Di Stéfano y estuvo más cerca el 2-3 que el 3-2. Pero Lautaro mandó un balón al palo y Perisic remató cruzado en exceso, y quien no falló a continuación fue Rodrygo en su definición, mientras que Benzema perdonó la sentencia en dos ocasiones en el tramo final.

No hubo lugar a la sorpresa de inicio porque tanto Zidane como Conte apostaron por los onces esperados: el francés apostó por el tridente Benzema-Hazard-Asensio, con Lucas Vázquez como lateral derecho ante las ausencias de Carvajal, Odriozola y Nacho, mientras que el italiano puso a Perisic como acompañante de Lautaro ante la baja de Lukaku. Un tridente, el del Madrid, donde Hazard y Asensio no estuvieron a buen nivel: lógico en cierta forma en el caso del belga, teniendo en cuenta que acaba de volver tras una larga lesión —pese al golazo que le marcó el sábado al Huesca en este mismo escenario— y no tanto en el del mallorquín, que sigue escondido, sin atreverse a encarar. Por detrás, Kroos y Valverde firmaron un partido notable.

Empezó mejor el Madrid y Asensio lo intentó con un disparo que neutralizó con reflejos Handanovic. Pero rápidamente se quitó el corsé el Inter y no tardó en llegar a la portería de Courtois, especialmente con rápidas llegadas por la derecha del exmadridista Achraf Hakimi. Además, D'Ambrosio contuvo en todo momento a Hazard, no dejándole que se diese la vuelta, lo que también terminó de desconectar en muchos momentos a Benzema.

Pero el Inter se enredaba en errores en su creación, víctima del mal partido de Arturo Vidal y Brozovic, y de la poca participación hasta entonces de Niccolò Barella, su hombre de más talento en esa zona. Pero arriba estaba Lautaro Martínez. El argentino libró un bonito duelo con Sergio Ramos y probó en varias ocasiones a Courtois para mostrar el arsenal que el Inter tiene en ataque.

Los dos equipos presionaban muy arriba cada vez que podían, dificultando la salida de balón del rival, y en una de ellas, a los 25 minutos, Mendy apretó a Achraf. El exmadridista cometió el error de enviar el balón hacia Handanovic y Benzema, atento y rapidísimo, fue a por el balón para regatear al meta esloveno y marcar a puerta vacía.

El Inter neutraliza dos goles de ventaja

El 1-0 no cambió el escenario y tampoco el 2-0, que llegó ocho minutos después cuando Sergio Ramos cabeceó inapelable un saque de esquina para celebrar su gol 100 con la camiseta blanca. Nada mal para tratarse de un defensa. Pero el Madrid no supo manejar su ventaja y enseguida permitió que el Inter se metiera en el partido con el 2-1, sólo dos minutos después del gol del sevillano. Barella dejó muestras de su clase con una asistencia de espuela a Lautaro y el argentino no perdonó en el área pequeña, batiendo a Courtois con un remate inapelable.

Salió mucho mejor el Inter tras el paso por vestuarios, pasando a encerrar a un Madrid al que le costaba salir con la pelota jugada. La pelota era para los nerazzurri y los blancos apenas pasaban de su campo. Sufrían los centrales, Varane y Ramos, y también Mendy, exhausto y con muchos problemas para frenar a Achraf y a Barella. Además, los visitantes se aprovechaban de la velocidad del incansable Lautaro y de Perisic para buscar las cosquillas a la defensa local.

Zidane trató de mejorar el juego de ataque con la entrada del dúo brasileño Vinicius-Rodrygo. Lucas Vázquez tuvo el mejor acercamiento con un punterazo que se fue algo desviado de la portería de Handanovic, pero el premio, merecido, fue para el Inter. Una nueva pérdida en el medio acabó con Lautaro sirviendo a Perisic para que el croata pusiera la igualada, con un remate cruzado y con la zurda, y llevara la zozobra a un Real Madrid al que el empate no le valía para nada.

Lautaro y Perisic rozaron el 2-3 para un equipo muy superior en lo físico. Zidane tiró de Modric, pero fue Valverde y su poderío el que desenredó el entuerto a falta de diez minutos. El uruguayo se deshizo de dos rivales y metió un balón en profundidad a Vinicius, que en su afán por buscar a Benzema, encontró a Rodrygo. El joven brasileño definió a las mil maravillas ante un Handanovic que nada pudo hacer. Con 3-2 en el marcador, Benzema tuvo la sentencia en un par de ocasiones, pero luego no llegó a rematar en boca de gol un centro de Lucas desde la derecha y luego un disparo suyo, ya en el descuento, lo desvió Handanovic. Alivio para el Madrid después de 90 minutos de sufrimiento. Agónico triunfo para enderezar el rumbo tras un comienzo nefasto en esta fase de grupos.


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos (Modric, min.78); Asensio (Rodrygo, min.64), Benzema y Hazard (Vinicius, min.64)
Inter de Milán, 2: Handanovic; D'Ambrosio, De Vrij, Bastoni; Achraf, Vidal (Nainggolan, min.87), Brozovic, Barella (Gagliardini, min.78), Young; Perisic (Alexis, min.78) y Lautaro Martínez

Goles: 1-0, m.25: Benzema; 2-0, m.33: Sergio Ramos; 2-1, m.35: Lautaro Martínez; 2-2, m.68: Perisic; 3-2, m.80: Rodrygo
Árbitro: Clément Turpin (Francia). Mostró tarjeta amarilla a Arturo Vidal (m.44), Brozovic (m.51) y Barella (m.72), del Inter; y a Fede Valverde (m.62), Casemiro (m.85) y Courtois (m.92), del Real Madrid
Incidencias: Partido de la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones 2020/21, grupo B, disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada

0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Podimo
  • Reloj LD